Veritas Online

Finanzas

Matemáticas financieras y contabilidad: El valor del dinero en el tiempo

Matemáticas financieras y contabilidad: El valor del dinero en el tiempo
julio 01
2016

El tiempo es el elemento más importante para evaluar el dinero, y es este el factor que nos permite ubicar la equivalencia de cada unidad monetaria en el presente o en el futuro.

Existen disciplinas que se encuentran inmersas en nuestra vida cotidiana y que conforman muchas de las bases principales que mantienen el equilibrio en las relaciones y acuerdos entre las personas; el simple desconocimiento de estas disciplinas podría llevarnos a tomar decisiones incorrectas o poco analizadas y seguramente a dolores de cabeza innecesarios, y en muchos casos muy duraderos.

Una de estas disciplinas son las matemáticas financieras, y resultan ser trascendentales para cualquier persona o sociedad que pretende realizar operaciones representadas en unidades monetarias.

En la doctrina especializada, podemos encontrar muchas definiciones del término matemáticas financieras; sin embargo, diversos autores coinciden en que es una rama de la matemática aplicada que utiliza un concepto fundamental denominado valor del dinero en el tiempo, de lo anterior se desprende la importancia que tiene esta disciplina al tener como objeto de estudio al principal medio de intercambio que es aceptado para el pago de bienes o servicios, y que cumple la función de una unidad de cuenta, ya que permite fijar precios y documentar deudas.

Las matemáticas financieras sirven a las personas en su vida diaria y a las empresas cuando requieren saber las variaciones del valor de su dinero en determinado tiempo; ayuda en la toma de decisiones en operaciones bancarias, bursátiles, en temas económicos y en muchas áreas que impliquen finanzas y finalmente son la base fundamental para el análisis de proyectos de inversión.

Uno de los principales objetivos de la contabilidad es proporcionar información financiera para la toma de decisiones, y como es sabido cuando nos referimos a información financiera no solo hablamos de los estados financieros básicos, sino que también se deben proporcionar todos aquellos análisis que permitan conocer la situación en la que se encuentra la empresa; dicho lo anterior, no podemos concebir la contabilidad sin la habilidad matemática financiera, pues es esta última la que nos proporciona infinidad de herramientas para generar esos análisis.

La determinación de la estructura financiera óptima, el nivel de apalancamiento, las proyecciones futuras, los presupuestos, las inversiones, las coberturas de riesgos, el valor actual de flujos esperados en una inversión o en la propia compañía, son solo algunos de los temas que invariablemente tendrán que ser analizados con las herramientas proporcionadas por las matemáticas financieras que terminan siendo un elemento inherente a la información utilizada para la toma de decisiones.

Para llevar a cabo los objetivos antes descritos, es necesario conocer determinados conceptos que son la base de cualquier cálculo que implique matemáticas financieras. Los conceptos que son de conocimiento obligatorio para cualquier persona o especialista en el área son:

  • Capital: Es el monto del dinero prestado o sujeto a inversión.
  • Interés: Es el precio que se debe pagar por el dinero en un determinado tiempo.
  • Tasa: Es un porcentaje que representa el interés pactado.
  • Tiempo: Es el periodo usado como referencia para calcular los intereses generados en un préstamo o inversión.

La constante volatilidad de los mercados y la influencia de estos en el valor del dinero han llevado a los actores del sistema financiero a crear esquemas e instrumentos cada vez más complejos, buscando un equilibrio entre los inversionistas que intentan maximizar sus recursos, acreedores que buscan financiamiento, o simplemente nulificar los riesgos que implican dichas variaciones; los esquemas antes mencionados son materia de análisis y cálculo con las diversas herramientas aportadas por las matemáticas financieras.

CUESTIÓN DE TIEMPO

El tiempo es sin duda el elemento más importante para evaluar el dinero, y es este el factor que nos permite ubicar la equivalencia de cada unidad monetaria en el presente o en una fecha futura.

Cuántas veces nos hemos preguntado: ¿Cuánto debo ahorrar para comprar un auto en determinado tiempo?, ¿cuánto dinero obtendría si dejo mi dinero en una inversión? O bien, preguntas más sofisticadas como: ¿cuál es el valor de mi negocio el día de hoy si cuento con un plan de negocio en el que puedo justificar flujos de efectivo esperados a futuro?, ¿es una buena decisión renovar mi equipo de producción en proporción a los beneficios económicos que esto implica?

Estas y muchas otras preguntas son comunes en la vida diaria de las personas, así como en la operación cotidiana de las sociedades, motivo por el cual requieren conocer los recursos económicos con los que cuentan o pueden contar en determinados momentos, como una medida de planeación, control o prevención de riesgos, aquí es donde el tiempo es un protagonista en interacción con el dinero.

Para determinar el valor del dinero en el tiempo, hay algunas herramientas y conceptos de obligatorio conocimiento, estos son:

  • Valor presente: Es el valor actual de una cantidad o capital que pagaremos o percibiremos en el futuro.
  • Valor futuro: Es la cantidad de dinero que alcanzará una inversión en alguna fecha futura al ganar intereses o alguna tasa compuesta.
  • Valor presente neto: Es el resultado algebraico de traer a valor presente, utilizando una tasa de descuento adecuada, todos los flujos de un proyecto.
  • Valor descontado: Cantidad de dinero que recibe el solicitante de un préstamo después de haber descontado anticipadamente los intereses del monto.
  • Tasa de descuento: Es el porcentaje que se cobra anticipadamente como rendimiento de un préstamo.
  • Anualidades: Es una serie de pagos, depósitos o retiros iguales que se efectúan en intervalos iguales con interés compuesto.
  • Amortizaciones: Es un proceso financiero mediante el cual se cancela una deuda y sus intereses por medio de pagos periódicos.

Uno de los principales objetivos de la contabilidad es proporcionar información financiera para la toma de decisiones.”

Finalmente, es importante tomar en cuenta que hay factores macroeconómicos y del mercado que no están bajo nuestro control como inflación, devaluaciones, tasas de interés de referencia, riesgo país y crisis económicas, entre otros, pero modifican el valor del dinero y deben ser consideradas e incorporadas a las variables sistemáticas utilizadas para valorar los recursos monetarios actuales o futuros.

CONCLUSIONES

Las matemáticas financieras constituyen una herramienta muy importante en la vida diaria de las personas, en el desarrollo operacional de las compañías y en los mercados financieros, pues al utilizar valores representados en unidades monetarias, estos requieren ser valuados para una mejor toma de decisiones, ya sea en la administración de los hogares o como componente de la administración financiera de entes corporativos que buscan la obtención, control y prevención de riesgos sobre sus recursos económicos.

L.C.C. Óscar Moreno Eufracio
Integrante de la Comisión de Finanzas y Sistema Financiero
omoreno@chavezlerin.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: