Veritas Online

Económico y Financiero

Más allá de un recorte al gasto

Más allá de un recorte al gasto
marzo 10
10:11 2016

La fuerte caída de los precios del petróleo, la volatilidad de los mercados financieros internacionales, la depreciación del tipo de cambio y el menor dinamismo de la economía mundial, fueron los sucesos que llevaron a la Secretaría de Hacienda a tomar la decisión de realizar un recorte al gasto por 124.3 mil millones de pesos (mmp) en 2015, hace poco más de un año, como medida preventiva. De este total 52.3 mmp estarían a cargo de dependencias y entidades del Gobierno Federal, 62 mmp sería el ajuste en PEMEX y 10 mmp en CFE.

Si bien este entorno fue la razón de llevar a cabo dicha estrategia, también un elemento importante a considerar era el comportamiento de la deuda, medida a través del Saldo Histórico de los Requerimientos Financieros del Sector Púbico, que se observaba desde 2009, pero sobre todo la expectativa que se tenía para el periodo 2013-2018, que implicaba un aumento de 4.6 puntos del PIB, según las cifras de los Criterios de Política Económica para 2015, publicados en 2014, cifra que se incrementó de manera significativa en los Criterios para 2016 que se publicaron en 2015, en donde se estimó un aumento de 9.7 puntos del producto para el mismo periodo. Más del doble del proyecto previo.

Las cifras de la Secretaría de Hacienda indican que al cierre del 2015 el recorte planeado no se realizó, de hecho el gasto público resultó 197.3 mmp superior a lo que se había presupuestado para todo el año. No obstante, las autoridades hacendarias señalan que el ajuste para el 2015 se cumplió en las partidas en que se habían anunciado. Si bien es cierto que en diversas partidas se cumplió la meta, incluso por arriba de lo previsto, como es el caso del recorte al gasto en Comunicaciones y Transportes, Medio Ambiente y Recursos Naturales y en Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, en la mayoría de las otras partidas donde se habían programado recorte, el gasto resultó superior, en especial en Energía, donde se programó un recorte de 80 millones de pesos y su gasto resultó 108 mmp por encima de lo planeado.

Imagen2

En febrero del presente año, la Secretaría de Hacienda anunció un nuevo ajuste preventivo, esta vez para 2016 por un monto de 132.3 mmp, de los cuales 32.3 mmp los llevarán a cabo las dependencias y entidades del Gobierno Federal y los 100 mil millones restantes los aplicará PEMEX. En este último caso llama la atención que si la solución de los problemas de PEMEX radica en incrementar su producción de crudo, no se entiende por qué la mayor parte del recorte se llevará a cabo en las tareas de exploración y extracción.

Asimismo, se infiere que este ajuste corresponde al que se anunció en los Precriterios 2016 por un monto de 135 mmp, lo cual puede explicar en parte el hecho de que en los resultados de las finanzas públicas de enero de este año ya se aprecie una disminución de 11.6% real en el gasto del sector público. De ser así, el anuncio del recorte no refleja nada nuevo, cuando ya se tenía planeado y anunciado desde el año pasado, lo único es que finalmente el ajuste estaría ligeramente por debajo de lo planteado originalmente.

Sin embargo, existe un ambiente de preocupación por el grado de compromiso del Gobierno Federal para cumplir con esta meta, sobre todo después de conocer los resultado del 2015. Además existe la inquietud por el impacto que tendrá este ajuste en el ritmo de crecimiento de la economía, debido a que de nuevo la inversión es el renglón de ajuste.

Hasta ahora gran parte del gasto público es estéril porque no contribuye ni al crecimiento, ni tampoco a reducir la desigualdad y la pobreza. Si bien es relevante reducir el gasto improductivo que ha caracterizado al Presupuesto de Egresos, debe ser más importante revisar su composición total. Eliminar todos aquellos programas que no tienen rentabilidad social, es fundamental en el proceso de hacer más  eficiente la asignación de los recursos.

Imagen3

La coyuntura debe llevar al Gobierno a ser más proactivo en materia de saneamiento de las finanzas públicas. Actualmente no tenemos precios del petróleo elevados ni tasas de interés a la baja que en su momento dieron una amplia holgura al gasto público propiciando que las autoridades no se preocuparan por realizar ajustes preventivos. Ahora es preciso fortalecer los ingresos recurrentes y con base en ello planear el gasto, pero evitando que de haber un excedente de ingresos se transfieran de inmediato al gasto, como ya pasó en 2015, cuando los ingresos fueron 242.5 mmp mayores a lo previsto y el gasto aumentó, como ya mencionamos en 197.3 mmp. Replantear la dirección del gasto y la estructura de los ingresos tributarios, deberá hacerse pensando en el mediano y largo plazo.

La idea es lograr que el Presupuesto de Egresos cumpla con el objetivo de generar un entorno en el que la población pueda desarrollarse eficientemente, mejorando la distribución del ingreso, el nivel de vida de las familias y estimular el crecimiento de la economía de manera permanente.

MÉXICO

La Secretaría de Hacienda informó que durante enero las finanzas públicas reportaron un saldo deficitario de 48,169.9 millones de pesos (mp), monto que resultó inferior en 42,256 mp al reportado en igual mes del año pasado. Este comportamiento respondió principalmente a la disminución de 11.6% real en el total del gasto público, que en términos absolutos significó una reducción de 42,792.2 mp. Si bien este resultado refleja un ajuste importante en el gasto corriente, el cual se redujo en 13,785.0 mp respecto al año pasado, también se aprecia que el gasto en inversión física fue menor en  23,963 mp, lo que representó una caída anual de 33.5% en términos reales. Por su parte, los ingresos del sector público reportaron una disminución anual de 1.1% real, comportamiento que tuvo su origen en la reducción de los ingresos no petroleros, principalmente en la caída de 25.9% en la recaudación por concepto de IEPS gasolinas y diésel. Los ingresos petroleros, por su parte, aumentaron en 6.1% anual, aunque es importante señalar que esto se debió a factores temporales de cobranza y tipo de cambio, según lo menciona el reporte de la SHCP.

Imagen4

Después de dos meses consecutivos con variaciones negativas, durante diciembre del 2015 la inversión fija bruta tuvo un repunte de 1.9% respecto al mes previo, lo que en términos anuales significó un avance de 1.2%. Sin embargo, esto no implica una mejor perspectiva para esta variable, sobre todo cuando los directivos empresariales siguen percibiendo que no es un buen momento para invertir. El avance mensual del indicador general de inversión fija bruta proviene por una parte, del crecimiento de 3.1% en la inversión en construcción no residencial, lo que pude tener relación con la estacionalidad del gasto público, toda vez que en ese mes aumentan los recursos destinados a inversión física. Por otro lado, la inversión en maquinaria y equipo aumentó 0.6%, impulsada por un aumento de 3.9% en la de origen nacional, en tanto que la importada se contrajo 1.5%, lo que pudo responder al efecto de la depreciación del  tipo de cambio.

Debido a la debilidad que persiste en la economía mundial, las expectativas de crecimiento de México no mejoran, incluso los pronóstico más recientes muestran ajustes a la baja. Evidentemente, esto se refleja en el comportamiento negativo que mantienen los indicadores de confianza empresarial. Las cifras del INEGI indican que en febrero la confianza del sector la construcción tuvo una disminución de 2.5 puntos respecto al mismo mes del año pasado, mientras que en el sector manufacturero se reportó una baja de 2.1 puntos y en el sector comercio una de 2.6 puntos. En todos los casos se observa una caída ininterrumpida al menos desde enero del 2015.

Imagen5

Especialistas tanto del sector privado como del sector público coinciden en que el balance de riesgos se siguió deteriorando, llevándolos a corregir a la baja sus pronósticos de crecimiento del PIB para el presente y próximo año.

Por su parte, en el sondeo realizado por el Banco de México durante febrero, los especialistas del sector privado anticipan que en 2016 el PIB crecerá 2.45%, después de estimar un avance de 2.69% un mes antes. Para el 2017 el pronóstico bajó de 3.18% a 2.98%.

Imagen6

Por su parte, el Banco de México también modificó sus pronósticos de crecimiento. Para el 2016 lo ubicó en un rango de 2.0%-3.0% y para el 2017 en uno de a uno de 2.5%-3.5%, lo que en ambos casos significó un ajuste de medio punto porcentual.

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

El Departamento del Trabajo informó que durante febrero se crearon 242 mil empleos no agrícolas, cifra que además de superar ampliamente la reportada un mes antes, resultó 52 mil registros superior a lo que estimaba el mercado. La mayor generación de puestos de trabajo se concentró en el sector servicios, donde durante el mes se contrataron 245 mil personas. Por el contrario, la industria manufacturera vio reducida su nómina en 16 mil personas. Estos resultados fueron suficientes para mantener la tasa de desempleo sin cambio en 4.9%. Pese a este importante aumento en la ocupación, las ganancias medias por hora trabajada se redujeron 0.1%, manteniendo un comportamiento anual negativo. La baja que mantienen los ingresos por hora, podría ser un factor que lleve a la FED a posponer un nuevo aumento en las tasas de interés en su próxima reunión del 15 y 16  de marzo.

Imagen7

Por su parte, en su informe semanal el Census Bureau señaló que el gasto total en construcción creció 1.5% durante enero, el avance más pronunciado en los últimos nueve meses. Además, superó en un punto porcentual la estimación del mercado. Este resultado reflejó principalmente el incremento de 4.5% en la construcción pública, donde resalta el aumento de 14.7% mensual en obras de calles y carreteras. El gasto privado en construcción creció 0.5% en enero, comportamiento en el cual también se refleja la mejora en el segmento no residencial que tuvo un avance de 2.5 %. El gasto privado residencial se mantuvo sin cambio en el mes.

Imagen8

En el reporte mensual del Institute for Supply Management se aprecia que en febrero el indicador de la actividad manufacturera se ubicó en 49.5 puntos, lo que significó una mejora de 1.3 puntos respecto al mes previo. Sin embargo, este es el quinto mes en el que el índice ISM se mantiene por debajo del nivel de 50 puntos, situación que no se veía desde la crisis financiera del 2009.

Imagen9

En el caso del indicador de servicios, en febrero se ubicó en 53.4 puntos, con lo que si bien se mantiene en la zona de expansión, resultó ser el cuarto mes consecutivo con variaciones mensuales a la baja, además de ser el registro más bajo desde febrero de 2014.

Agenda Económica: Marzo

Imagen10

Indicadores financieros semanales

Imagen11

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: