Veritas Online

Fiscal

La participación de los trabajadores en las utilidades y sus repercusiones fiscales

La participación de los trabajadores en las utilidades y sus repercusiones fiscales
junio 01
12:35 2018

Uno de los meses más esperado por la clase trabajadora en nuestro país es el mes de mayo y junio, puesto que son los meses en los cuales han de recibir el pago de la participación en las utilidades (PTU) generadas por las personas morales y las personas físicas respectivamente, y que por disposición constitucional les corresponde. El presente artículo busca ofrecer al lector un breve panorama del tratamiento fiscal que ha de darse al pago de la PTU para efectos de su deducibilidad en la determinación del resultado fiscal de la persona que las genera, así como si debe o no considerarse en la determinación del coeficiente de utilidad que por disposición de ley es aplicable a los pagos provisionales de las personas morales; su incidencia en pagos provisionales y en su caso, si este ingreso del trabajador forma parte del salario base de cotización para efectos del pago de cuotas de seguridad social y contribuciones locales.

El pago de la PTU es una obligación constitucional que busca dar cumplimiento al principio de la redistribución de la riqueza en nuestro país; esto como una prestación a favor de los trabajadores, quienes con su esfuerzo han contribuido en la generación de ganancias obtenidas por el patrón.

Las implicaciones fiscales que detona son:

  1. Declaración anual del Impuesto Sobre la Renta (ISR) de las personas que la generan.

En este sentido tenemos dos escenarios: en el primero, la PTU pagada de conformidad con lo preceptuado en el artículo 123 constitucional, podrá disminuirse junto con las deducciones autorizadas de los ingresos acumulables obtenidos por la empresa; la PTU no es una deducción autorizada, sino por llamarle de algún modo, es una disminución “adicional”, de tal modo que el efecto es disminuir la base gravable del ISR.

Es importante enfatizar que la disminución de la PTU de los ingresos acumulables del contribuyente no es una deducción autorizada, puesto que la misma ley así lo señala de manera expresa en la fracción XXVI del artículo 28 de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR).

El segundo escenario de la PTU en la declaración anual consiste en el tratamiento que debemos dar a la parte exenta que se pague a los trabajadores por este concepto. Al respecto, vale la pena señalar que las deducciones autorizadas derivadas de prestaciones exentas pagadas a los trabajadores son parcialmente deducibles para efectos del ISR: serán deducibles al 53% cuando las prestaciones exentas se mantengan o hayan sido superiores en relación a las existentes en el ejercicio inmediato anterior; por otro lado, cuando dichas prestaciones hayan disminuido en relación con el pago de prestaciones exentas existentes en el ejercicio inmediato anterior, solo serán deducibles al 47%.

Al respecto, vale la pena recordar que, como se mencionó en líneas anteriores, el pago de la PTU es una disminución adicional que disminuye la base gravable para ISR, distinta de las deducciones autorizadas previstas en la ley del mencionado impuesto, por lo que la deducibilidad parcial aplicable a las deducciones autorizadas que sean prestaciones exentas pagadas a los trabajadores, no es aplicable para la disminución de la PTU pagada en el ejercicio.

  1. En la determinación del Coeficiente de Utilidad (CU) que utilizan las personas morales en el cálculo de pagos provisionales.

En relación al CU que se determina para realizar el cálculo de pagos provisionales, es importante precisar que la PTU no debe excluirse para la determinación del factor; esto es así en virtud de que el procedimiento para determinar dicho coeficiente consiste en dividir la utilidad fiscal del ejercicio (en la cual es considerada la PTU) entre los ingresos nominales del mismo ejercicio; recordemos que para determinar la utilidad fiscal del ejercicio, debemos disminuir de los ingresos acumulables obtenidos en el ejercicio, las deducciones autorizadas por este y la participación de los trabajadores en las utilidades de las empresas pagada en el ejercicio.

  1. En los pagos provisionales que a cuenta del ISR realizan las personas que la generan.

Respecto al estímulo fiscal que consiste en la disminución de la PTU pagada a la base fiscal estimada en los pagos provisionales de ISR, de acuerdo con lo previsto en el artículo 1.1. del decreto que compila diversos beneficios fiscales y establece medidas de simplificación administrativa, publicado del 26 de diciembre de 2013, será efectuada de manera proporcional en los meses del ejercicio siguientes al pago; de este modo tendremos que, si el pago de la PTU a los trabajadores se efectúa en mayo, la aplicación de la PTU será disminuida en una séptima parte de junio a diciembre, de forma acumulativa, es decir, en junio se aplicará una séptima parte, en julio dos séptimas partes, en agosto tres séptimas partes y así consecutivamente hasta que en diciembre se aplique el monto total pagado.

Cabe mencionar al respecto, que el citado estímulo fiscal también está previsto en la ley de ingresos de la federación (LIF) vigente para 2018 en los mismos términos que el decreto mencionado, según la fracción VIII del artículo 16.

  1. Efectos fiscales derivados del pago de la PTU para los trabajadores.

Ahora bien, vale la pena comentar los efectos fiscales que este tipo de erogaciones repercuten en el patrimonio de los trabajadores:

  1. Respecto al ISR, la PTU estará exenta hasta un monto de 15 veces el valor de la UMA; por el excedente, será objeto de retención. Ahora bien, por la parte gravada para efectos de ISR, existe la posibilidad de efectuar una retención menor al trabajador, puesto que el Reglamento de la Ley del Impuesto Sobre la Renta (RLISR) prevé una retención con base en una tasa efectiva, de conformidad con el artículo 174.
  2. Para efectos de las cuotas de seguridad social e INFONAVIT, esta prestación no es integrante del SBC de los trabajadores, de conformidad con la fracción IV del artículo 27 de la Ley de Seguridad Social (LSS).
  • En el caso de contribuciones locales, respecto al impuesto sobre nóminas, en la legislación vigente de la Ciudad de México no se prevé que este tipo de prestaciones formen parte de la determinación de la base. Es importante mencionar que en la mayoría de las legislaciones locales esta prestación queda exenta de la base antes mencionada, sin que exista algún impedimento para que las entidades federativas puedan indicar lo contrario, pues recordemos que estas entidades son libres y soberanas en su régimen interior.
  1. La PTU en la determinación de la utilidad fiscal neta (UFIN) del ejercicio.

El procedimiento para la determinación de la UFIN lo encontramos en el artículo 77 de la ley del ISR; en este contexto, se considera utilidad fiscal neta del ejercicio, la cantidad que se obtenga de restar al resultado fiscal del ejercicio, el impuesto sobre la renta pagado, el importe de las partidas no deducibles para efectos de dicho impuesto, excepto las señaladas en las fracciones VIII y IX del artículo 28 de la Ley citada, la PTU empresas a que se refiere la fracción I del artículo 9 de la misma, y el monto que se determine por la obligación de acumular los montos proporcionales de los impuestos sobre la renta pagados en el extranjero.

De acuerdo con lo anterior, si aplicamos el criterio tal cual lo señala la disposición fiscal mencionada, encontraríamos que la PTU se disminuye en dos ocasiones: la primera cuando se determina la utilidad fiscal y la segunda cuando se resta de la utilidad fiscal, según el procedimiento descrito, causándole perjuicio al contribuyente, toda vez que erosiona el importe de la UFIN.

En este sentido, ante la incertidumbre generada por el texto legal mencionado, la autoridad fiscal publicó el criterio normativo 36/ISR/N “Utilidad fiscal neta del ejercicio. En su determinación no debe restarse al resultado fiscal del ejercicio la participación de los trabajadores en las utilidades de la empresa”, en el cual se precisa que la PTU no debe restarse nuevamente para determinar la utilidad fiscal neta del ejercicio.

El pago de la PTU trae consigo diversas repercusiones fiscales, tanto para quien la distribuye como para el beneficiario de la prestación, es decir, tanto para el patrón como para el trabajador. De acuerdo con lo antes comentado, es de concluir que:

  • No obstante que la PTU no es una deducción autorizada, por disposición de la ley del ISR, es una disminución adicional que impacta directamente en la determinación de la utilidad fiscal del contribuyente.
  • Para la determinación del coeficiente de utilidad para efectos de pagos provisionales, la PTU está implícita en la utilidad fiscal, por lo que sería indebido excluirla del cálculo correspondiente.
  • La PTU pagada puede disminuir la base de la utilidad fiscal estimada para efectos de pagos provisionales de conformidad con el estímulo fiscal previsto en el decreto que compila diversos beneficios fiscales y establece medidas de simplificación administrativa, publicado del 26 de diciembre de 2013 y en la ley de ingresos de la federación vigente para 2018.
  • El pago de la PTU a los trabajadores es considerado para efectos del ISR como ingreso exento hasta por un monto de 15 veces la UMA vigente en el ejercicio fiscal de que se trate; para efectos de IMSS e INFONAVIT, la PTU no es considerada parte del salario base de cotización ni es gravable, en la mayoría de las legislaciones de las entidades federativas, para la determinación del impuesto local sobre nóminas.
  • Para la determinación de la UFIN, en aquellos casos en que la PTU se aplicó en la determinación de la utilidad fiscal, es indebido restarla nuevamente de acuerdo con el procedimiento que menciona el artículo 77 de la ley del ISR; esto con fundamento en el criterio normativo 36/ISR/N.

C.P.C. y P.C.F.I Martín Aguayo Solano 
Integrante de la Comisión Fiscal
 martin.aguayo@crowe.mx

Facebook Comments

Related Articles

1 Comment

  1. REYNA
    REYNA julio 20, 09:33

    hola

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: