Veritas Online

Recientes

La iniciativa de Reforma Social y Hacendaria 2014

La iniciativa de Reforma Social y Hacendaria 2014
noviembre 29
15:27 2013

C.P.C. Miguel A. Castellanos Cadena

Presidente de la Comisión Representativa Ante Organismos de Seguridad Social

mcastellanos@bakertillymexico.com

INTRODUCCIÓN

Como parte del paquete de iniciativas que conformaron la Reforma Social y Hacendaria que está siendo discutido actualmente en la Cámara de Senadores (aprobada ya por la Cámara de Diputados) se encuentra la Reforma Social. Esta iniciativa de Reforma Social  busca que México crezca y beneficie a las familias mexicanas a través de nueve elementos, dentro de los cuales, el segundo elemento señala lo siguiente:

 2. Establecer un Sistema de Seguridad Social Universal que garantice un ingreso a todos los mexicanos mayores de 65 años y un seguro para apoyar el ingreso de los trabajadores que pierdan su empleo.

 Esta situación guarda congruencia con los Criterios Generales de Política Económica, que señalan lo siguiente:

 CRITERIOS GENERALES DE POLÍTICA ECONÓMICA PARA EL AÑO 2014

En relación a la Seguridad Social Universal, los principales objetivos son:

I. Proteger a la sociedad ante eventualidades que afecten el ejercicio pleno de sus derechos sociales.

II. Promover la cobertura universal de servicios de Seguridad Social en la población

III. Instrumentar una gestión financiera de los organismos de Seguridad Social que garantice la sustentabilidad del Sistema de Seguridad Social en el mediano y largo plazos.

Por lo anterior, se prevé que durante el primer semestre de 2014 se estarían llevando a cabo acciones tales como:

Pensión para adultos mayores: Se establecerán las medidas necesarias para implementar la cuota social adicional que aportará el Gobierno Federal a una cuenta individual a todos los mexicanos al cumplir 18 años y hasta la edad de 65 años, para dar plena portabilidad a los beneficios pensionarios de la población a lo largo de su vida.

Seguro de Desempleo: Se creará un Seguro de Desempleo que cubra a los trabajadores del sector formal asalariado cuando pierdan su empleo para evitar un detrimento en el nivel de vida de sus familias y les permita buscar mejores opciones para tener un crecimiento profesional y patrimonial.

Para cumplir con estos objetivos se plantea la modificación a diversas disposiciones, desde la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, pasando por las Leyes del IMSS, ISSSTE, Sistemas de Ahorro para el retiro, y la Ley Federal del Trabajo; asimismo, se plantea la creación de dos nuevas leyes como base de los dos puntos principales, la Ley de la Pensión Universal y La Ley del Seguro de Desempleo.

Definido el marco legal donde se centrará la Reforma Social, desarrollaré en el presente artículo cuáles serían sus impactos, enfocados en tres situaciones principales, La Ley de la Pensión Universal, La Ley de Seguro de Retiro y la modificación a la Ley del Seguro Social respecto de la reducción de la parte fija del seguro de enfermedad y maternidad y el incremento en las prestaciones en dinero y gastos médicos pensionados de ésta misma rama de aseguramiento.

Cabe señalar y hacer la aclaración de que el presente artículo está preparado de conformidad con la Iniciativa de Refomas -Social y Hacendaria- y que hasta  su fecha de preparación, no ha sido aprobada la parte social a la que haré referencia.

DESARROLLO

Ley de la Pensión Universal (LPU).

En la iniciativa, para dar cumplimiento a dotar de una pensión a los mexicanos que lleguen a cumplir 65 años y no cuenten con un sistema de pensión formal, se establece la creación la Ley de la Pensión Universal.

La LPU constaría de 14 artículos repartidos en cinco capítulos además de cinco artículos transitorios.

Me enfocaré a lo que considero la parte central de esta Ley.

La LPU será dirigida a los mexicanos que no se encuentren cotizando en algún sistema de seguridad social “formal”. De tal forma, en el capítulo II (artículos 4 al 8) establecerán los requisitos para que los mexicanos puedan acceder a la pensión, siendo éstos: contar con 65 años, no contar con un beneficio similar (pensiones con el IMSS, ISSSTE o alguna pensión a nivel estatal), residir en territorio nacional, estar inscritos en el Registro Nacional de Población (RENAPO) y que mediante una declaración “bajo protesta de decir verdad” manifiesten que no obtienen un ingreso mensual superior a quince salarios mínimos ($ 29,150.00 a cifras cerradas de acuerdo con el salario mínimo actual). Cabe señalar que se prevé la inclusión de extranjeros en la obtención de ésta pensión, siempre y cuando cumplan con el requisito adicional de residir en territorio nacional de al menos 25 años.

Para obtener la pensión, el interesado deberá de solicitar su inclusión ante el Instituto Mexicano del Seguro Social, el cual al momento de verificar que éste cumple con los requisitos, notificará a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público para llevar a cabo el trámite de pago.

El beneficiado con una pensión no podrá adquirir derechos de pensionado  bajo un sistema formal de pensión, ya que de ser así dejará de percibir la pensión universal; asimismo, podrá dejar de tener el derecho de percibir la pensión el beneficiario que no atienda los esquemas de prevención de salud que establezcan los organismos respectivos.

El capítulo III , que consta de un solo artículo, el nueve, establece que el monto de la PU será de $ 1,092.00, monto que fue determinado en función de la Línea de Bienestar Mínimo y que representa el valor monetario mensual de una canasta alimentaria básica (?). El monto de la pensión será actualizado de manera anual de conformidad con el Índice Nacional de Precios al Consumidor.

Asimismo, se establece que habrá un periodo de transición (artículos transitorios) para quienes gozan actualmente de la Pensión para Adultos Mayores, la cual se irá incrementando gradualmente hasta llegar al monto de la PU. Es de hacer notar que no se podrá contar con dos beneficios similares.

El capítulo IV (consta de dos artículos, 10 y 11) de la LPU señala que el Gobierno Federal hará frente al 100 % con los recursos necesarios para el pago de la pensión, por lo que el financiamiento deberá de preverse año con año en el Presupuesto de Egresos de la Federación. ¿En función de qué?, de las personas que se encuentren registradas en el RENAPO.

Como parte de los artículos transitorios se señala la creación de un Fideicomiso irrevocable  y sin estructura orgánica  que se integrará con los recursos necesarios para crear un fondo de pensión para aquellas personas que cumplan 18 años a partir del año 2014, los cuales serán previstos en el Presupuesto de Egresos de la Federación. Asimismo, se prevé revisar de manera periódica la edad de establecida como requisito para solicitar la pensión (65 años) en función de los estudios demográficos de esperanza de vida de la población.

Ley del Seguro de Desempleo (LSD).

Con la intención de cumplir el objetivo de apoyar a los trabajadores formales cuando pierdan su empleo, se plantea la iniciativa de crear la Ley del Seguro de Desempleo.

La LSD se integraría por 27 artículos divididos en siete capítulos y cuatro artículos transitorios. De la misma manera que en la LPU, me enfocaré a los artículos que considero con mayor relevancia.

El capítulo II (artículos 9 al 13) que se refiere a la prestación del SD señala los requisitos que, de ser aprobada esta ley, deben cumplir quienes deseen acceder a este beneficio.

Los trabajadores privados de su trabajo que deseen acceder al SD, al momento de solicitar el beneficio deberán de haber tenido cotizadas por lo menos 24 mensualidades en el IMSS o en el ISSSTE durante los últimos tres años; tener, a la fecha de la solicitud, 45 días en condición de desempleado, no obtener ingresos económicos por concepto de jubilación, pensión, apoyo al desempleo u otros beneficios de naturaleza similar; acreditar los programas de promoción, colocación y capacitación que establezca la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

Es importante señalar el SD solo podrá obtenerse una vez en cinco años.

Cumpliendo los requisitos establecidos en la iniciativa de ley, el solicitante podrá obtener el beneficio del SD.

El SD se pagará hasta por un máximo de seis meses y el monto del beneficio se determinará de acuerdo con el siguiente procedimiento:

1.- Se determinará un promedio de las últimas 24 cotizaciones.

2.- Una vez determinado el promedio, se pagará al desempleado los dos primeros meses del beneficio con un 60% del promedio determinado en el numeral anterior.

3.- De continuar desempleado el beneficiario, los siguientes dos meses los recibirá sobre un 50 % del promedio determinado.

4.-Si después de recibir el seguro durante el cuarto mes, el beneficiario continúa desempleado recibirá dos últimos meses sobre la base de un 40 % del promedio determinado.

De manera esquemática, presento el siguiente ejemplo:

El trabajador Víctor Lugo, en los últimos 24 meses cotizó al IMSS como sigue:

–       12 meses con salario de $ 323.80 (5 vsmgdf) y 12 meses con un salario de $ 542.08 ( 8 vsmgdf).

–       El promedio de las últimas 24 mensualidades se determina considerando 12 x $ 323.80= $ 3,885.60 y 12 x 542.080= $ 6,504.96.

–       $ 3,885.60 + 6,504.96= $ 10,390.56 / 24 = $ 432.94 promedio.

El trabajador en comento recibirá durante seis meses su beneficio del SD como sigue:

–       Dos meses al 60 % de $ 432.94, $ 259.76 x 30= $ 7,792.92 al mes.

–       Dos meses al 50 % de $ 432.94, $ 216.47 x 30= $ 6,494.10 al mes.

–       Dos meses al 40 % de $ 432.94, $ 173.17 x 30= $ 5,195.28 al mes.

–       Total recibido durante los seis meses: $ 38,964.60.

Vale la pena señalar que este procedimiento se seguirá para trabajadores que hayan estado trabajando mediante contrato por tiempo indeterminado.

Se tiene previsto que también disfruten de este beneficio los trabajadores que hayan prestado servicios por contrato por tiempo determinado, por temporada, por obra determinada, sujeto a prueba, por capacitación inicial, eventuales y estacionales, siempre y cuando cumplan con los requisitos mencionados en párrafos anteriores, cambiando solo el referente a las cotizaciones, en cuyo caso serán de seis meses de cotizaciones en un periodo de doce meses.

En estos casos el SD se pagará en una sola exhibición  cuyo monto no podrá  exceder al equivalente a dos meses del último salario promedio de los últimos seis meses de cotización.

Asimismo, también se prevé que accedan a este beneficio los trabajadores que hayan laborado con varios patrones de manera simultánea, estableciendo como monto tope un máximo de 25 veces el salario mínimo.

El capítulo III (artículos 14 al 17) establece la manera como se va a financiar este seguro. En la LSD se determina que este seguro se financiará con una aportación patronal del 3% sobre el salario base de cotización de los trabajadores. En las modificaciones a la Ley del INFONAVIT se establece que el 3% será obtenido de la aportación patronal a la cuenta de la vivienda, por lo tanto, de aceptarse la iniciativa, la aportación a la cuenta de la vivienda será del 2%.

Los capítulos IV y V (artículos 18 al 20 y 21 al 24) señalan la manera como se distribuirá la aportación patronal del 3%, con la creación de una subcuenta mixta con un 2% del salario base de cotización (como una subcuenta en la cuenta del SAR) y un fondo solidario con un 1% del salario base de cotización.

Para efectos del beneficio de desempleo, primeramente se accederá a la subcuenta mixta, si ésta no alcanzara para cubrir el monto del beneficio, se utilizarán los recursos del fondo solidario hasta por un pago equivalente a un mes de salario mínimo por cada mes que falte de cubrir la prestación; si el fondo solidario no es suficiente el Gobierno Federal cubrirá un pago por la diferencia que subsista con el equivalente a un mes de salario mínimo por cada mes que falte por cubrir la prestación.

En los artículos transitorios se establece que el periodo para comenzar a contar las cotizaciones será a partir de enero de 2013, por lo que los primeros beneficiarios de este seguro se verán a partir de 2015.

Cabe señalar que a la fecha de emisión de éste artículo, no ha sido aprobada la Reforma Social; sin embargo, dentro de las partes aprobadas de la Reforma Hacendaria se habla de que el financiamiento para el seguro de desempleo no será cubierta separando el 3% de las aportaciones a la cuenta de vivienda, sino que será financiado por el Gobierno Federal, habrá que esperar a que sean aprobadas las reformas específicas.

Modificación a cuotas de la rama de seguro de enfermedad y maternidad

Como parte de la iniciativa de reformas se establecen modificaciones a la Ley del Seguro Social; se establece una reducción a la parte fija (1 smg) de la rama del seguro de enfermedad y maternidad, en la parte patronal, del 20.4% al 10 % y para compensar esta reducción, se pretende incrementar el porcentaje de la cuota de prestaciones en dinero del seguro de enfermedad y maternidad del 0.7% al 1.8% e incrementar la cuota de los gastos médicos a pensionados del 1.05% al 2.8%.

Es importante mencionar y hacer notar que aun cuando se ha mencionado que las cuotas de las ramas del seguro social no se incrementarán, la modificación aquí planteada pudiera tener efectos importantes en las cuotas obrero patronales.

Conclusiones:

De acuerdo con algunos cálculos con efectos prácticos que se han efectuado, puedo considerar que ésta Reforma Social puede tener efectos de recaudación adicional para un grupo importante de patrones; asimismo, el hecho de que el Gobierno Federal se eche a cuestas el financiamiento de la PU, implicará que año con año se destinen recursos adicionales para fondear las pensiones de los beneficiarios, tanto para los que reúnan los requisitos para obtener la pensión como para la creación del Fideicomiso para aquellos mexicanos que a partir de 2014 cumplan 18 años.

Asimismo, habrá que esperar la aprobación de la Reforma Social para saber qué pasará con el financiamiento del SD, ya que de acuerdo con lo establecido en la iniciativa, al día de hoy tendría una afectación en la disminución de los saldos de la cuenta de la vivienda de los trabajadores, que si bien es cierto, la subcuenta mixta podrá ser utilizada para complementar un crédito de vivienda, la reducción se vería en la creación del fondo solidario, cuyos recursos quedarían congelados para el uso del SD de acuerdo con la iniciativa de Ley.

No obstante, de acuerdo con lo conocido al día de elaboración del presente artículo, se prevé que el financiamiento del SD no sería contra la cuneta de vivienda sino que sería a cargo del Gobierno Federal, con el consiguiente destino de recursos adicionales.

Por otro lado, en donde se puede tener un efecto negativo para algún grupo de patrones, de aceptarse la iniciativa, sería en las modificaciones a los porcentajes de las distintas subramas de la rama del seguro de enfermedad y maternidad explicadas en el apartado respectivo.

Aun cuando se ha mencionado que no habrá efecto para los patrones con las modificaciones señaladas, en algunos ejercicios que efectué pude darme cuenta de que serán menos los patrones que no sufran efectos negativos en el pago de cuotas de seguridad social y pueden ser más los que observen una salida adicional de flujos de efectivo.

Debido a que la cuota fija se aplica sólo hasta por un monto de un salario mínimo, el efecto de disminución de cuotas sólo se vería reflejado en trabajadores de hasta un máximo de 3 salarios mínimos.

En caso contrario, patrones que tengan trabajadores con salarios superiores a 3 salarios mínimos verán incrementadas las cuotas patronales en función de los incrementos en los porcentajes de las prestaciones en dinero y de los gastos médicos pensionados, las cuales no se compensan con la disminución de la cuota fija.

De manera importante los patrones podrían ver incrementadas sus cuotas; en la medida en que tengan trabajadores con salarios superiores a cinco ó 10 veces el salario mínimo, no digamos en salarios superiores.

Vale la pena que aquellos patrones que se encuentren en éstas circunstancias vayan haciendo algún ejercicio de los efectos que podrían ocasionarles las modificaciones planteadas en las iniciativas de Reforma Social.

Nos quedamos a la espera de la aprobación de las reformas para poder definir claramente los distintos efectos que producirán, sin embargo, se vislumbra que no habrá incremento en el número de cotizantes, es decir que uno de los objetivos de la Reforma de fomentar la formalidad, difícilmente se dará.

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: