Veritas Online

Filosofía Digital

Navegación segura en internet y redes sociales. Primera parte.

Navegación segura en internet y redes sociales. Primera parte.
octubre 01
00:55 2014

En la primera parte de este artículo, repasaremos brevemente los conceptos en cuanto a lo que una red social digital es.

Una red social digital puede describirse con frases como “Lo de hoy”, “inevitables”, “lo más buscado igual por chicos que por grandes”, “la locura adolescente”, “el reencuentro”, “el re-descubrimiento”.

Las redes sociales nos permiten conocer “las andanzas” de nuestros seres cercanos, sin tener que invadir su privacidad.

Una red social digital puede definirse como: “Un espacio que ofrece una comunidad ‘virtual’ a personas interesadas en un tema en particular, o que simplemente desean interactuar con miembros de dicha comunidad”. Para efectos prácticos son como “Clubes”; y una vez que te suscribes, puedes acceder a los servicios que ofrece.

Por ejemplo, dentro de una Red Social, cada miembro puede comunicarse con otros miembros, compartir información multimedia (textos, fotos, videos, sonidos), conocer personas nuevas, re-encontrar personas conocidas “desconectadas”, organizar actividades sociales virtuales o presenciales, participar en una “causa común”, y hasta jugar o interactuar en línea (“en vivo”) con o contra otros miembros. Tan importante ha sido el impacto de las redes sociales, que a partir de 2008, se volvieron más populares que el e-Mail.

Los ejemplos más claros y conocidos de Redes sociales con toda seguridad son Twitter y Facebook, tal vez, amigo lector, usted sepa que servicios que usamos en internet, como Youtube, en realidad es una red social. Seguramente algunos de ustedes están pensando en otras redes sociales, como LinkedIn, Google+. No sé si sepa, pero páginas como Blogger, Ask.com, msn, también lo son.

Y ¿sabía usted que cuando usa algunos “apps” en su celular o tablet, en realidad está participando dentro de una red social? En efecto, Instagram, Vine, Flickr, son redes sociales. Así como programas que le dan “servicios” como Skype, Whatsapp, Facetime, Tango, Line, Viber.

Páginas de consulta, foros de discusión, páginas donde se discuten temas particulares, se responden preguntas, se comparten experiencias… incluso páginas donde se realizan compras y los usuarios dejan comentarios o experiencias, todas ellas pueden considerarse redes sociales.

Si usted creía que sólo Facebook y Twitter son redes sociales, pues déjeme decirle que de acuerdo a Wikipedia – que por cierto, en los hechos es una red social –hay cientos de redes registradas en su artículo “List of social networking websites” y contando…

En resumen: Toda página web, o programa de computadora, o app de dispositivo móvil donde usted deba tener un identificador de usuario y contraseña para ingresar, y que dentro de este entorno interactúe de alguna manera con otros usuarios que concurran en línea o de manera diferida al mismo medio, es una red social.

Y dado que para ingresar a dicho entorno, debe usted divulgar algún tipo de información personal, el uso de las redes sociales digitales presupone algún tipo de riesgo.

Igual que en las comunidades interpersonales, a mayor exposición con los demás mayor será el riesgo de sufrir, desde un delito, hasta un desprecio.

Pero hay más factores que agravan los riesgos de usar las redes sociales digitales, empezando con la impersonalización, el que, a diferencia de las relaciones interpersonales, el anonimato encuentra muchos más canales de interacción, el “deseo numérico” y la consecuente apertura de nuestro círculo interno por satisfacer ese deseo numérico.

El competir por tener (de manera “documentada”) más “amigos”, más “likes”, más “seguidores”, abre la puerta para que “conocidos”, extraños y hasta malhechores, se acerquen a las capas más íntimas de nuestra real persona.

Para aderezar este coctel, un par de factores más a considerar: El uso de redes sociales es altamente adictivo, y, aunque muchas de éstas sean banales, frívolas, improductivas y hasta insignificantes, toda nuestra actividad, todo lo que digamos o nos digan, todo lo que publiquemos o nos publiquen, quedará ahí, por siempre, aunque luego uno se arrepienta.

Ya hablé de cantidad, y mencioné el abrumador y creciente número de redes sociales disponibles, pero en el terreno de la calidad, y como todo club o establecimiento, una red social puede ser “de primera”, “de segunda”… o hasta de “quinta”.

No todo lo que hay en la Internet es apto para toda persona, especialmente para los grupos más vulnerables, como los niños, y jóvenes menores de edad. En la red de redes es casi imposible determinar la “clasificación” de un portal en cuanto a sus contenidos, mecanismos de seguridad y valor en general. No todo lo que se nos ofrece, aunque parezca “súper cool” y esté de “de súper moda”, es apetecible y apropiado para todos.

Cuando imparto una charla sobre navegación segura, me gusta comparar las redes sociales con tiendas de ropa, con restaurantes, o con centros de diversión; No es lo mismo comer en el restaurante de la punta del edificio más alto de la ciudad, que comer en la cadena de comida rápida, que comer en los puestos “afuera del metro”.

No es lo mismo comprar ropa en una tienda exclusiva, que en una tienda departamental, que en un “tianguis”; no es lo mismo divertirse en un club privado, que acudir a una cantina o entrar a una pulquería.

No se me mal interprete, yo no estoy diciendo que unas son buenas y otras malas, simplemente digo que no son lo mismo; la experiencia personal tampoco será la misma y la exposición al riesgo tampoco será la misma.

Así ocurre con las redes sociales. No todas las redes son apropiadas para los niños o adolescentes, o personas con algún tipo de sensibilidad, gusto o creencia, aunque todo mundo hable de ellas. Nadie se llame sorprendido de sufrir delito, o desprecio, por ingresar a entornos digitales “inapropiados”.

En la siguiente entrega, hablaremos de las amenazas que existen en estos entornos y algunas medidas preventivas para navegar con seguridad.

 

Eduardo Nader Kuri

Ingeniero en Cibernética y Licenciado en Filosofía

Director General de Servicio Total en Computación, S.A. y C.V.

lalo@stotal.com

Related Articles

4 Comments

  1. Vania Gebara
    Vania Gebara octubre 14, 08:13

    Excelente texto!!! Eduardo Nader fue a dar una plática al Colegio Oxford que le sirvió mucho a los papás y alumnas para comprender más el mundo cibernético y prevenir el bullying en las múltiples redes sociales. Se los recomiendo mucho. Felicidades!!!

    Reply to this comment
  2. Olga Nader
    Olga Nader octubre 14, 08:16

    Es muuuuy importante ser selectivo con las redes sociales, así como se comenta en el artículo, por que son adictivas. Es elegir el mal menor?……Muy interesante lo q sé publicó

    Reply to this comment
  3. Julio Castillo
    Julio Castillo octubre 14, 11:14

    Muy educativo y claro el escrito, sólo una pregunta: aquí estoy proporcionando mi información ¿esto es una red social también?

    Reply to this comment
  4. Alan dn
    Alan dn octubre 14, 11:26

    Excelente comparación y descripción de las redes sociales y navegación en internet. Este es un tema que no se debe dejar a la ligera.

    Es tan importante como cerrar las puertas y ventanas de su propia casa antes de ir a dormir, la diferencia existe en que internet es 24 hrs disponible, recuperable y hackeable.

    Por lo mismo hacer caso omiso seria como perder las llaves de su casa con un llavero que incluya la dirección y si contenido, estando usted de viaje.

    Estaré dandole seguimiento a próximas publicaciones.

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: