Veritas Online

Entrevista

Mtro. Juan Pablo Castañón, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial. Visión empresarial

Mtro. Juan Pablo Castañón, Presidente del Consejo Coordinador Empresarial. Visión empresarial
enero 01
08:00 2018

El Presidente del CCE, en entrevista, habla sobre las prioridades en la agenda del sector empresarial: la promoción de un México abierto, libre y democrático. A la par, abunda en los esfuerzos para el combate a la corrupción y los avances y expectativas del TLCAN.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) es un órgano de interacción entre empresarios mexicanos que trabajan para impulsar el libre mercado, la democracia y la equidad de oportunidades hacia la población. Este órgano se creó en 1976 para dar respuesta al sector productivo nacional ante la creciente intervención del gobierno en la economía y la aplicación de medidas populistas. Dentro de los objetivos del Consejo se encuentran coordinar políticas, acciones de los organismos empresariales e identificar posiciones estratégicas con base en soluciones que coadyuven al diseño de políticas públicas y con ello elevar el crecimiento económico y el nivel de competitividad.

El Presidente del CCE, Mtro. Juan Pablo Castañón Castañón, habló para la revista Veritas sobre cómo el Consejo funciona con sus agremiados, representa los intereses de todo tipo de empresas; además de la función y el papel que ha tenido en el Código de Mejores Prácticas Corporativas (CMPC) y el Código de Integridad y Ética Empresarial (CIEE) para apoyar al Sistema Nacional Anticorrupción (SNA). Así de cómo es que el Consejo visualiza la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y su participación en las negociaciones con los empresarios, y de cómo vislumbra en el próximo año la situación económica del país, la competitividad y sus principales retos.

CCE Y LA LABOR CON SUS AGREMIADOS

Dentro de las funciones que realiza el CCE, el Mtro. en Administración de Empresas resalta qué es consolidar una agenda horizontal en el sector empresarial con el fin de compartir temas en común de negociaciones internacionales de comercio, coordinarlos y generar propuestas, así como interactuar con los actores políticos en torno a temas de política pública.

Dice que esas acciones forman parte de la visión del Consejo para los próximos diez años, por lo que se contempla una serie de encuentros con empresarios de todos los países y de diversas ramas para generar propuestas en el sector privado. Explica que estas van dirigidas desde el sentido del Estado de derecho, “que es un reto importante para fortalecer instituciones, garantizar la convivencia pacífica, respetar los derechos de propiedad pública, social y privada, y generar un ambiente, en el cual nos podamos desarrollar como mexicanos”. Y subraya que dentro de la agenda horizontal del sector empresarial se trabaja en conjunto con los 12 socios del CCE.

EMPRENDIMIENTO, EL MOTOR

“El motor de la economía es la creatividad y el emprendimiento de los propios mexicanos y de las empresas”, aclara el especialista, luego de explicar que esos elementos fomentarán a las Pequeñas y Medianas Empresas (Pymes) y a las cadenas de valor de las organizaciones, necesarias en el contexto internacional en nuestro país.

Asimismo, el titular del CCE comenta que para fomentar a la economía mexicana es indispensable innovar, hacer una gran cruzada incorporando la tecnología a los procesos, sobre todo en las Pymes, y agregar variables macroeconómicas estables de instituciones importantes como el Banco de México (BM), el Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF); aunado a ello, el avance en materia energética por medio de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

El Presidente del CCE comenta que para fomentar la economía mexicana es indispensable innovar e incorporar la tecnología a los procesos de las Pymes”.

Así, afirma que resultará un proyecto de nación, que dará estabilidad en las variables macroeconómicas y propiciará el desarrollo a la creatividad de las personas, de las empresas y en la política pública. “Por eso nos interesa el tema de innovación y regular a menor cantidad los trámites para que a las microempresas y Pymes les resulte atractivo, tengan elementos para crecer y se les permita formalizarse”.

CCE POR UN MÉXICO LIBRE Y DEMOCRÁTICO

Sobre qué otros aspectos faltarían en la agenda del Consejo y qué propone al sector empresarial, Juan Pablo Castañón comenta al respecto: “Se requiere de un plan de un México de la libertad, el México de la responsabilidad, donde se pide que el gobierno maneje de forma eficiente el gasto público y que los impuestos que pagan los mexicanos se canalicen para fomentar a la creatividad y emprendimiento”. Asimismo comentó que derivado de los impuestos, las instituciones y el Estado deben brindar los servicios básicos en el sector salud, educación, pensiones, movilidad social, mismas que deben ser dignas para generar oportunidades a las personas. “Esa es la agenda del sector empresarial, lo que estamos promoviendo a lo largo y ancho del país. Todos juntos vamos en esta visión, de un México abierto, libre, democrático en las leyes y del cumplimento de la misma, combatir a la corrupción y a la impunidad”, señala el especialista.

COMBATE A LA CORRUPCIÓN

La corrupción es un mal que lesiona gravemente los valores de respeto, transparencia, veracidad, integridad y honestidad, que rompe las reglas de convivencia pacífica y respetuosa, al mismo tiempo causa pérdidas económicas de dimensiones incalculables.

Al hablar del combate a la corrupción, señala que no solo se necesita poner en marcha el SNA, sino también se requiere de acuerdos políticos y fomentar en las empresas una cultura de cumplimiento. Para ello, destaca que se busca la asesoría en los colegios de abogados para trabajar en conjunto en el CIEE, el cual se ha actualizado y lanzado. En ese sentido, platica que el Consejo firmó un convenio con los abogados, quienes crearon su propio código y comparten con demás colegios para fomentar una cultura de cumplimiento en la pequeña empresa.

Ejemplificó que el CIEE versión 2.0 del CCE habla de la importancia que tiene el que una empresa se certifique, capacite y cuente con un reglamento de anticorrupción y transparencia. Una vez que se cumpla con lo descrito, acota que los códigos se complementarán con otros, como integridad pública y privada para facilitar el contacto entre empresas e impulsar mejores prácticas anticorrupción y así mejorar los estándares de transparencia y honestidad empresarial.

Estadísticamente los indicadores apuntan a que el nivel de corrupción oscila entre 1 y 9% en todo el Producto Interno Bruto (PIB), “eso significará que si abatimos esos porcentajes a través del cumplimiento, contribuiremos a la competitividad y productividad de nuestro país, esa es la intención de este nuevo código”. Con base en lo anterior, afirma que las empresas se certificarán al momento que se les practiquen auditorías en los dictámenes contables, fiscales y financieros. Trabajo que efectúa el Consejo con la asesoría del Colegio de Contadores y es a través de la certificación de los contadores que las instituciones se logran validar bajo la norma de calidad ISO-9000.

El Mtro. Juan Pablo Castañón comenta que en el acuerdo con el sector empresarial, que se estableció con los contadores, brinda su apoyo para fomentar la cultura de cumplimiento en relación con la nueva Ley Federal de Responsabilidad Administrativa, donde se obliga a todas las empresas a tener un reglamento. Añade que en el nuevo código 2.0 también se hizo un apartado en el cual se debe observar a la empresa para ver si continúa con el cumplimiento del código de integridad y la práctica empresarial.

EL PAPEL DE LOS EMPRESARIOS Y EL TLCAN

Al interrogarle acerca del papel de los empresarios y las expectativas del TLCAN, el Mtro. Juan Pablo Castañón contesta que se integró un consejo consultivo para profundizar en el estudio de las negociaciones estratégicas donde participan más de 200 expertos representantes de todas las organizaciones (citadas con anterioridad), las cuales analizan cada uno de los 300 sectores de la economía mexicana.

En los análisis informó que los expertos dialogan con el equipo negociador mexicano sobre diversos temas que impactan favorablemente en la economía mexicana como es la atracción y fomento de inversiones y la generación de los empleos. “Para retroalimentar a nuestro equipo negociador acerca de las oportunidades y amenazas que se pueden presentar hemos integrado un Cuarto de inteligencia que ayude a identificar las inversiones mexicanas en los países de Estados Unidos de América (EUA) y Canadá”.

El Mtro. Castañón resalta que el CCE trabaja con abogados para crear un código que combata la corrupción y fomente una cultura de cumplimiento en las Pymes”.

También destaca que con el consejo consultivo se pretende identificar a los actores y a las empresas que exportan o importan a nuestro país, o bien, se asocian de tal forma que se puedan reconocer a las empresas, sus representantes, sus actores políticos y tener un diálogo como socios comerciales con ellos.

Por último, comenta que se integró un Cuarto de comunicación entre el CCE, y sus demás organizaciones, con la opinión pública y medios de comunicación para dar a conocer todo lo concerniente a los sectores y avances empresariales. En cuanto a las expectativas del TLCAN, responde que espera que México prevalezca para profundizar en los términos de comercio electrónico, energía y en los temas del Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por sus siglas en inglés).

Bajo ese contexto remarca que se ha tenido contacto con Canadá y EUA para modernizar el Tratado y en el entorno de las negociaciones se vayan cerrando los capítulos. Con ambos países se vislumbran oportunidades en el ámbito laboral, propiedad intelectual, servicios financieros, protección a las inversiones, “temas que hemos venido tratando desde las discusiones del TPP”, dice.

Juan Pablo Castañón cita que durante las rondas con el TPP se ha buscado la manera de actualizar la relación comercial de México con otros países. En cuanto a la satisfacción del socio comercial para combatir y compensar su déficit se han hecho algunos ajustes en la industria textil, agroalimentaria —en particular de los productos hortícolas y frutícolas— y en la industria automotriz. “A nuestro juicio podemos alcanzar mayor comercio, sobre todo en transferencia tecnológica, en materia energética y comercio electrónico. Y por tanto, podamos tener más inversiones, más empleos, principalmente en las zonas donde los necesitamos”.

Al mencionar la situación de pérdida de los empleos, sobre todo en el sector automotriz, señaló que en la región sureste de México existen proyectos en Zonas Económicas Especiales (ZEE), donde se tienen instrumentos como el TLCAN, además de contar con infraestructura educativa, de conectividad física, portuaria y carretera. “A nosotros nos urge el desarrollo para el sur-sureste como a EUA y Canadá les urge el desarrollo para los estados que han perdido empleo. Nosotros creemos que podemos compartir objetivos e instrumentos e insistiremos en que sí queremos el libre comercio… evidentemente no a cualquier costo, más bien orientado hacia las oportunidades que tenemos entre los tres países”, concluye Juan Pablo Castañón.

 

Dra. Sylvia Meljem Enríquez de Rivera

Directora del Departamento Académico de Contabilidad
y del Centro de Vinculación e investigación Contable (CEVIC) en el ITAM
veritas@colegiocpmexico.org.mx

 

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: