Veritas Online

Cumplimiento

Mejores prácticas para empresas financieras y no financieras

Mejores prácticas para empresas financieras y no financieras
diciembre 01
2019

El riesgo de que las personas morales y otras estructuras se usen con fines ilícitos se incrementa a pesar del compromiso por fomentar la transparencia. ¿Cómo ubicar al responsable?

El ocultamiento de ganancias, flu­jos o activos provenientes de la corrupción, el lavado de dinero, la evasión fiscal y el terrorismo, entre otras acciones delictivas se incremen­ta a pesar de la existencia de están­dares como las recomendaciones del Grupo de Acción Financiera Internacio­nal (GAFI) y un mayor compromiso por fomentar la transparencia, derivado de los escándalos recientes en los que se ha evidenciado la opacidad en muchas jurisdicciones.

No es una tarea fácil. Saber quién controla a las personas jurídicas es uno de los pilares fundamentales del régi­men de Prevención de Lavado de Dinero y Financiamiento al Terrorismo (PLD/ FT), al considerar que,si no se logra identificar a este ente, no podrá haber una correcta aplicación de justicia, en caso de que la entidad se vea comprometida en algún ilícito ni un adecuado conocimiento de cliente.

La recomendación 24 del GAFI esta­blece que los países deben definir medidas para prevenir el mal uso de las personas jurídicas. Asimismo, menciona que los países se deben asegurar de que este enfoque es adecuado y que provee información oportuna sobre el propietario real de las personas jurídicas a las autoridades competentes. Sin embargo, la cuarta ronda de evaluacio­nes mutuas del mismo organismo ha demostrado que una de las mayores fallas a nivel internacional es el cumplimiento con las recomendaciones so­bre la transparencia de las personas y estructuras jurídicas.

Para ayudar a los países a mejorar esta situación, el GAFI publicó el 24 de octubre un documento titulado “Mejores prácticas sobre el Beneficiario Real (o Efectivo, BE) de las personas morales”, en el que brinda observaciones y recomendaciones identificadas en esta ronda de evaluaciones.

ENFOQUES PARA OBTENER INFORMACIÓN SOBRE LOS BE DE LAS PERSONAS JURÍDICAS

1. Registro público: debe obtener y mantener información actualizada sobre los BE.
2. Compañías: tienen la obligación de mantener información actualizada sobre sus propietarios.
3. Información existente: en los sujetos obligados(entidades financieras y no financieras, registros públicos, entre otros), se actualiza y obtiene la información sobre los dueños reales.
Sin importar el enfoque que los países usen, se ha demostrado que un enfoque único no es efectivo y que lo recomendable es adoptar aquel que combine los anteriores.

ROLES Y RESPONSABILIDADES DE LOS INVOLUCRADOS

Campañas: Proveer información básica sobre el BE, vía partes obligadas como abogados, contadores,y notarios, para el registro público, tanto en el momento de registro como cada año y cuando ocurran cambios para asegurar que la información se encuentra actualizada.
Accionistas: Dar información adecuada sobre el BE y notificar los cambios de manera oportuna.
Registros públicos:Mantener los datos sobre las compañías y sus BE, que permita la consulta pública y el acceso oportuno a las autoridades competentes, así como verificar su identidad.
Partes obligadas(abogados, notarios, contadores, etc.): Entender la estructura de control de las compañías y realizar los procesos de debida diligencia adecuados en la incorporación de las mismas.
Entidades financieras y actividades vulnerables: Realizar procesos adecuados de debida diligencia en la relación de negocios y monitorear las transacciones para asegurar que están en línea con el perfil de riesgo de las compañías.
Supervisores: Monitorear a todas las personas obligadas al régimen PLD/FT, proporcionar guías sobre los pasos adicionales que se deben tomar para la diligencia ampliada de personas legales y aplicar sanciones disuasivas.
Autoridades competentes: Establecer procesos para obtener información sobre el BE y medir y entender los riesgos LD/FT a los que están expuestos las personas morales.
Autoridades nacionales:Asegurar la cooperación entre agencias de gobierno que mantengan información sobre los BE e identificar y medir los riesgos de LD/FT asociados con las personas morales, para permitir la implementación de un enfoque basado en riesgos.

RETOS DE LA IMPLEMENTACIÓN

° Establecer la medición de riesgo sobre el mal uso de las personas legales.
° Garantizar la adecuación,confiabilidad y oportunidad de la información para asegurar que los datos sobre los BE se encuentren actualizados y sean precisos.
° Vigilar la accesibilidad por autoridades competentes para asegurar que tienen acceso oportuno a la información sobre beneficiarios reales.
° Realizar acciones con el portador y presta nombres que fungen como accionistas para mitigar el riesgo presentado por sus acciones.
° Definir multas y sanciones proporcionales y disuasivas para las compañías que han fallado en revelar o proveer la información adecuada y oportuna sobre sus BE.

CONCLUSIONES

Si bien las recomendaciones del GAFI representan grandes retos en cualquiera que sea la implementación de los enfoques para asegurar la transparencia de las personas morales, se requieren esfuerzos conjuntos para lograr una ejecución eficaz de las mejores prácticas.

El riesgo de que las personas y estructuras jurídicas sean utilizadas para fines ilícitos es latente y por eso todos los actores involucrados deben aportar sus capacidades para mitigar estos riesgos. La tecnología puede ser un habilitador para esta tarea, aunque cambiar los modelos existentes puede llevar un gran tiempo y la velocidad con la que los criminales encuentran nuevas maneras de disfrazar los ilícitos, es mayor.

Adoptar las mejores prácticas del GAFI implica robustecer no sólo los marcos nacionales, sino los controles internos de cada una de las entidades involucradas, financieras y no financieras, los intermediarios en los procesos como los bancos y los notarios pueden marcar una gran diferencia en la información con la que se cuenta.

Reconocer la importancia de contar con información actualizada, debe ser el primer paso en la búsqueda de la transparencia. El riesgo reputacional de hacer negocios con personas jurídicas que pueden resultar involucradas en esquemas criminales puede costar más que las medidas preventivas a implementar.

Crear una cultura de conciencia proactiva en donde las entidades no sólo realicen lo que la Ley en este momento solicita, sino que intenten ir más allá para conocer a los clientes, es cada vez más necesario.

L.F.B. Daniel Ortiz de Montellano Velázquez, CAMPS, CFCS
De la comisión de PLD y Tecnología Financieras y Emergentes del Colegio
Gerente de la práctica Forense de KPMG en México
dortizdemontellano@kpmg.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: