Veritas Online

Recientes

MIPYMES: En busca de la rentabilidad económica

MIPYMES: En busca de la rentabilidad económica
noviembre 01
00:57 2014

Las micro, pequeñas y medianas empresas son el pilar económico del país, sin embargo, su vida es a corto plazo. Con diferentes beneficios, se tratará de estabilizar y respaldar estos negocios.

Parte del proceso de transición al régimen formal de la economía requiere la consolidación de negocios, la constitución de empresas y los mecanismos para establecer una relación duradera entre la autoridad y los contribuyentes.

Así, la estrategia planteada mediante el programa Crezcamos juntos, encabezado por el Servicio de Administración Tributaria (SAT) incluye ofrecer beneficios integrales para la incorporación, principalmente para las micro y pequeñas empresas (Mipymes), mediante una estrategia conjunta con instituciones como Nacional Financiera (Nafin), el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem), el Instituto del Fondo Nacional para el Consumo de los Trabajadores (Infonacot) y el Banco del Ahorro Nacional y Servicios Financieros (Bansefi).

El 96% de las empresas en México operan con diez empleados o menos (microempresas), lo que convierte a los patrones de estas en un sector clave para la incorporación fiscal por la obligación solidaria que adquieren en la retención de contribuciones a los trabajadores y por las aportaciones que efectúan por su actividad empresarial, cuya participación destaca en sectores como el de servicios, comercio y manufactura.

Además de incorporar a las Mipymes al sistema tributario, mediante el programa Crezcamos juntos, también se busca apoyar su desarrollo para asegurar la rentabilidad económica a través del tiempo y evitar su cierre antes de cumplir los dos años de operación, como sucede con la mayoría de las Mipymes en la actualidad.

APOYO EMERGENTE

Una primera herramienta a la que pueden recurrir los emprendedores mediante el programa Crezcamos juntos consiste en un apoyo de 4 mil pesos a través de la Red de Apoyo al Emprendedor del Inadem. En una primera parte pueden solicitar 2 mil pesos en una tarjeta de débito administrada por Bansefi, recursos con los que pueden adquirir equipo sencillo, mobiliario, mercancía para venta y servicios de remodelación.

Como una responsabilidad compartida, el nuevo contribuyente puede invertir otros 2 mil pesos propios en los mismos conceptos y solicitar la reintegración de este capital al Inadem, presentando las facturas correspondientes.

FINANCIAMIENTO

También se fortalece la capacidad de inversión de las Mipymes mediante el financiamiento a una tasa de interés competitiva. A través de Nafin se ofrece un crédito por hasta 300 mil pesos en un plazo de hasta 36 meses, destinado a incrementar la calidad de los productos y servicios que ofrecen y mejorar su operación, esto les permite conservar o incrementar las fuentes de empleo y continuar con un ciclo productivo y rentable.

Aunado a lo anterior, resulta importante la inyección de capital para mejorar la infraestructura de las Mipymes, diversificar sus servicios o complementarlos; en cuyo caso, Nafin puede otorgar los 300 mil pesos en un crédito de hasta 60 meses.

CRÉDITO PARA EL TRABAJADOR

Al adquirir un carácter formal, las Mipymes podrán fungir como enlace para que su plantilla laboral acceda al crédito, recurso que aún en la actualidad resulta insuficiente y costoso para los trabajadores, quienes obtienen limitados beneficios al recurrir a instituciones privadas de las que son sujetos de crédito. El acceso al crédito con tasas adecuadas permite a las empresas formales incrementar las prestaciones hacia sus empleados y prospectos.

Estos créditos se otorgan a través del Infonacot por un plazo de hasta seis meses y una tasa a partir de 10%. El comprobar un trabajo registrado dentro de una empresa o negocio formal funge como garantía de pago, por lo que los avales o garantías no son necesarios. Un primer producto se ofrece mediante una tarjeta que permite al trabajador formal destinar el crédito, principalmente, para la adquisición de bienes, financiamiento de vacaciones y pago de servicios diversos.

Un segundo producto consiste en un crédito en efectivo para cubrir eventualidades y que Infonacot resuelve en 48 horas, no requiere que el trabajador presente aval ni garantías, o realice un pago anual por el servicio. Los abonos se toman directamente de la nómina.

Este producto cuenta con un seguro de crédito por pérdida de empleo, fallecimiento, incapacidad o invalidez total y permanente (bajo ciertos lineamientos), lo que ofrece estabilidad al solicitante y a sus dependientes económicos.

El monto del préstamo es calculado de acuerdo con la capacidad de pago, los abonos se realizan directamente de la nómina del empleado, y van desde 10% y hasta 20% del sueldo neto, en un plazo de seis meses y una comisión por apertura de 2% para tarjeta y de 3.35% para crédito en efectivo.

Para que el trabajador acceda a estos productos, se requiere un mínimo de seis meses de estar bajo el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF), además de comprobar la remuneración producto de una actividad formal.

La participación de las Mipymes en la incorporación fiscal abre una serie de ventajas para los patrones, quienes además de ofrecer beneficios a sus trabajadores, también podrán disfrutar de ellos, y que de otra manera deberían contratar mediante servicios privados o prescindir de ellos.

La formalidad, completada con capacitación y administración adecuadas, ofrece una oportunidad para estabilizar o respaldar la rentabilidad del negocio y convertirlo en un ciclo virtuoso que permita la generación de patrimonio.

Redacción Veritas

veritas@colegiocpmexico.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: