Veritas Online

Ejercicio Profesional

Migración en retorno, ¿estamos listos en el tema de seguridad social?

abril 01
07:19 2017

Ante el panorama de un retorno de mexicanos procedentes de Estados Unidos es vital pensar en que, además de trabajo, habrá que proporcionarles seguridad social.

La migración de retorno e stá conformada por aquellos individuos que se desplazaron de su lugar de origen habitual y decidieron regresar, por la razón que sea. En México la encontramos principalmente en el caso de aquellos mexicanos que regresan de Estados Unidos de América (EUA).

La problemática en torno a este tema no es nueva. La cercanía demográfica y la amplia extensión de la frontera, aproximadamente 3 mil 114.7 kilómetros, hace inevitable el movimiento de individuos entre un país y otro. Pero más allá de esta condición, a lo largo de la historia han surgido factores determinantes para convertir al movimiento migratorio en un tema vital para ambas naciones.

La presencia de un gran número de mexicanos en EUA comenzó con el Tratado de Guadalupe Hidalgo celebrado en 1848, mediante el cual Nuevo México, Arizona y parte de Colorado, Alta California, Nevada y Utah se integraron al territorio estadounidense, y con ellos, alrededor de 100 mil mexicanos, quienes se convirtieron en ciudadanos americanos.

Varias decenas de años después, la Primera Guerra Mundial (1914-1918) y la Revolución Mexicana (1905-1910) hicieron coincidir factores determinantes para la migración masiva de mexicanos. EUA requería cubrir la carencia de mano de obra en los sectores agrícola, minero y ferrocarrilero, debido a que miles de estadounidenses se trasladaron a las fábricas del norte del país. A su vez, en México, los movimientos armados provocaron la expulsión de mexicanos de nuestro territorio.

A principios de los años 40, la ausencia de mano de obra en EUA y la necesidad de trabajo en México, llevaron a ambos países a celebrar convenios conocidos como Programa Bracero, que terminaron 22 años después, dando inicio a la etapa de inmigración de mexicanos indocumentados. A partir de aquí, los americanos han buscado reducir la inmigración ilegal por numerosos medios, como la imposición de multas a patrones que contrataran a inmigrantes indocumentados.

Una de las medidas que más han causado mella en la salud y bienestar de los mexicanos en EUA, fue la restricción, en el caso de los residentes legales, y la eliminación para los inmigrantes ilegales, de los beneficios de seguridad social como es el caso de la atención médica.

La intensidad del trabajo de mano de obra que realizan los mexicanos en EUA y las condiciones, desembocan en un gran número de accidentes de trabajo y en el deterioro acelerado de su salud. Por ende, el “desgaste” de su capacidad productiva surge en una etapa relativamente temprana de su vida.

Considerando que en EUA viven más de 33 millones de mexicanos, de los cuales una tercera parte son indocumentados, podemos vislumbrar el enorme problema en materia de seguridad social al que podemos enfrenarnos ante un regreso en masa de migrantes a nuestro país, particularmente cuando nos referimos a los más vulnerables como son los adultos mayores, los incapacitados para trabajar y los que regresan con graves problemas de salud.

A pesar de que, a través de programas del Gobierno Federal como Somos Mexicanos y el Seguro Popular, se cubren parcialmente las necesidades de los migrantes en retorno, nos encontramos ante un fenómeno que probablemente esté fuera de toda proporción hasta ahora conocida.

Podríamos suponer que, en algunos casos, los migrantes en retorno podrían ser reinsertados laboralmente, pues a su regreso poseen mayor experiencia y conocimiento, por ejemplo, del idioma inglés. Sin embargo, debemos recordar que generalmente provienen de zonas rurales donde el trabajo es mayormente informal y por lo tanto no gozan de las prestaciones sociales como seguro social o vivienda, lo cual hasta hoy no ha logrado compensarse a través de los programas del Gobierno Federal.

Las expectativas de la nueva administración de EUA están muy lejos de ser optimistas y la urgencia de generar mecanismos para enfrentar la tormenta de dificultades que se avecina es inminente. Esta es solo una de ellas.

L.C.P. y P.C.FI. Rolando Silva Briceño
Integrante de la Comisión Representativa
ante Organismos de Seguridad Social
rolando.silva@insightta.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: