Veritas Online

Imagen y Productividad

Momento de mostrar y dejar de demostrar

Momento de mostrar y dejar de demostrar
mayo 01
2020

Siempre se vende y proyecta algo; como líder, se debe entender que el equipo de trabajo necesitará inspirarse a través de nosotros.

No podemos no comunicar”.

Paul Watzlawick

Considerado uno de los maestros de la psicología contemporánea, se caracterizaba por cambiar las falsas creencias. Este principio aplicado a la imagen personal es fundamental, porque quiere decir que todo comunica: la manera en la que miramos, cómo nos vestimos e incluso la manera en que nos movemos. El análisis de estos elementos lo puedes aplicar cuando entras a un trabajo y notar: ¿Cómo anda la gente? ¿Caminan despacio? ¿Andan de prisa? ¿Los colaboradores se sonríen? ¿Cuál es su imagen? ¿Qué proyectan?

En la imagen profesional es fundamental entender que siempre nos estamos vendiendo y proyectando algo; nos convertimos en un estímulo visual para el receptor, así que, si tu equipo de trabajo te observa, sería bueno que te conviertas en un inspirador del bien.

Lo mejor es mostrarte como la mejor opción y dejar a un lado el querer demostrar. Toda demostración requiere un ejercicio de palabra y argumentación, hay que demostrar una tesis doctoral y la inocencia en un juicio, con un principio o un argumento; la demostración es fundamental para el avance de la ciencia, pero en las relaciones humanas es más importante mostrar que se es un líder sólido y congruente, que no traiciona a su audiencia, que cumple con los objetivos, que no miente, y son nuestras acciones las que determinan el mensaje. Hoy necesitamos darle valor a nuestra imagen personal conocer al lugar en el que estamos y vestirse adecuadamente para otorgarle respeto con el simple lenguaje no verbal.

Se entiende la figura de un líder como aquella persona que es un conector e impulsor del talento, al entenderlo como las virtudes en acción, sin olvidar las frases populares “como te ven, te tratan”, “de la vista nace el amor” y “no existe una segunda oportunidad para crear una primera buena impresión”. Todo esto en el sentido de expresar lo mejor que tenemos sin una palabra. La imagen personal suma para lograr tus objetivos, hoy no es suficiente con tener una licenciatura o grandes títulos académicos.

El mismo Mark Zuckerberg, creador de Facebook, el día que se presentó ante las autoridades de Estados Unidos de América (EUA) pidió una asesoría de imagen para saber cómo estaría bien ir vestido, cuidando su esencia y, muy importante, su lenguaje verbal. Y entre otros ejemplos está Barack Obama, expresidente de EUA, como caso de éxito en marketing político.

Conclusiones

Impulsa tu imagen para que te ayude a sobresalir; utiliza todas las herramientas no verbales para que te consideren la mejor opción, así mostrarás mayor seguridad y alta autoestima. No hay que subestimar la imagen si eres titular en un grupo de colaboradores, recuerda que todo se permea y ellos absorberán todo de ti, así como la empresa tiene la obligación de cuidar su imagen para que impacte a sus colaboradores tomando sus valores como punto de partida.

Por último, pero no menos importante, debes saber que la reputación es el patrimonio de nuestra imagen; lleva más tiempo reconstruir una imagen que crearla por primera vez. Nadie es infalible, hasta las personas públicas han cometido errores y vaya que les ha impactado en su imagen, aquí lo que importa es ser congruente con lo que se dice, hace y piensa.

Araceli R. de Motta
Coach en imagen personal y ejecutiva
aryimagen.net

Related Articles

Búsqueda