Veritas Online

Seminario Político

Migración, la nueva andanada de Trump

Migración, la nueva andanada de Trump
junio 01
08:00 2018

El muro sigue siendo el tema que el Presidente de EUA toma para probar que puede cumplir sus promesas de campaña; sin embargo, las declaraciones podrían obstaculizar y entorpecer las negociaciones del TLCAN.

El Presidente Trump estuvo particularmente agresivo contra México hace unas cuantas semanas. Arremetió contra el Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA, por sus siglas en inglés) y urgió al congreso de su país a aprobar leyes migratorias duras. Como ya es costumbre, apuntó que las débiles leyes migratorias de Estados Unidos de América (EUA) permiten que otros países, entre ellos México, se aprovechen; de ahí, según él, la necesidad de nuevas leyes y de levantar el muro prometido a lo largo de toda la frontera.

En ese recuento de abusos de que, según él, ha sido objeto EUA, no podía faltar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), que ha sido una mina de oro para México. Y señaló que si México realmente quiere un buen acuerdo, debe hacer más para detener los flujos de personas que atraviesan su territorio con destino a la frontera.

El tema, desde luego, no es nuevo; fue una parte central de su campaña e inspiró algunas de sus promesas más favorablemente acogidas por su base dura de votantes. Lo que sí amerita reflexión es el porqué, cuando los cruces ilegales de la frontera se encuentran en sus mínimos históricos, el ocupante de la Casa Blanca retoma la retórica antiinmigrante. Es de sobra sabido que los actos del Presidente Trump son impredecibles. Sin embargo, ello no significa que carezcan de una lógica muy particular.

Donald Trump es un Presidente abrumado  que no ha podido sacar adelante su programa de gobierno ni mostrar a sus seguidores que sí es el líder fuerte que ellos aún ven en él. Después de más de un año en la presidencia, Trump no ha logrado que el Congreso apruebe los recursos necesarios para la construcción del muro; tampoco ha podido doblegar a las ciudades santuario. La eventual retirada de EUA del TLCAN topó con la férrea oposición de gobernadores, legisladores y dirigentes empresariales. Por si fuera poco, las investigaciones del fiscal Mueller sobre la llamada “trama rusa” avanzan y se aproximan al grupo cercano al presidente, en tanto una parte importante de su equipo de abogados ha renunciado a su defensa.

En fin, los frentes de conflicto se multiplican, desde la historia de Stormy Daniels hasta las escaramuzas arancelarias con China. Con todo, a pesar del largo rosario de fracasos y escándalos, el Presidente Trump conserva el apoyo de su base más fiel y en ella confía para buscar la reelección. Solo que para tal efecto, resulta indispensable mostrar que la suya es una presidencia exitosa que está devolviendo su grandeza a EUA.

De ahí sus desesperados intentos por mostrar éxitos, sean reales o no. Es en este contexto que deben entenderse sus retahílas de tuits, e incluso, acciones como el bombardeo a Siria. Así, la versión oficial de la Casa Blanca es que la construcción del muro no está parada por falta de presupuesto, sino que avanza y, mientras lo hace, su compromiso en favor de una frontera segura se materializa con el envío de efectivos de la Guardia Nacional. Se trata de un gesto simbólico dirigido a su público, pero también de un gesto amenazante hacia México que de manera nítida se inscribe en la lógica de lo que entiende como el “arte de negociar”: amedrentar a la contraparte con el fin de obtener concesiones que de otra forma no se conseguirían; estas se refieren en primera instancia al TLCAN, pero también pueden extenderse a otros campos como la seguridad o un mayor alineamiento de la política migratoria mexicana con la de aquel país.

En México, los dichos ofensivos y, sobre todo, el acto poco amistoso de enviar a la Guardia Nacional a la frontera (como si el paso de indocumentados fuese una amenaza a la seguridad nacional de EUA), generaron una reacción unánime de la clase política. Tanto los cuatro candidatos a la presidencia como el Congreso de la Unión vieron en tales actos un agravio que debía ser respondido. Más aún, en el Senado no solo hubo rechazo, sino que, por consenso de todas las fuerzas partidarias (incluso el PRI), se exhortó al Presidente de la República a suspender la cooperación bilateral en temas como la migración y el combate al crimen organizado.

Después de un año, Trump no ha logrado que el Congreso apruebe los recursos necesarios para la construcción del muro”.

En un primer momento, la reacción de Los Pinos fue de excesiva prudencia. Se evidenció una clara resistencia a un pronunciamiento fuerte que eventualmente pudiera afectar la marcha de las negociaciones del TLCAN. Se manejó la idea de que había que esperar para ver cuál era el sentido y los alcances del despliegue de la Guardia Nacional. Pero la evidencia se impuso y el Presidente Peña asumió su papel.

El mensaje del Jefe del Ejecutivo federal fue directo. Se reiteró la posición de México en favor del diálogo, la cooperación y la negociación, pero siempre sobre la base del respeto mutuo y la salvaguarda de la dignidad y la soberanía de la nación. Fue especialmente incisivo al señalarle al Presidente Trump que si sus declaraciones obedecían a frustraciones por causas de política interna, el mensaje debería ser dirigido a los actores políticos de EUA y no a México.

Más importante aún, en dicho mensaje, el Presidente señaló explícitamente que suscribía el planteamiento del Senado en el sentido de que México podría suspender la cooperación con EUA en renglones como la migración y la seguridad. De ahí que el Jefe del Ejecutivo haya convocado a su gabinete para solicitarle la revisión de los mecanismos de cooperación que cada dependencia tiene con EUA. Es una tarea compleja. La cooperación bilateral abarca una amplísima gama de temas que no se limitan al comercio, la migración y la seguridad, sino que incluyen asuntos relativos a salud, educación, investigación científica y tecnológica y un largo etcétera.

Sin embargo, los aspectos cruciales de la relación bilateral se refieren a los tres temas ya citados y, más exactamente, a dos, toda vez que la agenda comercial y de inversión se halla en proceso de renegociación en el marco de la actualización del TLCAN. Quedan, por tanto, los temas migratorio y de seguridad, temas sensibles respecto a los cuales existen numerosos mecanismos de cooperación en marcha y que México ha asumido y a los que difícilmente podrá renunciar.

México y EUA son dos países que, pese a sus grandes diferencias, están inscritos en un proceso de integración estructural que no solo abarca la dimensión económica, sino que también tiene implicaciones de peso en la vida social y cultural. Por su naturaleza estructural, el proceso sigue su marcha independientemente de la voluntad de los gobiernos.

Estos, por supuesto, pueden poner obstáculos y entorpecer el proceso, principalmente en función de los vaivenes coyunturales que enfrenten, de tal suerte que la conclusión obvia se refiere a que la andanada de declaraciones y actos contra México seguramente no será la última. La sociedad y el gobierno deben estar preparados para ello.

 

Lic. Pedro Javier González G.
Director de Seminario Político
pj1999glez@gmail.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Twitter

La Iniciativa de eliminación de la compensación universal generará una seria afectación en su capital de trabajo, en sus proyectos de inversión. Nota completa >>> https://t.co/Krya1CvvLZ

Hoy Martes 18 de Diciembre de 2018 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de 19.90 Pesos vía https://t.co/kv4nrLn5uY

#FelizMartes no olvides que la escucha activa es tan importante como expresar tus ideas.

Cuando se habla de corrupción, la atención se centra en la corrupción gubernamental, desvíos de recursos y malversación de fondos por parte de los funcionarios públicos; sin embargo, se dejan de lado los efectos colaterales que este gran problema presenta.
https://t.co/hFzZrla84H

El riesgo de no cumplir la ley antilavado:
El presente artículo resuelve dudas que las empresas se suelen plantear sobre si adecuarse a la ley y qué pasa en caso de incumplir con sus lineamientos.
https://t.co/u3f74HzexH

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: