Veritas Online

Enigma Contable

Los rasgos de personalidad en la predicción del fraude

Los rasgos de personalidad en la predicción del fraude
febrero 01
07:08 2018

Hoy en día, una de las principales preocupaciones para gobiernos y organizaciones es contar con un sistema de control que les permita prevenir y detectar la ocurrencia de fraudes. El modelo más utilizado para explicar los factores que llevan a las personas a cometer un fraude es el llamado Triángulo/Diamante del fraude de Donald R. Cressey (Véase gráfico), quien desarrolló un marco conceptual en el que explica que los detonantes principales en la motivación de un individuo para cometer un fraude son Oportunidad, Racionalización, Presión y Capacidad.

Al respecto, Gonzales y Kopp, en su artículo The Use of Personality Traits to Predict Propensity to Commit Fraud, estudian una de las dimensiones menos exploradas de este modelo: la racionalización, ya que es explicada principalmente por las características o personalidades de los individuos. El objetivo de su estudio es determinar predictores confiables para que las organizaciones puedan prevenir fraudes, estudiando las personalidades de quienes contratan.

Para ello, Gonzales y Kopp se basaron en cuatro personalidades, ya estudiadas por otros autores, que representan amenazas asociadas con la propensión para cometer fraudes, específicamente la malversación de activos. Estas personalidades son las siguientes:

Maquiavélica. Es una personalidad que se caracteriza, independientemente de su moral, por enfocarse en sus propias ganancias e intereses. Varios estudios relacionan este tipo de personalidad con la toma de decisiones no éticas.

Narcisista. Es una personalidad que se caracteriza por sentirse único e importante, por lo que tiene necesidad de atención y admiración, tomando ventaja de otros para alcanzar sus objetivos, dadas estas características es más propenso a cometer fraude.

Deshonesta. Muchos estudios han demostrado que la prueba de integridad para determinar la honestidad de las personas está relacionada con la escala de probabilidad de cometer robos, por lo que es muy utilizada en las organizaciones como parte de su proceso de contratación.

Inconsciente. Las personas conscientes son responsables, confiables, organizadas, persistentes y orientadas a resultados; las inconscientes ni siquiera saben si su comportamiento pudiera no ser ético, por lo que son unas de las más propensas a cometer fraude.

Los resultados del estudio realizado concluyen que las personalidades más significativas, que afectan la racionalización de los individuos en el triángulo/diamante del fraude son la deshonesta y la maquiavélica, ya que se guían por motivadores económicos como son la obtención de ganancias, el valor esperado a cambio y la probabilidad de ser descubiertos.

Los resultados son muy importantes para las pruebas de selección y reclutamiento que deben aplicar las organizaciones a sus empleados y fortalecen el valor más importante que tiene nuestra profesión para la sociedad: SER ÍNTEGROS.

Dra. Sylvia Meljem Enríquez de Rivera
Directora del Centro de Vinculación e Investigación Contable en el ITAM
smeljem@itam.mx

 

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: