Veritas Online

Espacio BIVA

La tecnología como diferenciador

La tecnología como diferenciador
agosto 01
2020

Hace algunas semanas, anunciamos que la Bolsa Institucional de Valores (BIVA) estaba aumentando al doble la capacidad de procesamiento que tenía el mercado de nuestro país. De cien mensajes por segundo en cada sesión de cada cliente del protocolo FIX (Financial Information Exchange), se incrementó a doscientos mensajes.

Este anuncio es una muestra más del compromiso permanente que tiene BIVA con mejorar la tecnología y que viene desde antes de salir a la luz, en específico, desde que apenas era un proyecto de Cencor (Central de Corretajes), el grupo empresarial que hizo realidad una segunda bolsa de valores en México.

Una de las primeras decisiones que se tomaron fue la evaluación de las diferentes opciones que había en el mercado para el desarrollo del sistema de negociación, decidiéndose finalmente por Nasdaq y su producto X-Stream, presente en ese momento en más de treinta bolsas alrededor del mundo.

El X-Stream, Sistema de Negociación OPEL de BIVA, representa la tecnología más avanzada y rápida del mundo, su funcionalidad es estándar a nivel global y utiliza los protocolos de comunicación más usados en el mercado, tanto para la entrada de órdenes como para su market data. Pero no todo es el sistema de Nasdaq, ya que para que BIVA lograra ser una de las bolsas más rápidas y confiables del mundo, se realizó una importante tarea de implementación y una fuerte inversión en infraestructura de servidores y redes, capaz de dar respaldo a un producto tan avanzado.

Con orgullo les comento que, desde su implementación, no hemos tenido ninguna falla técnica en el Sistema de Negociación OPEL y se ha logrado tener 100% de disponibilidad desde que comenzó BIVA, y por ende, en el mercado mexicano. Hemos seguido invirtiendo en tecnología e infraestructura, lanzando nuevas funcionalidades para beneficio de los clientes y del mercado nacional.

¿Qué beneficios trae el aumento de capacidad? Quizás la imagen que mejor ejemplifique esto sea una carretera donde los autos que pasan son las órdenes que llegan a nuestro sistema. Si tenemos una carretera únicamente de dos carriles, llegará un punto donde se satura, provocando que se haga más lento todo el proceso. Lo que anunciamos recientemente es la duplicación de carriles para que haya mayor flujo de estos autos y que todo corra mucho más rápido.

Una mayor capacidad provoca que haya más liquidez en las emisoras y, por lo tanto, un flujo alto de inversionistas. En los últimos meses, el flujo de órdenes se ha incrementado considerablemente en BIVA; en 2019 había un promedio de 4 millones de órdenes diarias procesadas, mientras que hoy estamos procesando 12 millones de ellas.

El beneficio para el cliente final es una mayor liquidez, es decir, que siempre haya alguien disponible a comprar o a vender una acción determinada. Con esto, el inversionista tiene la seguridad de que cuando quieres comprar un valor, siempre hay alguien que te lo venda, o viceversa. A mayor liquidez, hay un mayor beneficio para el inversionista, grande o chico, institucional o retail, y el mercado mexicano se vuelve más atractivo en general, pues se reducen los costos transaccionales. Esto ha provocado que clientes que antes no operaban en México se hayan acercado al mercado, gracias a la mayor liquidez proporcionada por BIVA.

Con esta apuesta por la tecnología, BIVA logra alcanzar una de sus metas fundamentales: fortalecer el sector bursátil mexicano y que más mexicanos puedan encontrar beneficios en el mercado de valores.

Lic. Eduardo Calderón
Director de Operaciones BIVA
ecalderon@biva.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: