Veritas Online

Dirección

La mujer en el consejo, realidades y tendencias

La mujer en el consejo, realidades y tendencias
abril 01
2020

La participación femenina en los consejos y en áreas de dirección es todavía un reto importante en México.

En la alta dirección y en los órganos de gobierno, el rol de la mujer en el liderazgo ha presentado una variación significativa con el paso de los años, no sólo por la creciente actividad de ellas en el mundo empresarial, sino por el contexto en cada país. A través de recomendaciones, regulaciones e incentivos, diversos gobiernos e instituciones han buscado fomentar un incremento en el número de directoras y consejeras, pero los resultados locales no permiten definir un procedimiento replicable o un camino fijo hacia una mayor diversidad de género en los altos mandos. Ante esta situación, los esfuerzos de las organizaciones son los que determinarán un cambio en los indicadores relacionados.

No es raro escuchar discusiones con respecto a la búsqueda de una mayor participación femenina en las empresas familiares o en los grandes corporativos. Sin embargo, poco se analiza el valor agregado que puede proporcionar la diversidad, no sólo de género, dentro de los órganos de gobierno, donde destaca la variedad de puntos de vista y enfoques durante la toma de decisiones. Al ocupar las mujeres 49.59% de la población total (datos del Banco Mundial), el rol de las consejeras puede permitir un mayor acercamiento y comprensión de este sector del mercado.

Esfuerzos actuales
Las medidas para fomentar u obligar una mayor representación femenina en los órganos de gobierno se diferencian por su nivel de obligatoriedad:
• Recomendaciones. Realizadas por organizaciones no gubernamentales, pueden ser definidas como requerimientos para cotizar en la bolsa o para ser elegible a beneficios monetarios.
• Iniciativas. Impulsadas por los gobiernos, con el apoyo de instituciones especializadas, se encuentran en países que no han establecido una regulación relacionada.
• Regulaciones. Revisadas y aprobadas por entidades gubernamentales, obligan a las empresas a cumplir con una cuota, en número o porcentaje. Incumplir conlleva una penalización que puede ir desde una multa hasta el cierre de la organización.

Los resultados obtenidos

En la sexta edición del estudio Women in the boardroom: A global perspective, realizado
por el Deloitte Global Center for Corporate Governance, a partir de una base de datos de 8,648 empresas en 49 países, se identificó que las mujeres representan 16.9% de los consejeros totales, pero sólo 5.3% presiden sus consejos. Si bien estas cifras podrían ser bajas, es importante considerar que con respecto a los resultados del estudio en 2016, hubo un incremento de 12.7% en el número de asientos ocupados por mujeres en los consejos, y de 39.5% en la proporción de presidentes del género femenino.

Ante estos resultados, ¿los esfuerzos han rendido frutos? Aunque se reconocen casos de éxito, como el de Noruega, país pionero al establecer una cuota de 40% de representación femenina en el consejo de administración, hay otros en los que se integran mujeres con un rol pasivo sólo por cumplir con la regulación, como ocurre en algunas empresas de India, donde se registran las esposas de los consejeros.

Consejeras en México
En relación con las empresas mexicanas, el estudio presentó una razón de participación mujeres: hombres de 13:200 en los consejos en 2018. El equipo a cargo del análisis a nivel nacional denotó que se percibe mayor participación de mujeres en consejos de empresas familiares que en los de las que cotizan en bolsa.

En un esfuerzo para incrementar esta proporción, el Consejo Coordinador Empresarial (CCE) integró a su Código de Principios y Mejores Prácticas de Gobierno Corporativo la Mejor Práctica 15, que recomienda incorporar a la mujer en la integración del consejo de administración, sin especificar el número o porcentaje.

Liderazgo fuera de la Sala del Consejo

Aunque las medidas analizadas muestran un enfoque en el consejo de administración, es importante resaltar la participación de las mujeres en órganos intermedios, como el comité de riesgos y de auditoría a escala global, así como el comité de prácticas societarias y el de nominaciones a escala nacional, como se muestra en la gráfica a la izquierda. Si bien las cifras nacionales son menores, se reconocen las iniciativas del sector empresarial para mejorar los indicadores.

De manera adicional, el número de mujeres directivas también ha presentado un incremento global de 12.8%, con 4.4% de las posiciones de dirección general ocupadas por una mujer. De acuerdo con un estudio realizado por la Universidad de Harvard, uno de los principales factores que ha fomentado el crecimiento del número de directoras generales es su experiencia previa en el consejo de administración, habiendo participado 59% de ellas en consejos de empresas públicas y 23% de empresas privadas. Aun con las tendencias anteriores, ninguna empresa mexicana de las que participaron en el estudio cuenta con una directora general, aunque 7.7% tiene una directora de administración o finanzas.

Con las realidades y tendencias actuales, la participación de la mujer como consejera y como directiva es un área de oportunidad importante en México. Las organizaciones públicas y privadas deben comprender que la inclusión femenina en los órganos de gobierno permite diferentes perspectivas durante la toma de decisiones. Más allá de lo que las grandes instituciones y gobiernos pueden hacer, queda reflexionar en lo que se puede hacer a nivel empresarial y personal.

MBA Daniel Aguiñaga Gallegos
Socio Líder de Gobierno Corporativo, Deloitte México
daguinaga@deloittemx.com
Ing. Andrea Coello Kunz
Consultor Senior de Gobierno Corporativo, Deloitte México
acoello@deloittemx.com

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: