Veritas Online

Finanzas

La funcionalidad catastral como generadora de riqueza

La funcionalidad catastral como generadora de riqueza
noviembre 12
2018

En un libro muy interesante publicado en 2012 por los economistas Daron Acemoglu y James A. Robinson, “Por qué fracasan los países: Los orígenes del poder, la prosperidad y la pobreza”, después de un profundo análisis sobre las teorías que a lo largo de la historia han intentado explicar las causas de la riqueza, así como la evolución de diversas naciones, llegan a conclusiones bien fundamentadas sobre qué es lo que realmente determina que un país sea rico y otro no.

Los autores hablan sobre las instituciones y políticas inclusivas, en contraste con las extractivas. Las primeras tienen como característica esencial la existencia de derechos de propiedad seguros y oportunidades económicas no solamente para un pequeño sector de privilegiados, sino también para la mayor parte de la sociedad. Es decir, en los países que contienen este tipo de instituciones y políticas, la seguridad y la democratización de las oportunidades son los pilares sobre los que descansa todo el desarrollo económico, social y humano.

Existiendo derechos de propiedad seguros y claros, entre otras cosas, por una parte, y un gobierno fuerte con capacidad coercitiva para imponer el orden y el Estado de Derecho, se construyen las bases de una sociedad con instituciones inclusivas.

Sin embargo, no basta el “deseo” del gobernante para que existan instituciones económicas inclusivas, sino que para que se dé el pleno desarrollo de estas, se requieren dos motores de prosperidad fundamentales que son: la tecnología y la educación.

El desarrollo económico de una nación requiere mejoras tecnológicas que permita que las personas y los insumos materiales se transformen en elementos más productivos mediante la innovación. Este proceso es posible gracias a instituciones que fomenten y protejan la propiedad privada en beneficio de todos.

Al igual que la tecnología, la educación es parte fundamental, ya que el “saber hacer” es el complemento necesario para la tecnología. Una nación con instituciones inclusivas, tendrá los incentivos necesarios para que sus nacionales se eduquen y utilicen las tecnologías de vanguardia en beneficio de la colectividad y no de una pequeña “élite” con carácter extractiva.

Como consecuencia lógica y como ya se señaló, la propiedad privada juega un papel como elemento fundamental de las instituciones inclusivas. En los países pobres, las personas tienen bienes, pero su posesión es defectuosa, en contraste con los países desarrollados donde estos son la base de créditos y resultan capaces de crear nuevos valores en virtud de que existen documentos de propiedad y/o titularidad que brindan a sus beneficiarios seguridad económica y jurídica.

En los países que han resultado exitosos a lo largo de la historia, se posee una infraestructura oculta en las profundidades de sus sistemas de propiedad, donde ser dueño de un bien no es sino el inicio de los efectos de la propiedad como generadora de riqueza. Estas naciones fueron capaces de establecer leyes de propiedad formal y universal, gracias a las cuales los bienes, en particular los inmuebles se transforman en capital productivo.

El economista peruano Hernando de Soto, quien a lo largo de muchos años ha estudiado la economía informal y la importancia de los derechos de propiedad, ha concluido en diversos foros que la crisis del capitalismo fuera de los países avanzados, no se debe a que la globalización internacional esté fallando, sino a que los países en desarrollo no han podido globalizar el capital en sus territorios.

El acceso a la globalización implica necesariamente, contar con un adecuado sistema de derechos de propiedad que dé lugar a la generación de un capital que sea fuente de una productividad creciente, lo cual se traduce en la riqueza de una nación.

Todo lo anterior nos lleva a entender la importancia que un correcto funcionamiento del catastro tiene en el desarrollo de la riqueza. Desde la antigua Roma, la autoridad relacionó tres conceptos fundamentales: catastro, propiedad y prosperidad.

Si bien el catastro surgió como un inventario de bienes con fines fiscales, pronto el Estado descubrió sus beneficios ya sea en los modelos germánico o latino, o en los modernos sistemas que buscan una coordinación efectiva en los modelos catastrales-registrales.

Hoy en día el catastro es empleado con múltiples finalidades, aprovechando los adelantos tecnológicos que vivimos gracias a la que hoy conocemos como Revolución Industrial 4.0, que permiten georreferenciar distintos tipos de información, en diferentes capas o niveles sobre un mismo plano, respecto a cada bien inmueble.

Actualmente el catastro sirve para fortalecer el derecho de propiedad frente al Estado y frente a los particulares, con beneficios fiscales, jurídicos, administrativos, geográficos, estadísticos, socioeconómicos, y de planeación, que merecen un estudio aparte.

Con base en lo expuesto, se puede afirmar que el catastro es pieza fundamental para la generación de riqueza de una nación, y en particular de México.

El respeto a la propiedad privada que el Estado debe tener frente a sus ciudadanos no se traduce únicamente en la no expropiación arbitraria de la propiedad, sino también en la seguridad jurídica y económica que el propietario tiene. Esta seguridad se obtiene evidentemente con un título de propiedad debidamente inscrito en el Registro Público de la Propiedad, pero también mediante una correcta inscripción en el catastro con todo lo que esto implica (titular, linderos, identificación, ubicación, superficie, valor catastral, etc.)

Para que esto sea posible, el Estado debe entender en primer lugar la importancia del catastro, y en segundo lugar actuar con una política inclusiva a fin de generar que este sea una institución inclusiva.

Para esto, debe tomar en cuenta la experiencia de otras latitudes y después aplicarla en nuestras ciudades tomando en cuenta las características particulares de cada localidad. El catastro no es una “receta de cocina” que se aplica sin mayor análisis. Se debe considerar que el catastro se alimenta y depende de un “caos controlado” que resulta de la información que emana de nuestras ciudades.

Para lograr lo anterior, y para no convertirse en una institución extractiva, debe apoyarse por una parte en el desarrollo tecnológico y por otra en la capacitación técnica y jurídica del personal que lo opera.

Sin embargo, sería un gran error por parte de nuestros gobiernos considerar que esta labor deben realizarla solos, ya que esto los convertiría en un Estado con instituciones extractivas. La autoridad debe pedir ayuda a los colegios de profesionistas y empresas privadas, a fin de desarrollar un catastro que cumpla con todas las funciones que hoy en día, la sociedad requiere.

Como en todos los casos de instituciones extractivas que emigran a inclusivas, se encuentra una gran reticencia al cambio, con argumentos que van desde lo político hasta lo económico, sin embargo, debemos partir de la máxima en materia catastral: “El catastro más caro es el que no sirve para lo que fue creado”.

En la medida de que nuestros países fortalezcan el catastro con tecnología, educación y permitiendo la participación de las empresas y las agrupaciones gremiales, podremos contar con una institución catastral que perdure en el tiempo, ajena a las vicisitudes políticas, y que, teniendo el carácter de institución inclusiva, sea pieza fundamental en el respeto, reconocimiento y valorización de la propiedad privada, factor fundamental para el desarrollo económico de una nación.

Lic. Alfredo Trujillo Betanzos
alfredo.trujillo@tbya.net

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Twitter

De de 2007 a 2017, la penetración financiera en México creció 10.8% promedio anual, lo que hoy representa 22% del PIB ¿Qué impacto económico tiene esto? Un trabajo de Salvador Rivas Aceves

Hoy jueves 25 de Abril de 2019 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de $18.84 Pesos vía https://t.co/hN9MxCrLJp

Si las autoridades pretenden regular el e-commerce, es importante que tengan presente los principios tributarios, para que se permita gravar los pagos en el país de fuente mediante una retención. Un artículo de Lic. Miguel Ángel Alonso Corbiere.

Hoy miércoles 24 de Abril de 2019 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de $18.73 Pesos vía https://t.co/hN9MxCrLJp

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: