Veritas Online

Información Financiera

Novedades: nueva NIF E-1, Actividades agropecuarias

Novedades: nueva NIF E-1, Actividades agropecuarias
febrero 01
2019

Apartir de 2020 entrará en vigor la nueva NIF E-1, que tiene como objetivo establecer el tratamiento contable de las actividades agrícolas, las cuales abarcan la agricultura, ganadería y silvicultura, entre otras.

El Consejo Mexicano de Normas de Información Financiera (CINIF) promulgó en diciembre pasado la nueva NIF E-1, Actividades Agropecuarias, la cual entra en vigor para los ejercicios que se inicien a partir del 1 de enero de 2020, para que se permita su aplicación anticipada.
Lo que destaca de esta NIF es, dentro de la industria agropecuaria, el reconocimiento contable de los activos biológicos productores de un activo biológico o de agropecuarios que requieren de varios años para estar en capacidad de elaborar; su vida productiva también puede durar varios años. Por ejemplo, las plantas, como los árboles frutales, tienen una vida en que son económicamente productivas después de varios años de sembradas y esta termina años más tarde, cuando su producción mengua, en volumen o en calidad. Un caso similar se presenta en ciertos animales que se crían para ser un activo productivo, como las vacas que producen leche u ovejas que proporcionan lana durante años.

La NIC 41 establece que los animales sean valuados a su costo de transformación”.

Por la práctica de la industria se sabe que las plantas productoras no pueden ser vendidas por separado de la tierra en que están plantadas, y una vez que alcanzan una madurez productiva, no requieren de gastos significativos para su mantenimiento; además, al terminar su vida productiva, su valor residual es generalmente poco relevante y pueden existir costos de retiro. En lo que respecta a los animales, estos pueden llegar a tener un valor razonable, ya que en algunos casos son vendidos al final de su vida productiva como activos discontinuados.

La conclusión del CINIF fue tratar de manera contable a un activo biológico productor (tanto planta como animal) de manera similar a un equipo productivo industrial, por lo que debe atenderse a lo indicado en la NIF C-6, Propiedades, Planta y Equipo, considerando que los activos biológicos productores que son animales tienen un valor residual que puede ser importante. De tal forma, los activos productores deben ser valuados a su costo de adquisición (que podría ser su costo de transformación) y depreciarse durante su vida productiva.

Medir el resultado de una actividad agropecuaria prevé que, de ser posible, se reconozca un ingreso a lo largo del tiempo para todos aquellos activos biológicos que están en crecimiento y serán vendidos en cierto momento, como en el caso de animales para engorda; asimismo, existen activos productores que están destinados a producir ciertos productos agropecuarios como leche o lana, que tienen un proceso de crecimiento de varios años antes de entrar en producción. Por lo tanto, esta NIF establece que dichos activos deben valuarse a su valor razonable en el momento en que existan bases para su determinación.

El principal cambio en relación con el Boletín E-1, Agricultura (que será derogado al entrar en vigor la nueva NIF E-1) está en la base de valuación de los activos biológicos productores, dado que en el Boletín se prevé que en todo caso se valúen a su valor razonable, mientras que en la nueva NIF se señala que deben reconocerse a su costo de adquisición y sólo en caso de animales se permite su valor razonable. El cambio se debe a que el destino de los activos biológicos no es venderlos, sino principalmente mantenerlos para elaborar productos agropecuarios.

La diferencia primordial con lo establecido en la Norma Internacional de Contabilidad (NIC) 41, Agricultura, es que la NIF E-1 establece que los activos biológicos productores abarcan tanto plantas como animales productores, y ambos deben ser valuados a su costo de transformación y sólo a su valor razonable cuando estén disponibles para su venta. La NIC 41 indica que como los animales tienen, por lo general, un valor de mercado, aun cuando sean un activo biológico productor, deben ser valuados a su valor razonable menos su costo de disposición.

La aplicación inicial de la NIF E-1 debe ser retrospectiva; no obstante, si es impráctico, puede utilizarse el último valor razonable determinado para las plantas productoras como primer costo de adquisición para la aplicación inicial de este nuevo documento.

C.P.C. Elsa Beatriz García Bojorges
Investigadora e integrante del Consejo Emisor del CINIF
egarcia@cinif.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Twitter

Katya Elizabeth Arroyo, Administradora General de Servicios al Contribuyente y Fernando Caballero Betanzos, Administrador Central de Promoción a la Formalidad en el @SATMX, sostuvieron una conversación a puerta cerrada con el Presidente del @colegiocpmexico, @UbaldoDiazCPC.

Con la creciente demanda de consumo eléctrico y de combustibles, así como con la caída en la producción energética total, no es sorpresa que la prioridad del nuevo gobierno se enfoque en la construcción de refinerías. Un artículo de Dr. Salvador Rivas Aceves.

Hemos visto que es tendencia el reclamo social y la mayor exigencia que se hace a las empresas para transformar su visión. Estas son las prioridades globales plasmadas en los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, un artículo de Dra. Sylvia Meljem Enríquez de Rivera.

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: