Veritas Online

Atisbos

Manipulación

agosto 17
10:32 2015

La palabra manipulación usada para indicar usos y costumbres de los medios masivos de comunicación o determinadas relaciones sociales o políticas entre individuos, deriva de la Biología. Originalmente el término fue empleado para designar ciertas intervenciones del hombre sobre la naturaleza con el fin de  alterar su forma, es decir, manipularla. En analogía con este significado originario, usar el término manipulación en lo social, lo político o referido a los medios de comunicación, implica relaciones caracterizadas por una clara distancia entre el carácter activo y deliberado del manipulador para transformar la conducta del manipulado y el carácter pasivo e inconsciente de la conducta de este último, que llega a creer que sus decisiones son libres, cuando en realidad sus opciones han sido inducidas desde la opacidad por el manipulador.

De las diversas clases de manipulación existentes, analizaremos la que se logra distorsionando o suprimiendo la información, por ser engaños operados por la vía de los medios masivos con una percepción generalizada de la ciudadanía.

El ejemplo más simple de la manipulación de la información es la mentira para conseguir el consenso del público o de otros actores. En nuestra época son bien  conocidas las falsedades empleadas tanto por regímenes autoritarios como por los calificados como democráticos. Dos ejemplos: la resolución llamada del golfo de Tonquin, con la cual el Congreso de EU, basándose en falsas noticias acerca de un ataque contra naves de guerra norteamericanas, concedió amplios poderes al presidente Jonhson en relación con la guerra de Vietnam y, más recientemente, la decisión del presidente Bush, avalada por el Congreso, para invadir Irak con fundamento en la “evidencia” de la existencia de armas de destrucción masiva en poder del gobierno iraquí, mismas que nunca se encontraron, porque no existían.   En ambos casos la participación de los medios masivos de comunicación, tanto nacional como internacional, fue decisiva.

La supresión de la información es una segunda técnica general de la manipulación informativa. La supresión de la información, en sí, no implica mentira: simplemente no se hace pública o se oculta a algunos de los tomadores de las decisiones,  información básica, con el fin de orientar su decisión por el derrotero que interesa al manipulador. De hecho la supresión de información tiene como objetivo inhibir a la oposición potencial. Otras formas más sofisticadas de manipulación informativa es hacer propaganda de ideas o personajes, disfrazándolos de información o entrevistas de interés general.

La instrumentación de estas herramientas del engaño solo es factible cuando existe monopolio de la información y/o de los medios de comunicación, que se uniforman y sirven al propósito del manipulador, cualquiera que este sea. En la medida en que el monopolio de los medios o de la información se hacen absolutos la supresión de la información acerca de un hecho se convierte en la supresión del hecho mismo; las distorsiones y valoraciones unilaterales pasan a ser hechos y valores indiscutibles; una mentira, repetida incesantemente, sin ser impugnada, se convierte en verdad.

EPÍLOGO

La mejor vacuna contra la catarata diaria de ruido mediático, manipulador por  excelencia, es el desarrollo de un pensamiento crítico, siempre alerta a las incongruencias y al manejo opaco de la información con propósitos comerciales, electorales o de propaganda ideológica, política, religiosa o de cualquier otro género.

El pluralismo de los medios de información y la posibilidad efectiva de la impugnación pública son un requisito fundamental de la democracia. Abrevar y estar informado de fuentes diversas, suele ser útil a este propósito.

C.P.C. Roberto Álvarez Argüelles
Expresidente del IMCP
mireyagarza14@yahoo.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: