Veritas Online

Auditoría

Muestreo: Una técnica confiable

Muestreo: Una técnica confiable
abril 29
2014

El proceso de hacer una auditoría cada vez se vuelve más complejo y requiere procedimientos fiables que permitan obtener y evaluar evidencias para llegar a conclusiones razonables. El muestreo puede ser muy útil en este caso.

Para la mayoría de las personas es comprensible el término muestreo, pero para los Contadores se vuelve un término vital para realizar encargos de auditoría. Las Normas Internacionales de Auditoría relativas a la ejecución del trabajo establecen la obligación del auditor de obtener, mediante sus procedimientos de auditoría, evidencias comprobatorias suficientes y adecuadas, además de los elementos necesarios para alcanzar conclusiones razonables para sustentar su opinión.

Los auditores no estamos obligados a examinar todas y cada una de las transacciones de las partidas que forman los saldos finales, pues mediante la aplicación de procedimientos de auditoría a una muestra representativa de estas transacciones o partidas se puede obtener la evidencia que se requiera. Esto consiste en seguir un procedimiento de cumplimiento sustantivo a menos de la totalidad en las partidas que forman el saldo de una cuenta o clase de transacción (muestra), que nos permite como auditores obtener y evaluar evidencias de alguna característica del saldo o la transacción, y que nos proporciona una visión o panorama con la que podemos llegar a una conclusión en relación con las características de ese universo.

UNA TÉCNICA ÚTIL

El muestreo es una técnica matemática en la que se revisa un subconjunto de un universo, y tiene como principal propiedad que es representativo del total, o sea del conjunto universo considerado. El muestreo es sencillamente el procedimiento que se emplea al extraer una pequeña parte de una población dentro de un universo, a esta se le llama espacio muestral.

En la estadística se usa la palabra población para referirse no sólo a personas, sino a todos los elementos que han sido escogidos para su estudio, y el término muestra se usa para describir una porción escogida de la población.

La muestra debe lograr una representación adecuada del universo, en la que se reproduzcan de la mejor manera los rasgos esenciales del mismo y que son importantes para el trabajo. Para que una muestra sea representativa, y por lo tanto útil, debe reflejar las similitudes y diferencias encontradas en el universo, es decir ejemplificar las características de este.

Es importante resaltar que el primer procedimiento al realizar un encargo de auditoría es iniciar las investigaciones de manera que arrojen conclusiones de determinados estudios, como puede ser el estadístico a través de una muestra probabilística.

El muestreo de auditoría permite al auditor obtener y evaluar la evidencia de auditoría sobre una determinada característica de los elementos seleccionados con el fin de alcanzar, o contribuir a alcanzar, una conclusión con respecto a la población de la que se ha extraído la muestra. Además, puede aplicarse utilizando enfoques de muestreo estadístico o no estadístico.

Al diseñar una muestra de auditoría, los auditores tomamos en consideración el objetivo específico que se ha de lograr y la combinación de procedimientos de auditoría que tienen mayor posibilidad de alcanzar dicho objetivo. La consideración de la naturaleza de la evidencia de auditoría que se busca y de las condiciones de posibles desviaciones o incorrecciones, o de otras características relativas a dicha evidencia de auditoría facilitará que se defina lo que constituye una desviación o incorrección y a su vez qué tipo de población se debe utilizar para el muestreo. En cumplimiento al requerimiento de la Norma Internacional de Auditoría (NIA) 500 (Evidencia de auditoría), cuando se realiza muestreo de auditoría, los auditores debemos aplicar procedimientos para obtener evidencia de que la muestra se extrae de la población.

En este contexto, se debe tener siempre presente que la evidencia de auditoría es la información utilizada por los auditores para alcanzar conclusiones, que la adecuación de la evidencia es la medida cualitativa, es decir su relevancia y fiabilidad para respaldar las conclusiones en las que basamos nuestra opinión y que la suficiencia de la evidencia es la medida cuantitativa de la misma, así como su calidad, necesaria para valorar el riesgo de incorrección material.

La muestra debe lograr una representación adecuada del universo, en la que se reproduzcan de la mejor manera los rasgos esenciales del mismo, y que son importantes para el trabajo

Por ello nosotros como auditores debemos considerar la relevancia y fiabilidad de la información que se utilizará al diseñar nuestra muestra, así como el objetivo del procedimiento de auditoría a aplicarse. No se debe perder de vista que es poco probable que en un encargo de auditoría se revise 100% de una población, por ende los auditores debemos determinar un tamaño de muestra suficiente para reducir el riesgo de muestreo a un nivel aceptablemente bajo; dicho riesgo consiste en que nuestra conclusión como auditores esté basada en una muestra que pueda diferir de la que se obtendría de aplicar el mismo procedimiento de auditoría a toda la población.

Cabe establecer que en este punto es donde los auditores establecemos un importe por concepto de “incorrección tolerable”, esto con el objetivo de obtener un grado adecuado de seguridad en nuestro trabajo.

Si como auditores nos vimos imposibilitados a aplicar los procedimientos de auditoría diseñados, o procedimientos alternativos adecuados, a un elemento seleccionado, se le dará el tratamiento a dicho elemento de “desviación” con respecto al control establecido (esto en caso de pruebas de control), o como una “incorrección”, en caso de pruebas de detalle.

Este tema merece un profundo análisis de los estudiosos de la auditoría, por ello la normatividad le dedica exprofeso la norma 530, con el firme propósito de fincar los fundamentos, metodología, procedimientos y posible problemática a enfrentarse en el establecimiento de una base razonable a partir de la cual alcanzaremos bases sobre las que emitiremos nuestra opinión.

Las autoridades hoy en día están solicitando en las revisiones de encargos de auditoría el sistema de muestreo elegido, método seguido, importes individuales que integraron la(s) muestra(s), fórmulas, cálculos y resultados obtenidos de dicho proceso, por ello resulta indispensable conocer plenamente el concepto de muestreo y su correcta aplicación.

En conclusión, el muestreo en la auditoría es la técnica o el proceso de selección de una muestra entre un grupo más grande de partidas (llamado población, campo o universo), y que utiliza las características de la muestra para llegar a deducciones acerca de las características del campo completo de partidas.

Por C.P.C. Sergio Luis Moreno Moreno

Presidente de la Comisión de Auditoría del Colegio y

Socio de Auditoría de Moreno Contadores Consultoría Profesional, S.C.

lcsergiom2@prodigy.net.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: