Veritas Online

Económico y Financiero

Menor gasto público y eliminar corrupción: clave del crecimiento

Menor gasto público y eliminar corrupción: clave del crecimiento
febrero 11
2016

Para crecer y además diferenciar claramente a México en el ámbito mundial, son fundamentales dos aspectos: eliminar el déficit primario, lo que implica en buena medida una reducción del gasto público, así como su eficiente asignación, y erradicar la corrupción.

Indudablemente el binomio que representa tener finanzas públicas sanas y nulos niveles de corrupción, es la fórmula más efectiva de fortalecer a México.

Desde hace tiempo, el CEESP ha insistido en que la corrupción representa un desincentivo para la actividad económica del país. En los últimos años esta conducta se ha profundizado de manera muy grave, al grado de que especialistas y organismos nacionales y extranjeros la han calificado como uno de los principales factores que pueden inhibir un mayor crecimiento de la economía, toda vez que representa enormes costos para la actividad productiva, lo que incide negativamente en los flujos y la eficiencia de la inversión tanto pública como privada.

Datos del World Economic Forum indican que en sus últimos cuatro reportes anuales sobre la Competitividad Mundial, la corrupción se ha ido convirtiendo en el principal problema para hacer negocios. Mientras que en el reporte 2012-2013, 16.4% de las respuestas consideraron este factor como el más preocupante, en el documento 2015-2016, el porcentaje se elevó a  20.2%.

Imagen1

La corrupción, que se apoya en una clara impunidad en el sistema de justicia reflejándose en un alto grado de inseguridad, ha escalado a niveles preocupantes, sobre todo porque ha dejado al descubierto la fragilidad de las instituciones encargadas del fortalecimiento del estado de derecho y del cumplimiento de las leyes. Dentro del Índice de Estado de Derecho 2015, elaborado por el Proyecto de Justicia Mundial, México ocupó el lugar 88 de 102 países en materia de corrupción, en tanto que en los temas de justicia civil y justicia criminal, ocupó los lugares 82 y 93, respectivamente.

El Índice de Percepción de la Corrupción, elaborado por Transparencia Internacional, es otro indicador que deja en claro la gravedad de este problema en nuestro país. Según su más reciente reporte para el 2015, México se ubica en niveles considerablemente bajos en el ranking mundial en materia de corrupción al ocupar la posición 95 de un universo de 168 países. Si bien este resultado muestra una mejora en comparación con el año previo cuando nuestro país estuvo en el lugar 103, es importante señalar que este avance no fue precisamente por una mejor percepción, toda vez que la calificación se mantuvo sin cambio en 3.5 puntos. Sin embargo, lo preocupante es el hecho de que los esfuerzos por erradicar este problema no han tenido ningún resultado, toda vez que entre el 2005 cuando se ocupó el lugar 65 con la misma calificación de 3.5 puntos y el 2015, nuestro país ha perdido 30 posiciones en el ranking mundial.

Imagen2

Permanecer en lugares muy bajos de la clasificación mundial en materia de corrupción, refleja problemas de una deficiente gobernabilidad, así como de la fragilidad de instituciones que tienen la responsabilidad de hacer cumplir la ley. Es por ello que si se quiere erradicar este problema que revela  una actitud de abuso de poder, es indispensable un sistema judicial que se caracterice por la integridad e independencia de otros sectores de gobierno o incluso de partidos políticos o grupos de interés, así como un ambiente de absoluta transparencia presupuestal que permita saber con exactitud cuál es el destino del gasto público, entre otros factores importantes.

No hay que perder de vista que la corrupción genera costos monetarios importantes, pero es claro que resulta más gravoso no instrumentar o rezagar los mecanismos que lleven a su erradicación. El mayor costo de no lograr avances importantes en esta materia podría ser equivalente a la imposibilidad de lograr tasas de crecimiento económico cercanas a 5.0%.

Un órgano anticorrupción verdaderamente independiente con jurisdicción nacional, y con capacidad de intervención en Estados y Municipios, podría resolver eficientemente conflictos de interés que pudieran surgir en cualquier momento. Actualmente las instituciones que podrían participar en este esfuerzo no tienen la independencia ni la jurisdicción necesarias. En los países con éxito en este combate, hay un órgano independiente y/o un sistema que lo incluye.

El combate eficiente contra la corrupción requiere de un esfuerzo de inteligencia institucional, toda vez que fortalece la organización de diversas instituciones con autoridad suficiente, que compartan información y recursos con el objetivo de concentrarse en corregir las causas del problema y no solo castigar los delitos de corrupción, que en más de las veces no tienen consecuencias serias dados los niveles de impunidad que prevalecen.

No hay que olvidar que al interior del Índice de Competitividad Mundial, en un universo de 144 países, México se ubica en el lugar 125 en materia de desvío de fondos públicos, en la posición 124 en cuanto a confianza en los políticos, 136 en el tema de crimen organizado y en el lugar 127 respecto a poca confianza en las instituciones policiacas.

Además de la estabilidad macroeconómica que implica el cuidado de las principales variables económicas, y de la instrumentación eficiente de las reformas estructurales, un entorno de certidumbre sobre las leyes que se aprueban en el país y la confianza en las instituciones que las generan y las aplican, indudablemente es un requisito indispensable para impulsar un mayor nivel de desarrollo y bienestar.

Hoy no hay otra prioridad que crear un verdadero estado de derecho. Erradicar la corrupción y la impunidad llevará de forma natural a una disminución importante en la inseguridad, factor que incide directamente en la confianza de los agentes económicos, redundando en un fortalecimiento del consumo y de la inversión productiva. Vemos con seria preocupación que en el Congreso de la Unión se consideren las leyes secundarias de la Ley Anticorrupción como no prioritarias y que se esté proponiendo posponer su elaboración.

El efecto más grave de la corrupción, sin subestimar el económico, es la incertidumbre jurídica y los brutales efectos regresivos que tiene. Tanto en el campo judicial, con la  impartición de justicia, como en lo referente a las asignaciones de proyectos o de servicios de proveeduría, los favorecidos en este país son los que tienen la mayor capacidad de sobornar o quienes son cómplices de los funcionarios a cargo de la justicia y de los proyectos.

No hay manera de crecer ni de tener confianza para invertir ni para operar en un ambiente de elevada corrupción como el que predomina y que algunos legisladores y servidores públicos se niegan a eliminar. México requiere con urgencia la desaparición de este problema, es por ello que las leyes secundarias sobre anticorrupción tienen la mayor urgencia. De otra forma la desigualdad, la pobreza y la falta de inversión nos mantendrán en tasas tendenciales de crecimiento que no generarán ni la riqueza que se requiere para mejorar los niveles de vida, ni los empleos, que son el único elemento real para eliminar la pobreza y reducir la desigualdad.

No actuar rápida y certeramente sobre la solución de la corrupción es un serio delito contra el bienestar de la población.

MÉXICO

El Banco de México dio a conocer los resultados de la primera encuesta de expectativas de especialistas del sector privado del año, de los cuales se infiere que la percepción sobre el comportamiento de la economía en el corto y mediano plazo sigue siendo de debilidad. Para el 2015 el promedio del pronóstico de crecimiento del PIB fue de 2.45%, lo que está en línea con el dato anticipado que dio a conocer el INEGI. Sin embargo, para el 2016 se espera un avance de 2.69% y para el 2017 uno de 3.18%, en ambos casos representa un ajuste a la baja respecto a las estimaciones previas. Incluso la previsión para el 2018, que fue la segunda ocasión en la que se realiza, también se ajustó a la baja para ubicarse en 3.42%. En materia de inflación los especialistas anticipan que este año se ubique en 3.10% y el siguiente en 3.31%. Si bien esto significó una disminución en la expectativa del aumento de precios al consumidor, el hecho es que regresará a niveles superiores a 3.0%.

Imagen3

La evolución de los principales indicadores macroeconómicos aún no permiten que los directivos empresariales mejoren su opinión sobre la situación futura de su empresa y de la economía en su conjunto. Las cifras del INEGI indican que en enero del presente año, la confianza empresarial de los sectores de la construcción, manufactura y comercio, mantuvo un comportamiento negativo, destacando su preocupación por la situación económica futura del país y si es este el momento adecuado para invertir.

Imagen4

Por su parte, la confianza del consumidor inició el año con una percepción más favorable de su entorno. Las cifras indican que el indicador general tuvo un avance mensual de 1.0 puntos, lo que llevó a un aumento anual de 2.0 puntos, el más alto en los últimos seis meses. No obstante, su mayor preocupación sigue siendo la situación futura del país, en donde la opinión mantuvo una percepción negativa al reportar una disminución mensual de 1.7 puntos y una anual de 6.9 puntos.

Imagen5

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

Aunque el mercado ya anticipaba un aumento del empleo no agrícola menor al de los meses previos, este también resultó por debajo de lo que anticipaba el mercado. Los datos del Departamento del Trabajo señalan que en enero se crearon 151 mil nuevos puestos de trabajo, 37 mil menos de lo que se esperaba. Sin embargo, esto fue suficiente para que la tasa de desempleo se redujera a 4.9%, lo que significó su nivel más bajo desde febrero del 2008. Aunque la creación de empleo fue menor a lo anticipado, el hecho de que el desempleo bajara y por otro lado aumentara el ingreso promedio por hora, son signos de un buen desempeño de la FED para cumplir su doble mandato.

Imagen6

El Departamento de Comercio informó que durante diciembre del 2015 el ingreso personal se incrementó en 0.3%, en tanto que el gasto personal se mantuvo sin cambio. Esto volvió a responder a la preferencia de los consumidores por el ahorro, el cual como proporción del ingreso disponible representó 5.5%, dos décimas de punto por encima del porcentaje de un mes antes.

Imagen7

El ISM index, elaborado por el Institute for Supply Mangement, y que es un indicador que se relaciona con la evolución de la actividad manufacturera del país, se ubicó en 48.2 puntos, dos décimas de punto por arriba del dato del mes previo, pero una décima por debajo de la estimación del mercado. Es importante señala que este fue el cuarto mes consecutivo en el que este indicador se mantuvo por debajo del nivel de los 50 puntos. Este comportamiento refleja el efecto proveniente de la fortaleza del dólar, la debilidad de la demanda mundial y la caída de los precios de las materia primas.

Imagen8

Por su parte, el indicador ISM de servicios mantuvo una tendencia a la baja al reportar un nivel de 59.6 puntos, que fue el dato más bajo desde enero del 2014. Sin embargo, esto no ha impedido que por 72 meses seguidos este indicador se mantenga por arriba de los 50 puntos.

Agenda Económica: Febrero

Imagen9

Indicadores financieros semanales

Imagen10

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: