Veritas Online

Salud Fiscal

Mirada a la transformación en el área fiscal

Mirada a la transformación en el área fiscal
octubre 01
2020

Se espera que estas funciones se mantengan al día con las demás áreas del negocio en la aplicación de soluciones tecnológicas. ¿Por dónde empezar?

Antes de implementar cualquier automatización tecnológica, grande o pequeña, es fundamental comprender el entorno del negocio, los procesos y los problemas actuales que la tecnología puede solucionar. Deben ser examinados y refinados para que su inversión en ella produzca el resultado óptimo que se necesita. Una metodología Lean Six Sigma ayudará a simplificar el proceso fiscal, antes de que se le aplique una solución de tecnología.

Originada en la década de 1920, en la industria automotriz estadounidense, esta metodología intenta principalmente mejorar los procesos a través de la depuración de elementos (optimización de los recursos, el capital humano, el esfuerzo y la energía de la organización), lo que resulta en procedimientos de mayor valor y eficiencia, basados en dos principios rectores: la mejora continua, así como el respeto por las personas. En un entorno de fabricación de productos, el cliente final define el valor: ¿está dispuesto a pagar por el producto de un proceso mejorado? En un contexto de servicios, el valor lo define quien está dispuesto a pagar por el resultado de un proceso optimizado y diferenciado.

¿Aplicar la metodología a los impuestos?

La tendencia es que la tecnología crece a la par de la globalización, lo cual ha empujado la automatización de procesos que antes no eran posibles. A su vez, las empresas entraron en una carrera de reducción de costos y gastos mediante el uso de la tecnología, como la automatización de cálculos, inteligencia artificial, creación de bots para tareas repetitivas y herramientas de firma digital. Por ende, la capacidad de respuesta y de adaptación son críticas para enfrentar la complejidad y responder al cambio en el entorno fiscal actual.

Así, la metodología Lean Six Sigma puede optimizar un proceso mediante la inclusión de elementos de valor agregado (revisiones de calidad y administrativas). Eliminar la ineficiencia de un proceso prepara el escenario para una automatización fiscal exitosa, lo que permitirá entregar de manera oportuna mejores datos para la planeación, el total cumplimiento y la generación de informes operativos y fiscales.

Por medio de los cinco pilares para la automatización exitosa, que ayudan con la depuración y manejo de la información para simplificar procesos, se obtendrán resultados útiles y expeditos para tomar decisiones, considerando los nuevos retos de la función fiscal en la era digital.

Por lo anterior, es recomendable adoptar un enfoque de automatización de procesos que conlleve a una transformación fiscal de la compañía alineada a la estrategia del negocio, toda vez que en la actualidad debido a los requisitos de las autoridades fiscales en México y a las nuevas legislaciones, basadas en una alta estandarización, estos procesos son cada vez más complejos, con mayores volúmenes de información y con necesidad de disponibilidad en tiempo real, homogeneizados considerando el tipo de industria, y con un margen de tiempo cada día más reducido.

L.C.C. Gabriel Reyes Rodríguez
Socio de Tax Reporting & Strategy en PwC
gabriel.reyes@pwc.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: