Veritas Online

Tecnologías de la Información

La revolución del Blockchain

La revolución del Blockchain
febrero 01
15:19 2018

EL DESARROLLO DE UNA REVOLUCIÓN  

Será una revolución que cambiará la forma de vida en la sociedad humana de una forma mucho más radical de lo que podría hacerlo cualquier cambio de gobierno.

¿POR QUÉ?

Porque cambiará la forma en que las entidades mercantiles, cualquiera empresa u organización lucrativa, opera. Y esto sin importar en qué lugar del mundo se encuentra.

Por cientos de años, la forma en que las empresas operan y están estructuradas no ha tenido cambios sustanciales.

Los inversionistas confían su capital a una estructura jerárquica, encabezada por un director general o una junta directiva. Siempre el objetivo de estos ejecutivos es maximizar el valor para sus accionistas al extraer la mayor cantidad de valor de sus consumidores.

Nuestros intereses como consumidores, claramente están enfrentados con los intereses de las empresas que nos proveen de bienes y servicios. Hay un evidente conflicto de intereses (por mucho que gran parte de la mercadotecnia busca, precisamente convencernos de lo contrario). Toda compañía existe para hacer dinero. Y aunque, en un mercado competido la satisfacción del cliente se vuelve esencial para sobrevivir, simplemente es un medio para incrementar las ganancias.

Hay una obvia razón para esta búsqueda de la ganancia. Los accionistas requieren rendimientos sobre el capital invertido. Si no, ¿para qué lo invertirían?.

Y si la compañía no tiene capital tampoco hay recursos para proporcionar los bienes y servicios que consumimos.

Como todos sabemos las ganancias de los inversionistas son los costos que todos pagamos por tener acceso a los satisfactores que resuelven nuestras necesidades.

¿Pero si hubiera una forma más eficiente? ¿Una manera de organizar el sistema económico de tal forma que se requiera mucho menos capital para operar una empresa?.

Al responder esta pregunta se abrirían oportunidades que hoy solo podemos imaginar para nuevos emprendedores y para los propios consumidores.

Pero antes de tratar de hacerlo. Veamos otros actores cuyos intereses son contrarios a los de los consumidores y los propios accionistas.

Los administradores de las empresas tienen grandes incentivos para extraer la mayor cantidad de ganancias que les sea posible de las empresas para las que trabajan. Solo piensa en cualquier compañía para la que aspires a trabajar. Si dejas de lado la satisfacción personal que puedas obtener por tu trabajo, tu salario y beneficios adicionales serán típicamente lo que consideres más valioso. Los cuales estarán directamente relacionados con el valor que puedas extraer de tus consumidores. A mayor valor que puedas obtener de ellos, mayor será tu compensación.

Pero aquí viene una paradoja del sistema. También entre mayor sea el valor que los administradores pueden extraer de la compañía, menor será el valor disponible para los accionistas.

Lo cual nos lleva al segundo gran conflicto que genera costos para los consumidores, el “problema de agencia”.

Los administradores supuestamente deberían de actuar como agentes de los accionistas y maximizar el valor que obtienen por su capital. Pero su interés principal no ese. Es incrementar su propia riqueza. Solo por curiosidad morbosa, puedes buscar en Google “escándalos sobre paga a ejecutivos”. Te podrás dar una idea cuántas empresas están enfrentando revueltas de sus accionistas por lo que consideran paquetes salariales desmedidos. Especialmente cuando en muchos casos las compañías administradas por esos ejecutivos pasan por periodos de malos resultados.

La buena noticia es que hoy estamos al filo de una trasformación que tiene la capacidad de eliminar por completo estos problemas esenciales del capitalismo: empresas contra consumidores y administradores contra accionistas.

Esta trasformación promete erradicar el problema de agencia y cambiar nuestras nociones esenciales del gobierno empresarial. Pero lo que puede ser aún más importante. Estamos frente a un cambio radical en los montos de capital que son necesarios para desarrollar un negocio. Algo que puede hacer a los negocios tradicionales tan poco competitivos que se vuelvan obsoletos. Y abrir caminos impensables hace unos años para los emprendedores de países que tradicionalmente no pueden estar en la primera línea de la innovación.

Pero, ¿cómo? En una palabra… Blockchain

(Aunque la traducción más común al español es cadena de bloques, usaremos el término blockchain de aquí en adelante).

LO QUE VIENE EN UN UN FUTURO MUY CERCANO

 Si no estás familiarizado con lo que es el blockchain y haces una pequeña investigación descubrirás que es la tecnología detrás de las “criptomonedas”. La blockchain con la que funciona Bitcoin es una gigantesca hoja de cálculo (tipo Excel) que muestra la historia completa de todas las transacciones y propiedad de cada bitcoin. Cada diez minutos, la hoja completa es actualizada con un nuevo “bloque” de transacciones. Pero aquí viene lo excepcional.

Cada propietario de un bitcoin puede tener acceso a la hoja completa de transacciones. Eso lo hace completamente transparente.

Detengamos un momento en esto.

Supongamos que A entra a la tienda de B (ya sea que la tienda este en línea o en un centro comercial, eso es irrelevante) a comprar un artículo cualquiera. Al día de hoy A puede elegir pagar con:

  • Efectivo el cual B acepta porque las leyes le indican que debe Pero se requiere que A saque el efectivo de un banco o lo guarde en algún lugar seguro. Y después B debe depositarlo o guardarlo igualmente en alguna parte. Todo ese proceso es carísimo y en muchos lugares altamente riesgoso.
  • Tarjeta de crédito o débito lo cual requiere instituciones gigantescas (bancos y compañías operadoras de tarjetas de crédito) detrás para operar todo el
  • B puede recibir el pago mediante un cheque de Lo cual también requiere de la intervención de un banco en la operación pero al carecer de la misma infraestructura de las tarjetas de crédito es tanto como dejar que A se lleve el artículo y esperar que cumple con su promesa de pasar a pagarlo otro día.

Ahora supongamos que B recibe pagos en bitcoin y que A tiene un monedero. Así que B tiene plena certeza que recibió el dinero de A. Sin la intervención de bancos y compañías operadoras de tarjetas de crédito que tienen accionistas que quieren cobrarles lo más posible por el servicio y empleados que buscan retener para ellos la mayor cantidad posible de las ganancias.

De la misma forma que el correo electrónico es una de las infinitas aplicaciones de internet, bitcoin es solo una de las posibles aplicaciones del blockchain. Su éxito le ha demostrado al mundo (todavía a una parte muy pequeña de este, pero eso está por cambiar) que es posible para cualquiera dos extraños intercambiar valor sin requerir de un intermediario. Y que esto puede hacerse en una forma completamente trasparente, verificable y abierta.

En el futuro cercano veremos cómo dos de las aplicaciones del blockchain están por resolver las dos grandes paradojas del capitalismo a las que me refería al inicio del artículo.

PROBABLEMENTE HAYAS OÍDO EL TÉRMINO SMART CONTRACT 

Este término fue usado por primera vez en 1994 por el científico computacional y investigador jurídico Nick Szabo. El pensó que un libro de contabilidad descentralizado (como el blockchain) se podía utilizar para hacer contratos digitales autoejecutables. En lugar de un blockchain que contenga transacciones de bitcoins, los bloques para operar contratos inteligentes (smart contracts) contienen código para computadora que se ejecuta bajo ciertas condiciones.

Veamos un ejemplo:

Supongamos que Ana pública un anuncio para vender su iPhone, por una fracción de bitcoin. A Jaime le interesa la oferta así que le avisa que lo quiere comprar.

Actualmente esta transacción es muy difícil que realice porque Ana y Jaime no se conocen, así que Ana no confía en que Jaime le pague si le manda su teléfono por mensajería ni Jaime cree que Ana lo pondrá en la mensajería si el deposita primero. Lo que resulta en que hay un intermediario que les cobra a ambos una comisión por hacer la operación.

En el futuro el asunto se puede solucionar a través de un smart contract.

Un simple contrato inteligente permite a Jaime pagarle a Ana el precio que pide a través de depositar esa cantidad en una cuenta de depósito en garantía dentro de un smart contract que reside en la blockchain. Ana puede verificar que el bitcoin que pide por su teléfono ha sido pagado, así que ya sabe que Jaime es serio. El smart contract establece que cuando la entrega sea completada el dinero será puesto a disposición de Ana. Y Jaime sabe que si la mensajería no aparece por su puerta en el plazo establecido y con el producto pactado, el dinero que puso en el smart contract le será devuelto a su cuenta.

¿Cuál es la diferencia con una carta de garantía tradicional?

En primer lugar, no hay intermediario centralizado (llamase compañía de subastas, banco, etc). En segundo lugar, las comisiones son cero o una cantidad muy pequeña. Tercero, actualmente los bancos comerciales ofrecen sistemas de garantías que funcionan aceptablemente para grandes transacciones. Pero imagina que Ana quisiera usar una institución bancaria para la operación. Solo en comisiones pagaría más que lo que vale su teléfono. A diferencia de esto una garantía a través de un smart contract puede usarse tanto para operaciones gigantescas como muy pequeñas.

Ahora veamos ejemplo aplicado a un negocio.

El sistema de salud privado en México, y en gran parte del mundo, actualmente está plagado de incentivos perversos.

Muchas de las personas que atienden su salud con proveedores privados lo hacen a través de seguros de gastos médicos mayores. En este tipo de seguro, cuando el paciente tiene alguna enfermedad o sufre un accidente debe acudir con un médico o un hospital para recibir atención y después acudir a una farmacia para comprar los medicamentos. Esos gastos, en la gran mayoría de los casos, deben ser cubiertos por el paciente.

Después de pagar los pacientes deben pasar por un engorroso proceso para recuperar lo que gastaron de la compañía de seguros. Para ello deben recabar informes médicos y resultados de estudios y análisis para sustentar su reclamación. Esto da como resultado que:

  • La información esta fraccionada y no es Lo cual resulta en que las aseguradoras tienen que ofrecer seguros de gastos médicos mayores muy costosos que limitan la cobertura a los asegurados a través de deducibles y coaseguros para contener la probabilidad de pérdida.
  • Los asegurados en muchas ocasiones no acuden a los servicios médicos debido a que tienen que realizar gastos que después no tienen la certeza de que la aseguradora les
  • Los usuarios solo acuden con a los servicios médicos cuando su salud ya está muy Lo que incrementa el costo de los tratamientos, por lo cual, los seguros médicos se incrementan de costo.

Ahora imaginemos cómo funcionaría el sistema operando en una blockchain:

  • El paciente solicita una consulta o una atención de urgencias a través del blockchain antes de llegar al servicio. El smart contract que sustituye a su póliza de seguro determina si el servicio es procedente de acuerdo a las condiciones del seguro y genera una carta garantía de pago para el proveedor con una cantidad en la criptomoneda en que este pactado el seguro.
  • Los pacientes reciben el servicio y el proveedor actualiza directamente el expediente del paciente directamente al blockchain.
  • El sistema verifica que los gastos están cubiertos por el seguro y libera la orden de pago al proveedor.
  • Toda la información esta trasparentemente depositada en un blockchain por lo que los pacientes pueden tener acceso a sus expedientes médicos completos. Los proveedores de servicios de salud pueden dar diagnósticos y tratamientos más precisos.
  • Muchos más empresarios pueden participar en el negocio de seguros de gastos médicos lo que mejora el servicio y baja los costos.

Esta aseguradora de salud descentralizada es un ejemplo de una Decentralized Autonomous Corporation (DAC, por sus siglas en inglés).

Esta es una entidad que utiliza el blockchain y los smart contracts para operar un negocio transparente donde se alinean los intereses de todos los participantes.

Las DAC representan una amenaza existencial a los negocios centralizados que colectivamente generan miles de millones de dólares en utilidades.

Supongamos que esta versión descentralizada de aseguradora solo cobra el 5% de los pagos esperados como indemnización a sus clientes por sus servicios contra  el 30% de una aseguradora tradicional. Solo consideremos que en la DAC no hay un gran corporativo, directivos cobrando bonos de millones de pesos ni cientos de personas para revisar cada papel. Bueno, de hecho, no hay papel.

Ahora supongamos que ese 5% es distribuido también a través de un smart contract entre las personas que proporcionan capacidad de cómputo para sostener la blockchain que hace funcionar la aseguradora y una reserva para que la comunidad de usuarios tenga incentivos para proponer y crear mejoras para la plataforma (como por ejemplo, mejorar el sitio de Internet, obtener una mejor experiencia en móvil, etc.).

COMO TODOS LOS INCENTIVOS SE ALINEAN EN LA DIRECCIÓN CORRECTA

En esta aseguradora DAC cualquier persona que quiera utilizar una parte de la capacidad de computo de sus equipos personales pueden obtener una ganancia al participar en la blockchain que la sostiene.

Los proveedores de servicios médicos reciben pagos prácticamente de inmediato de un mayor número de pacientes que asisten a atenderse con ellos ya que el seguro médico les ofrece un nivel de cobertura muy alto y no tienen que desembolsar de sus recursos para atender su salud.

Y el fondo para pagar por la innovación hace que cualquiera puede presentar propuestas que puedan ser votadas por los integrantes de la comunidad para mejorar la plataforma. En lugar de un departamento gigantesco de Tecnologías de la Información involucrado en la política corporativa, la gente es pagada por su creatividad para mejorar la plataforma.

Es un circulo virtuoso de incentivos mutuos. E implementado adecuadamente hace completamente redundantes a los competidores centralizados.

VEAMOS EL FUTURO PARA ALGUNAS DE LAS EMPRESAS MÁS RECONOCIDAS ACTUALMENTE…

Tomemos por ejemplo el servicio de trasporte Uber. Esta empresa no es propietaria de taxis ni recluta conductores. Entonces, ¿qué es Uber? Esencialmente código que conecta personas que quieren ir del punto A al punto B con conductores que quieren ganar dinero de llevarlos.

Desde luego, Uber quiere cobrar a sus clientes las tarifas más altas que acepten y pagar a sus conductores lo menos posible.

Otro ejemplo que todos conocemos es Airbnb. La compañía no tiene bienes raíces ni proporciona servicios de hotelería. Simplemente conecta personas que quieren hacer algún dinero con una propiedad disponible con alguien que no quiere pasar la noche en la banca de un parque.

Resulta que gana un montón de dinero al hacer esto. Airbnb carga a los anfitriones (los dueños de los espacios en renta) entre el 3% y el 5%, y a los huéspedes hasta un 15%.¿Qué pasaría con estas dos empresas si surgieron DACs que copiaran sus modelos de negocio?.

Imaginemos una plataforma tipo Uber construida sobre una blockchain que fuera propiedad de conductores y viajeros. En la cual las transacciones se realizarían en su propia criptomoneda. Puede ser sonar muy disparatado, pero no lo es. En los próximos años veremos aparecer muchos negocios con este modelo.

Por ejemplo, Steemit, es una red social que existe por completo sobre una blockchain. Su mecanismo es que premia a los usuarios por la popularidad de sus posts con su propia criptomoneda que se puede convertir directamente a dólares. O a través de bitcoins a cualquier moneda tradicional de curso legal.

¿Qué van a hacer las compañías como Uber y Airbnb? Podemos prever que lo mismo que hicieron los bancos mexicanos cuando vieron aparecer a las fintechs. Cabildear a sus contactos en el gobierno para que se cree una regulación a propósito para protegerlas.

Así es que, la guerra entre los negocios tradicionales y las DACs esta pronta a comenzar.

Mtra. Giannina Sampieri Laguna
L.R.I  por el ITAM y Mtra. en Estudios de la Integración Europea por la Universidad Autónoma de Barcelona.
Directora académica de la licenciatura en Relaciones Comerciales Internacionales de la Universidad Intercontinental
giannina.sampieri@uic.edu.mx

Mtro. Edgard Baqueiro Carpio 
L.A.E. y  Mtro. en Seguros por el ITAM.
Socio Director en Seguros B&C.
www.edgardbaqueiro.com

 

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: