Veritas Online

Entorno

¿Mecanismo eficaz? El TLCAN y las medidas anticorrupción

abril 01
07:29 2018

El nuevo capítulo del Tratado, y el eventual reforzamiento de las instituciones, elevarían el atractivo de México como destino de inversión y lo harían más competitivo.

Continúa la incertidumbre en torno al futuro del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN). Al término de la sexta ronda de negociaciones, temas como la solución de controversias, la ventana de estacionalidad para el comercio agrícola, la cláusula sunset y las reglas de origen para la industria automotriz siguen sin registrar avances. No obstante, vale la pena señalar que en otros capítulos, como facilitación del comercio, propiedad intelectual, comercio transfronterizo de servicios, compras de gobierno, medidas sanitarias y fitosanitarias, entre otros, sí ha habido progresos en la negociación.

A este respecto, destaca el anuncio de que concluyó exitosamente la negociación del capítulo anticorrupción. Se trata de un tema nuevo, no incluido en el Tratado vigente y que para México implica al mismo tiempo un gran desafío y una valiosa oportunidad.

Sin entrar en detalles, algunos de los principales contenidos del capítulo se refieren a la tipificación de diversos delitos relacionados con la comisión de actos corruptos, así como al establecimiento de reglas relativas a la integridad de gobiernos y funcionarios y la responsabilidad de las empresas. También se acordaron diversos mecanismos de colaboración en materia anticorrupción entre los Estados miembros, de tal suerte que delitos como el soborno, la malversación, los desvíos de recursos y el cohecho internacional serán sancionados en el Tratado a través de obligaciones “espejo” para México, Canadá y Estados Unidos de América (EUA).

Las obligaciones que en esta materia México asume de cara a sus socios comerciales representan, como señalamos líneas arriba, un reto y una oportunidad. El desafío consiste en que, para cumplir cabalmente con las obligaciones pactadas, México deberá solventar los asuntos aún pendientes de la agenda del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA), principalmente la reestructuración a fondo de la actual Procuraduría para que esta transite hacia su conversión en una Fiscalía General competente y autónoma; también será preciso destrabar los nombramientos de quien habrá de ser el titular de la Fiscalía especializada en el combate a la corrupción y el de los magistrados que deberán juzgar y procesar los casos de corrupción.

La oportunidad que el capítulo anticorrupción del TLCAN ofrece es la de reforzar mediante el cumplimiento obligado de compromisos internacionales el marco institucional y la operación misma del SNA.

No sería la primera vez que la celebración y la negociación de acuerdos comerciales se traducen en un poderoso acicate que contribuye a impulsar transformaciones importantes en el país. A manera de ejemplo, baste recordar que, a principios de la década de los noventa, cuando se hizo pública la noticia de que EUA iniciaría negociaciones con México para firmar un acuerdo de libre comercio, se levantaron voces críticas en el Congreso de aquel país que ponían en tela de juicio la conveniencia de celebrar un acuerdo comercial con un país donde no se respetaban los derechos humanos ni los resultados electorales.

Esta presión foránea hizo sinergia con los esfuerzos de la oposición y la sociedad civil y forzó al gobierno mexicano a tomar medidas que enviasen al exterior el mensaje claro de que México estaba dispuesto a avanzar en ambos terrenos. Así, con la creación de la Comisión Nacional de Derechos Humanos y con el traslado de la facultad para organizar elecciones de la Secretaría de Gobernación a una nueva institución (el antecedente del Instituto Federal Electoral autónomo), se inició un largo camino de transformación institucional que, a su vez, contribuyó de manera decisiva a la transición democrática.

El capítulo anticorrupción del TLCAN ofrece reforzar, mediante el cumplimiento de compromisos, el marco institucional y operación del SNA”.

Más allá del incremento de los flujos comerciales y de inversión, el TLCAN desempeña un papel de primera importancia. Ofrece un conjunto de reglas de largo plazo que generan las dosis de certidumbre que los actores económicos nacionales y extranjeros requieren para el buen desempeño de sus actividades. En este sentido, el eventual reforzamiento de las capacidades institucionales para combatir a la corrupción que el nuevo capítulo del Tratado significaría, elevaría el atractivo del país como destino de inversión y como oportunidad de negocio; lo haría, en pocas palabras, más competitivo.

De ahí la importancia de que, independientemente del desenlace de las negociaciones del TLCAN, en el plano interno se haga la tarea y se resuelvan los pendientes del SNA. El problema es que las fuerzas partidarias tienen una visión distinta acerca de cómo acreditar las asignaturas pendientes. Mientras el PRI y su aliado el PVEM se dicen listos para nombrar a los fiscales general y anticorrupción, los partidos que conforman el Frente Ciudadano por México (PAN, PRD y MC) insisten en que es indispensable reformar previamente el Artículo 102 constitucional con el propósito de garantizar que tanto la Fiscalía General como de la Anticorrupción sean realmente autónomas.

En suma, el capítulo anticorrupción del TLCAN puede ser un mecanismo eficaz en la lucha por abatir los niveles de corrupción, amén de un incentivo para solventar los pendientes relativos al SNA. La gran duda, sin embargo, se plantea en función de la incertidumbre que todavía prevalece en relación con el destino del TLCAN.

A pesar de los avances alcanzados y de las muestras de apoyo al Tratado por parte de diversos actores empresariales y políticos, lo cierto es que el imprevisible presidente de EUA puede decidir salir del pacto trilateral. Desde el punto de vista del combate a la corrupción, la principal consecuencia sería que el SNA quedaría sin el valioso complemento de las obligaciones internacionales que en la materia México debería asumir.

Lic. Pedro Javier González G.
Director de Seminario Político
pj1999glez@gmail.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: