Veritas Online

Recientes

Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos: Implicaciones tributarias

Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos: Implicaciones tributarias
octubre 01
00:18 2014

La reforma energética posibilita al sector privado, nacional y extranjero, invertir en Pemex, y con ello se establecen las reglas para los contratistas.

La aprobación de la reforma energética implica un cambio significativo en el paradigma de producción de hidrocarburos en México, finalizando con el monopolio estatal de gas y petróleo a través de Petróleos Mexicanos (Pemex) y permitiéndose, por primera vez en décadas, la inversión en la industria por parte del sector privado tanto mexicano como extranjero.

Si bien, tanto el petróleo como el gas en el subsuelo continuarán siendo propiedad del Estado, por medio de procesos de licitación, las compañías privadas podrán celebrar distintos tipos de contratos con el Estado, a través de los cuales se les permitirá llevar a cabo actividades de exploración y extracción de hidrocarburos.

En vista de los cambios medulares al sector energético también fue necesario ajustar el régimen fiscal existente, que hasta ahora solo había sido aplicable a Pemex.

En tales términos, se aprobó la Ley de Ingresos sobre Hidrocarburos, la cual establece el régimen fiscal tributario y contractual específico al que se someterán los contratistas y las empresas productivas del Estado dedicados a la exploración y extracción de hidrocarburos, en adición a las demás disposiciones tributarias existentes.

Es necesario hacer una clara distinción entre el “régimen fiscal contractual o no tributario”, referente a la regulación y los términos que se establecen en los contratos que celebrarán los particulares con el Estado; y el “régimen fiscal tributario”, el cual se refiere al ámbito de las contribuciones que se pagan al Estado.

En primer lugar, se establece que los contratistas deberán ser personas morales residentes fiscales en México y que podrán participar en las licitaciones de forma individual, mediante asociación en participación o en consorcio.

Se entenderá por consorcio, cuando dos o más empresas productivas del Estado y/o personas morales presenten conjuntamente una proposición para una licitación, sin necesidad de constituir al momento una entidad de propósito específico, lo cual otorga mayor flexibilidad a los inversionistas.

Resulta novedoso y benéfico que a esta figura del consorcio se le otorgue una transparencia tributaria total, en donde cada integrante se hace cargo del pago de su Impuesto Sobre la Renta (ISR).

La ley contiene diversas disposiciones destinadas a regular las bases sobre las cuales se determinarán las contraprestaciones contractuales en favor del Estado, incluso limitando la deducción de algunos conceptos, lo cual no implica que esas mismas reglas deban aplicarse para la determinación de las contribuciones, como el ISR.

A la figura del consorcio se le otorga transparencia tributaria total; cada integrante se hace cargo del pago del Impuesto Sobre la Renta

Las contraprestaciones que se pagarán al Estado, dependiendo del tipo de contrato que se celebre, son:

  • Cuota contractual para la Fase Exploratoria: Cuota mensual pagada por contratistas que aún no han comenzado la fase de producción, con base en la superficie del área contractual.
  • Regalías: Pago equivalente a un porcentaje bruto de los hidrocarburos producidos, que se ajustará en función del precio contractual del hidrocarburo.
  • Bono a la firma: Monto específico pagado por el contratista en el momento y en los términos establecidos en las bases de licitación.
  • Contraprestación sobre el valor contractual de los hidrocarburos o la aplicación de un porcentaje a la utilidad operativa: Es el principal elemento para capturar la renta económica en favor del Estado. La tasa de la contraprestación y las reglas para ajustarla, se establecerán en los contratos y las bases de licitación.

En materia tributaria, esto es, para efectos del ISR, se señalan diversas tasas de depreciación específicas para inversiones para la exploración y extracción de hidrocarburos, aplicables en sustitución a las contenidas en la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR): i) 100% para inversiones para la exploración, recuperación secundaria y mejorada, y el mantenimiento no capitalizable; ii) 25% para inversiones para el desarrollo y explotación de yacimiento de hidrocarburos, y iii) 10% para inversiones para infraestructura de almacenamiento y transporte indispensable para la ejecución del contrato.

En atención a los largos periodos de recuperación de inversiones, tratándose de contribuyentes que realicen actividades en aguas profundas, podrán disminuir las pérdidas fiscales en que incurran, en un ejercicio en los siguientes 15 ejercicios fiscales, en lugar del plazo general de 10 ejercicios.

Con el fin de separar los resultados que se obtengan por las actividades de extracción y exploración de las demás actividades de los contribuyentes, se crea un “cerco fiscal”, el cual consiste en establecer que los contratistas deberán tener como objeto exclusivo la exploración y extracción de hidrocarburos y que además no podrán tributar bajo el régimen opcional de integración. No obstante, a diferencia de lo señalado en la iniciativa del Ejecutivo, se asienta que los Contratistas sí podrán ser titulares de más de un contrato.

Se establece un nuevo supuesto para la creación de Establecimiento Permanente (EP) por parte de extranjeros que realicen actividades en territorio nacional o en la zona económica exclusiva, reguladas bajo la Ley de Hidrocarburos en territorio nacional durante más de 30 días en un periodo de 12 meses.

También, se gravarán en México los sueldos pagados a residentes en el extranjero por residentes en el extranjero sin EP, por servicio subordinado relacionado con las actividades de contratistas o asignatarios realizados en territorio nacional o en la zona económica exclusiva, cuando se exceda de 30 días dentro de un periodo de 12 meses.

En vista de los cambios medulares al sector energético fue necesario ajustar el régimen fiscal existente, que hasta ahora solo había sido aplicable a Pemex

Por supuesto, será necesario revisar la posible protección de tratados fiscales internacionales, puesto que estos pueden contener supuestos de EP y salarios distintos.

En materia de Impuesto al Valor Agregado (IVA), causarán dicho impuesto a la tasa de 0% las actividades por las que se deban cubrir las contraprestaciones contenidas en los contratos. Esta tasa no aplicará respecto otros contratos u operaciones con terceros.

Adicionalmente, se establece un nuevo impuesto por la actividad de exploración y extracción de hidrocarburos, destinado a resarcir afectaciones al entorno social y ecológico. Dicho impuesto se pagará con base en la superficie que comprenda el área del proyecto.

CONCLUSIÓN

Si bien se establece un régimen tributario que busca alentar la inversión en el ramo energético, aún quedan aspectos pendientes de abordar, como la incertidumbre que se genera en este tipo de proyectos de capital intensivo y de largo proceso de maduración debido al reconocimiento de los efectos inflacionarios y cambiarios en la determinación de la base del ISR.

Pueden usarse contratos de cobertura cambiaria para protegerse de algunos riesgos derivados de la fluctuación cambiaria; sin embargo, además de los costos que conlleva, en materia fiscal, existen diversos efectos colaterales que dichas coberturas no protegen.

Por ello, se debería analizar la posibilidad de permitir a los contribuyentes llevar su contabilidad para efectos tributarios con base en una moneda funcional, distinta del peso mexicano. Esto permitiría facilitar la inversión privada, atraer capital con menores costos y generar un marco de certeza. De igual manera, el fisco también tendría certidumbre en su recaudación.

Este tipo de régimen no es novedoso, sino que ya existe en la legislación de países como Australia, Canadá, Chile, Inglaterra, etc. Incluso, la normatividad contable, tanto nacional como internacional, contempla esta posibilidad para efectos financieros.

Lic. y C.P. Ricardo Rendón Pimentel

Socio Chevez, Ruiz, Zamarripa y Cía., S.C.

rendon@chevez.com.mx

C.P. Edgar García Wigueras Morales

Asociado Chevez, Ruiz, Zamarripa y Cía., S.C.

egarcia@chevez.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: