Para entender más a fondo esta Norma de Información Financiera que se publicó en enero de este año e informar adecuadamente de cuándo se debe o no compensar activos y pasivos financieros, se ahonda en sus características.

En la publicación de enero de 2014, hice referencia a las nuevas NIF 2014. Considerando que aquel comentario fue de carácter general, a partir de esta edición trataré de dar una explicación más focalizada sobre cada una de esas NIF, para su mejor entendimiento. Siendo así, toca el turno a la NIF B-12, Compensación de activos financieros y pasivos financieros.

Establecer normas para la compensación de saldos de activos y pasivos, sin duda, es importante. Por ejemplo: ¿Cree usted que sería adecuado que un banco presentara en forma compensada los depósitos en inversiones de uno de sus clientes (pasivo para el banco) con una cuenta por cobrar, que tiene con el mismo cliente por un crédito hipotecario a largo plazo, que le otorgó? En ocasiones, suponemos que tener saldos a favor y en contra con una misma persona o entidad es suficiente para poder compensar; o bien, que al incurrir en pasivos para invertir en ciertos activos se establece una relación entre dichos saldos que permite su compensación. No siempre es así, y no atender a la norma contable podría llevarnos a informar inadecuadamente.

[blockquote style=”1″]La NIF B-12, que entró en vigor en 2014, refiere que cuando existe derecho legal de compensar, pero no la intención de hacerlo no debe compensarse[/blockquote]

La NIF B-12 establece normas relativas a la presentación, y sus consecuentes revelaciones, en un solo importe compensado de los saldos de los activos y pasivos financieros dentro del estado de situación financiera. Se establece entonces, que la entidad debe compensar cuando:

  • Tiene un derecho legal y vigente. Se tiene el derecho de compensar en cualquier circunstancia: en el curso normal de sus operaciones, en casos de incumplimiento de contratos, insolvencia o quiebra; es decir, el derecho no está sujeto a situaciones contingentes.
  • Tiene la intención de liquidar en forma compensada. Es evidente la intención de realizar el activo y el pasivo sobre una base neta; o bien, de realizarlos simultáneamente (mismo tiempo).

Cuando existe derecho legal de compensar, pero no la intención de hacerlo, no debe compensarse. Tampoco procede compensar cuando se trata de:

  • Instrumentos financieros que tienen diferentes contrapartes.
  • Activos financieros dados en colateral no aceptados como pago por el acreedor. Cuando se permite la liquidación neta solo en caso de incumplimiento o de otras circunstancias no esperadas en la operación no debe compensarse, sino hasta que se cumplan las condiciones de compensación.

La NIF B-12 está en libro de las NIF desde la versión 2013, pero entró en vigor en 2014.

Por C.P.C. Elsa Beatriz García Bojorges

Investigadora y Miembro del Consejo Emisor del CINIF

contacto@cinif.org.mx

Publicado por Veritas Online

Veritas Online está dedicada a la publicación de contenidos realizados en la revista Veritas pero con el plus de obtener contenidos escritos, fotográficos y representativos más completos y con menor tiempo de espera. Las ideas, pensamientos y puntos de vista de nuestros colaboradores son responsabilidad de ellos mismos. Sin embargo, los contenidos siempre serán revisados por el Consejo Editorial del Colegio de Contadores Públicos de México, coincidiendo con la misma línea editorial de la revista Veritas. Sólo se publicarán contenidos aprobados por el Consejo Editorial y que cumplan con las características del contenido y las secciones establecidas por el mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: