Veritas Online

Realidades que transforman

Miedo, el peor enemigo ante un virus

Miedo, el peor enemigo ante un virus
julio 01
2020

La mayoría de las personas en el mundo no sabe reaccionar correctamente ante situaciones complicadas o difíciles donde el diseño de su vida se puede caer en un instante o progresivamente ante una amenaza. Una pandemia o un elemento de cualquier tipo, sea agresión, inseguridad, narcotráfico, endeudamiento, crisis económica, enfermedad o pobreza, crea en el pensamiento y la emoción una amenaza interna que desata los peores temores ante el fin del ser humano: el sufrimiento, el dolor, la muerte.

Enfocarse en estar bien emocional y mentalmente, ayudará entonces a que lo laboral, la salud, la familia y lo económico se rescate cuando así sea necesario y permite la claridad sobre una realidad sin exageraciones que ofrezca tomar decisiones libres y adecuadas.”

El ser humano no está diseñado para sufrir, pero se ha acostumbrado a verse en un mundo que lo hace vivir en dificultades. El dolor es la verdadera señal de que algo anda mal.

ACOSTUMBRARSE A LAS DIFICULTADES TRAE COMO CONSECUENCIA

1.- Conservar actitudes que sostienen ciclos que ya no sirven, como:

  • Miedo. Siempre hay una parte del ego que se moverá ante las realidades o fantasías de la mente o experiencias que se han vivido.
  • Carencia. Reforzar la falta de recursos y buenas relaciones para seguir en la línea del sentirse víctima y herido.
  • Bloqueos. Sentirse incapacitado, sin inspiración o dinero, genera estrés y refuerza la creencia de que la vida toca según la realidad en que se nació o heredó, y por lo mismo las oportunidades se sabotean internamente.

2.- Adquirir alguna de las siguientes enfermedades o condiciones:

  • Adicciones. La angustia que se conoce se agradece inconscientemente porque mantiene alerta el sistema de creencias de carencia y dificultades. Eso lleva a necesitar algo oral (tomado, consumido, fumado) o sensorial (sexo, plática, discusión) para reforzar la angustia y evadir el verdadero motivo de esas carencias.
  • Estrés. No saber manejar los sucesos de la vida y darles un lugar dentro o fuera de los deseos personales y familiares, crea ansiedad que con el tiempo se manifiesta en dolores de pecho, articulares, disfunciones sexuales, problemas de corazón, presión alta, diabetes, etcétera.
  • Falta de amor. Necesitar reconocimiento y no empoderarse a través del autoconocimiento da lugar a crear exigencias y control sobre las relaciones, que manifiestan enojo o tristeza y, al final del día, pesares.

Por lo anterior, para librarse un virus amenazador lo más importante es recurrir a la paz interna usando el conocimiento personal y la conexión con el ser superior. Se recomiendan estos pasos:

1.- Tomar un día o dos para analizar, sin juicio personal, una realidad.

  • aEste tiempo dará espacio para solventar cualquier calamidad, y a la vez observar una realidad sin las fantasías y manipulaciones externas, medios de noticias y dudas fuera del círculo de familiares o amigos.

2.- Mirar en esta situación, hablando de virus, de qué manera afecta personalmente.

  • Preguntarse: ¿Cómo afecta esto mi trabajo, mi familia, mi salud? Sin exagerar el punto, una realidad es el contagio. Investigar la finalidad de una medida en la cual es solicitado el encierro, ayudará a establecer reglas dentro de lo familiar que aseguren lo primordial.
  • Conocerse internamente da certeza y confianza hacia nuevos retos y desórdenes que se manifiesten por una posible crisis económica. Aprovechar estos tiempos para integrar amorosamente la posible manifestación de bloqueos.
  • Ver los miedos que surgen y observarlos. Observar uno por uno con sus realidades y dejar a un lado las fantasías. Informarse. Tomar decisiones conscientes ayuda a dar esperanza a los demás. Ser flexibles en ellas también.

3.- Tomar acción y disolver las emociones que bloquean las posibilidades.

  • Enojo. ¡Claro! Es común que exista esa sensación ante lo desconocido, ante lo que puede tirar una vida o afectar a un familiar.
  • Tristeza. Ante la imposibilidad de no salir y continuar el trabajo, los anhelos más lo que se va acumulando, llegan emociones que pueden deprimir y bajar las expectativas. Pero aquí, el cambio de visión generará entonces en la mente una oportunidad de crear, a pesar de todo lo que la situación esté manifestando en contra. El dolor se elimina con observarlo y la alegría sube. Sí, alegría. Muchas personas ven estar encerrado como una bendición, pues aprovechan estos espacios para reestructurar su vida familiar, amorosa, y hacer un nuevo plan de vida. ¡Esa es la idea!
  • Frustración. Se coexiste con otras personas generalmente, y el no poder hacer por los demás algo que los ayude genera emociones interiores que a veces se manifiestan en desaliento total. Con lo adicional a la vida diaria lo de otras personas puede ser una carga, más para la cabeza de una familia. Hay que soltar la frustración, unificarse internamente y dejar salir –con un suspiro en una respiración consciente la ansiedad creada–, pues ante lo que sólo se puede hacer está la oportunidad de activarse y no dejarse caer.

EL MIEDO

Cuando se analiza una situación ante un virus mortal, el primer paso es observar y sin decidir de inmediato hay que transformar la emoción negativa que se deja ver. El miedo es la emoción que más rápidamente baja la vibración y eleva la frecuencia cardiaca. No deja dormir el saber que un enemigo invisible puede llegar y eliminar toda creación de una persona o ¡un país entero! Por esto el ser humano tiene dos posibilidades:

1 Morir. Decidir entrar en el pensamiento colectivo de las posibilidades mortales dándole poder al miedo personal:

  • Todos deciden por los demás y se ve el peor de los escenarios.
  • La depresión se activa a los días después del shock.
  • El colectivo familiar hace caso a las noticias desinformadas y engañosas, peleando porque todos quieren ser autoimportantes en sus creencias y dolores.
  • La falta de confianza se refuerza y cancela todas las oportunidades laborales.
  • Se escucha que personas cercanas comienzan a enfermarse y el colectivo del país desvaría en irresponsabilidades, extremos, violencia, insomnio, y sometimiento ante lo que poco se conoce y el futuro que se avecina.
  • Ciertas personas deciden vivir la experiencia y dejar el mundo (morir) cansadas ante tantas situaciones fuertes (sismos, enfermedad, criminalidad, pobreza, soledad).

2 Vivir. Decidir vivir de frente a ese enemigo y crecer ante una crisis creando una visión más elevada:

  • El ser humano sano sabe que el miedo a morir como algo real, tiene fuerza sólo si la frecuencia vibratoria de la mente lo reconoce como ejecutor y dueño de su vida. Por eso toma la decisión de decirle: “No es mi tiempo, agradezco la oferta, pero yo decido vivir y bien. Confío en mí”. Se aprende a que el miedo no se minimiza, ni se refuerza. Se observa.
  • Eleva la vibración del sistema inmune a través de alimentarte y dormir bien, tomar suplementos, estar confiado y tomar conjuntamente las mejores decisiones que favorezcan al colectivo familiar libre de culpas, regaños y exigencias.
  • Colabora en el hogar y sus funciones a través de charlas que optimicen diariamente el estar contentos y claros sobre la situación que cada día avanza.
  • Sé responsable ante las sugerencias de control, mas entiende que cada persona sabe cómo elevar su vibración a su manera, algunos necesitarán ejercitarse, otros dormir de más, unos meditar, otros analizar y algunos hablar. Permitir que cada familiar se transforme a su manera da fluidez y gozo interno.
  • Habla con los demás sobre la vibración y el despertar de estas situaciones que son oportunidades de renacimiento, pues bendicen esta oportunidad y rehacen su plan de vida, proyectos y relaciones.
  • Medita por lo menos quince minutos diarios, obteniendo la paz interna que ofrece claridad para decidir y enfocarse en resolver lo que es permisible día a día. El miedo no tiene poder, sólo una conciencia clara donde el sufrir no entra en ella ni en la de sus familiares.

Marcela Robles Mac F.
Coach esencial
www.marcelarobles.com



Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: