Veritas Online

Artículo de Portada

Lo que hay que saber antes de adquirir un negocio

Lo que hay que saber antes de adquirir un negocio
agosto 01
08:00 2018

¿Acciones o activos? Esa puede ser la gran duda para un comprador de capital. Lo importante es que durante una potencial transacción haya asesoría fiscal y legal, además de tener los intereses claros.

La adquisición de negocios o empresas es una actividad rutinaria que sucede todos los días alrededor del mundo; sin embargo, no en todos los casos las organizaciones están preparadas para una transacción de este tipo, por lo que hay que entender cuáles son los factores que compradores y vendedores deben tomar en cuenta antes de adquirir o vender un negocio. Es relevante identificar los objetivos e intereses entre los compradores de capital estratégico o de capital de riesgo.

DIFERENCIAS

Los compradores de capital estratégico buscan, dentro de su mismo giro de negocio y por un periodo de tiempo largo, ingresar a un nuevo mercado, absorber a la competencia ya existente o incluso a cierto cliente para hacer más corta la cadena productiva, entre otras cosas. Es decir, el comprador de capital estratégico busca generar o incrementar sus utilidades en el mismo negocio sin tener como objetivo principal su venta en el futuro cercano.

Por otra parte, los compradores de capital de riesgo son aquellos fondos de capital privado, personas físicas con alto patrimonio, los conocidos como venture capital, entre otros, cuyo objetivo es adquirir un negocio para agregarle valor, hacerlo crecer exponencialmente a través de la inyección de nuevo capital o de una reestructuración del mismo negocio con la única finalidad de que en un periodo corto de tiempo (entre cuatro o seis años), este se venda y genere un retorno de la inversión, siendo esto último la principal diferencia con los compradores estratégicos.

Uno los factores determinantes para la adquisición de un negocio es el fiscal, pues no contar con un panorama integral de cómo llevar a cabo la transacción podría resultar en consecuencias adversas, tanto para el comprador como para el vendedor en el corto y largo plazo. Como ya vimos, en ciertos casos la estrategia de salida resulta indispensable para obtener mayores rendimientos de la inversión y disminuye la carga impositiva.

Algunos aspectos a considerar desde el punto de vista fiscal antes de llevar a cabo una transacción de compra son:

  • Situación fiscal del negocio de interés.
  • Estructura de adquisición, dependiendo de si se compran acciones o activos.
  • Atributos fiscales que tenga el negocio de interés (Cuentade Capital de Aportación, Cuca; Cuenta de Utilidad Fiscal Neta, Cufin; pérdidas fiscales).
  • Posibles contingencias fiscales, actuales y futuras.
  • Posición de la compañía ante las autoridades fiscales.
  • Estructura de salida para el retorno de la inversión.

¿ACCIONES O ACTIVOS?

Es común que cuando una transacción de compra se pone sobre la mesa, los involucrados no tengan certeza de cómo adquirir el negocio deseado. En México, la adquisición de un negocio puede llevarse a cabo comprando las acciones o partes sociales de la entidad legal que se desea o los activos que utiliza para realizar las actividades que en conjunto forman el negocio de interés. La decisión no es sencilla si consideramos que para efectos fiscales ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas; todo dependerá del objetivo.

Tratándose de la adquisición de activos, debemos cuestionarnos si lo que compramos realmente son activos en una base individual o un negocio en marcha; lo anterior resulta indispensable, pues del resultado de dicho análisis se asignará el riesgo y las responsabilidades futuras al comprador. En términos generales, las disposiciones fiscales en México establecen que el vendedor y el comprador son responsables solidarios en la adquisición de un negocio durante un plazo de cinco años contados hacia atrás a partir de la adquisición.

La relevancia del análisis radica en la poca claridad que hay en las disposiciones fiscales respecto de lo que se considera como negociación: en caso de concluir que lo que se transfiere es la negociación, la adquisición de los activos pudiera no ser la mejor opción para llevar a cabo la transferencia. En este orden de ideas, si la adquisición de activos es debidamente asesorada por el experto fiscal y legal, la transferencia de los potenciales riesgos fiscales y la responsabilidad solidaria puede ser mitigada. Por otro lado, en una compra de acciones, las contingencias históricas que pudieran existir permanecen en la compañía adquirida y, por lo tanto, se quedan con el comprador de manera directa.

Las disposiciones fiscales establecen que el vendedor y el comprador son responsables solidarios en la adquisición de un negocio durante cinco años.

A continuación, se muestran las principales ventajas y desventajas en la adquisición de activos o acciones:

COMPRA DE ACTIVOS

Ventajas

  • El Impuesto al Valor Agregado (IVA) pagado es recuperable si el comprador es residente de México.
  • Es posible incrementar la base de los activos fijos e intangibles para el Impuesto Sobre la Renta (ISR) transferido.
  • No existe transferencia de responsabilidad solidaria, excepto cuando se concluye que lo que se adquiere es un negocio que está en marcha.
  • El vehículo de adquisición puede ser propiamente diseñado desde un inicio, incluyendo las estrategias de salida.

Desventajas

  • El tiempo requerido para constituir el vehículo de adquisición y completar la compra de los activos.
  • Los empleados transferidos usualmente demandan que se reconozca la antigüedad por el nuevo empleador, a menos que hayan recibido un pago por liquidación del antiguo empleador.
  • El Impuesto Sobre Adquisición de Inmuebles (ISAI) es aplicable.
  • El crédito mercantil o sobreprecio pagado por los activos no es deducible para el ISR.
  • El IVA incrementa el costo de la transacción.

COMPRA DE ACCIONES

Ventajas

  • Menor tiempo de implementación.
  • Usualmente es más atractiva para el vendedor, tanto a nivel comercial como fiscal, pues la enajenación pudiera estar exenta de impuestos y el precio pudiera ser menor.
  • La transferencia de pérdidas fiscales y otros atributos (Cuca, Cufin) es permitida.
  • No existe impuesto por adquisición de bienes inmuebles.
  • La compra de acciones está exenta del IVA.

Desventajas

  • El comprador se vuelve responsable directo por cualquier reclamo y omisión histórica de la entidad.
  • No hay deducción para el ISR por el precio de compra.
  • La responsabilidad de impuestos diferidos son adquiridos.
  • Posiblemente menos eficiente desde el punto de vista fiscal respecto de la financiación.

Cuando compradores estratégicos y de capital de riesgo se encuentran frente a una potencial transacción de este tipo, deberán atender cada uno de los puntos antes referidos en la medida que siempre tengan claros sus objetivos e intereses.

CONCLUSIONES

Antes de adquirir un negocio es importante que todos los involucrados identifiquen claramente sus objetivos e intereses. Así, con el apoyo de sus respectivos equipos de asesores, tanto legales como fiscales, determinarán la mejor forma de llevar a cabo la eventual transacción, ya sea a través de la compra de acciones o la compra de activos , y evitar cualquier eventual contingencia desde el punto de vista fiscal en el futuro o, mejor aún, planeando la mejor y más eficiente estrategia de salida que usarían en caso de ser necesaria.

 

Carlos de Jesús Vargas Vallejo
M&A Tax Lead Partner en KPMG México e integrante del Consejo Editorial de la revista Veritas
carlosvargas@kpmg.com.mx

Pablo Rodrigo Velázquez Jiménez
M&A Tax Manager en KPMG México y Socio del Colegio
rodrigovelazquez@kpmg.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: