Veritas Online

Económico y Financiero

La Unidad de Medida y Actualización (UMA)

abril 25
16:31 2016

El pasado 27 de enero se publicó en el Diario Oficial de la Federación el “Decreto por el que se declara reformadas y adicionadas diversas disposiciones de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, en materia de desindexación del salario mínimo”, de tal manera que “el salario mínimo no podrá ser utilizado como índice, unidad, base, medida o referencia para fines ajenos a su naturaleza”, por lo que el incremento del salario mínimo dejará de ser la base de ajuste para el pago de hipotecas, multas, recargos, derechos o tarifas.

En sustitución será la Unidad de Medida y Actualización (UMA) la que funcione como referente para el cálculo y actualización de todos estos temas, que en principio se fija en 73.04 pesos, que es equivalente al salario mínimo actual. En este caso, el decreto aprobado señala que a partir de su publicación el Congreso, en un plazo que no excederá 120 días naturales, deberá emitir la reglamentación para la actualización del valor de la UMA, y que será el INEGI el responsable de su seguimiento mensual.

En tanto se publica esta ley, el valor diario de la nueva unidad de medida se determinará multiplicando el valor de la UMA del año previo, por la inflación anual de diciembre, también del año anterior, es decir, ahora la base de actualización será el índice nacional de precios al consumidor.

Con esta resolución se intenta evitar el efecto directo que podrían tener los hogares ante la propuesta, que sigue en estudio por diversos grupos de especialistas, de incrementar de manera significativa el salario mínimo en los próximos dos años, debido a que esta variable había sido la referencia de actualización de las obligaciones de los hogares en materia de hipotecas, multas y recargos con las instituciones del sector público.

En este sentido, diversas instituciones se adelantaron y realizaron análisis profundos de sus posibles efectos, como es el caso del INFONAVIT, que el pasado 20 de abril logró que la Cámara de Diputados aprobara el dictamen de reforma a la Ley del Instituto para adecuarla al cambio constitucional en materia de desindexación del salario mínimo.

En este dictamen se contemplan aspectos que ya se mencionan en el Decreto en el que se establece la UMA como medida de referencia, como el hecho de que los créditos otorgados en salarios mínimos se actualizarán con base en el incremento que tenga esta variable, siempre y cuando este aumento no rebase el reportado por la UMA. Es decir, que cuando el aumento del salario mínimo sea mayor al de la UMA, el saldo de los créditos otorgados en salarios mínimos no se podrá actualizar a una tasa superior al incremento de la UMA. Asimismo, en artículos transitorios de ese dictamen, se contempla que “los contratos que tenga celebrado el Instituto, vigentes a la fecha de entrada en  vigor del presente decreto, que utilicen el salario mínimo como referencia para cualquier efecto, no se modificarán por la Unidad de Medida y Actualización, salvo que las partes acuerden expresamente lo contrario”.

Sin duda estas reformas son un avance importante que beneficiarán a los hogares en el mediano y largo plazos. Sin embargo, la atención ahora estará en la mecánica que el Congreso defina para que el INEGI actualice la UMA.

De acuerdo con el Decreto de enero pasado, provisionalmente su actualización se basa en el aumento de los precios al consumidor del año previo. Sin embargo, tomar esta medida como base de actualización puede reflejar ciertas inconsistencias, toda vez que integra aspectos que poco o nada tiene relación con las variables que afectarán y representar costos más altos para los hogares. Es decir, porqué relacionar el aumento de los créditos hipotecarios, por ejemplo, con la evolución de los precios del limón, del jitomate, o de la cebolla.

Hay que recordar que el índice general de precios al consumidor se integra del subíndice subyacente y del no subyacente, en donde en este último se contemplan los precios de los bienes y servicios más volátiles de la economía, como el precio de los productos agropecuarios y de los energéticos y tarifas autorizadas por el Gobierno.

En los últimos quince años, el incremento acumulado de ambos indicadores, así como el del salario mínimo, pueden dar una idea del beneficio que podrían tener los hogares en materia adeudos hipotecarios y créditos personales, multas y recargos si la base de actualización fuese el índice de precios subyacente, es decir, el que excluye los rubros más volátiles de la economía y que refleja de manera más clara los efectos de la política monetaria con el objetivo de mantener el poder adquisitivo de la moneda.

Mientras que del año 2000 al 2015 el salario mínimo de la zona A, que era la principal referencia, se incrementó en 103.5%, el índice general de precios al consumidor lo hizo en 100.9%, mientras que el subíndice subyacente acumuló una alza de 86.3%. Esto muestra una amplia diferencia que pudo ser un ahorro para los hogares en la evolución de hipotecas.

No obstante, habrá que esperar la resolución final sobre la forma en que el INEGI actualizará la UMA, aunque no se percibe otra variable distinta a la inflación para ello. Si esto es así, la idea sería utilizar el subíndice de precios subyacente como variable base para su actualización.

Aunque por otro lado, también sería prudente discutir cual es la necesidad de tener una unidad de medida base para los temas en los que incidía el salario mínimo, cuando las variables pueden medirse en pesos y simplemente actualizarlos cada año con el indicador de precios que sugerimos.

Sin embargo, será hasta que concluya el proceso de actualización de todas las leyes secundarias y decretos que se modificarán con la reforma constitucional que estipula a la UMA como medida básica, para evaluar el efecto general. La idea es nivelar el impacto de la nueva unidad de medida en los derechos y obligaciones de la población.

MÉXICO

De acuerdo con el reporte el INEGI, durante los primeros quince días de abril, el índice general de precios al consumidor reportó una disminución de 0.35%, en tanto que en el mismo periodo del año pasado este indicador tuvo una baja de 0.45%. El principal origen de este comportamiento fue la disminución de 1.84% en el subíndice de precios no subyacente, la cual respondió en buena medida al descenso de 2.26% que registró el rubro de precios de energéticos y tarifas autorizadas por el gobierno, dentro del cual destacó la baja de 13.06% en los precios de la electricidad, como consecuencia del inicio de las tarifas de temporada cálida en diversas ciudades del país. La disminución de 3.76% en los precios de frutas y verduras también tuvo una incidencia importante, tras reflejar reducciones de 17.68% en el precio del jitomate, de 14.96% en el de la cebolla, 16.41% en el chile serrano y 13.59% en el de la calabacita, entre otros. Por su parte, el subíndice de precios subyacente tuvo una aumento de 0.15%, respondiendo en mayor medida al alza de 0.24% en los precios de mercancías, especialmente de las no alimenticias, las cuales reportaron un aumento quincenal de 0.26%. A pesar de estos resultados, la inflación anual ascendió a 2.60%, con lo que se interrumpió su tendencia descendente de las últimas tres quincenas. La inflación subyacente tuvo un avance anual de 2.79% y la no subyacente de 2.01%, en ambos casos porcentajes que superaron los reportados una quincena antes.

Imagen1

Imagen2

El INEGI informó que durante febrero el personal ocupado del sector manufacturero aumentó en 0.2%, respecto al mes previo, de tal manera que en su comparación anual registró un crecimiento de 2.6%. Si bien conserva un comportamiento favorable, su ritmo de avance muestra una moderación a partir de enero del 2015, que fue su punto más alto en los últimos dos años. Por su parte, las remuneraciones medias reales tuvieron una baja mensual de 0.1%, aunque en términos anuales tuvo un ligero avance de 0.4%

Imagen3

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

El sector inmobiliario vuelve a mostrar datos poco favorables, ya que de acuerdo con datos ajustado del reporte del Census Bureau, en marzo el inicio de construcción de casas fue de 1.089 millones de unidades a tasa anual, lo que significó una caída mensual de 8.8%. Este comportamiento respondió principalmente a la desaceleración del inicio de viviendas unifamiliares, que tuvo una baja de 9.2%, resaltando el desplome de 21.2% en la región del medio oeste. Le siguieron las bajas de 9.1% en el oeste, de 6.8% en el noreste y de 4.9% en el sur. Por su parte, los permisos de construcción cayeron a una tasa mensual de 7.7%. Los permisos de construcción son un indicador adelantado, por lo que los datos de marzo no son un signo alentador de la actividad de la construcción para los próximos meses. No obstante, un dato positivo fue el que reporta el número de viviendas en construcción, que en términos anualizados pasó de 985 mil a 990 unidades, lo cual puede ser un factor positivo en la evolución del PIB del primer trimestre del año.

Imagen4

Por su parte, el reporte del Conference Board muestra que después de tres meses consecutivos con resultados a la baja, en marzo el indicador líder de la economía registró un ligero repunte de 0.2%, aunque se debe mencionar que este porcentaje fue inferior al 0.4% que anticipaba el mercado. Los rubros que mayor contribución tuvieron en el indicador general fueron el aumento de los precios de las acciones, que aportó 0.25 puntos porcentuales, seguido del diferencial de tasas de interés con 0.17 puntos. El rubro de nuevos pedidos y órdenes de bienes de capital no militares, salvo las aeronaves, aportó 0.03 puntos, en tanto que las nuevas órdenes de manufacturas generaron 0.01 puntos. No obstante, estas aportaciones fueron compensados ​​en parte por la incidencia negativa de 0.25 puntos que tuvo la caída de los permisos de construcción.

Imagen5

Agenda Económica: Abril

Imagen6

Indicadores financieros semanales

Imagen7

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: