Veritas Online

Desarrollo y Capacitación

La estrategia más eficiente para prevenir un fraude

La estrategia más eficiente para prevenir un fraude
octubre 09
2020

Las posibilidades de que exista un fraude en una empresa o negocio es latente, por ello, se deben tomar medidas que los protejan. Especialistas en el tema sugieren que un diseño de procesos es esencial, pues permite que las empresas sean más preventivas.

La vicepresidencia de Desarrollo y Capacitación Profesional del Colegio realizó el 8 de octubre el curso vía Webex La estrategia más eficiente para prevenir un fraude, que contó con las participaciones de los directores de análisis y diseño de procesos, Francisco José Oropeza Valencia, de Grupo Salinas; Manuel Adán Heredia Viveros, de Banco Azteca; Francisco José Rión Frigolet, de Servicios Financieros, y Marcela Arlett Terán Solís, de Media y Entretenimiento. Por parte del Colegio estuvo el presidente de la comisión de Auditoría interna, Fernando Pérez Mendoza, quien fungió como moderador del curso.

En la mesa de trabajo los directivos expusieron que las prácticas en el área de análisis de procesos, está dividido en cuatro partes, que concuerdan con los cuatro pilares para la prevención.

Al respecto, Oropeza Valencia dijo: “A la hora de analizar un negocio se fundamenta en la metodología BPM (Business Process Management) y se ha adaptado este modelo en seis pasos, que permiten tener un entendimiento del problema, el análisis de los procesos, cómo funciona el negocio y con ello, la transformación”.

Con lo expuesto por Oropeza Valencia se tomó como referencia el mapa de los pilares de prevención, que ayudan a los negocios a ser preventivos, a no perder dinero e ingresos.

A lo largo de la conferencia, los participantes desarrollaron el modelo de prevención estructurado en los cuatro pilares, que han funcionado como objetivos estratégicos en el área de consultoría:

Primer pilar: no perder la mayor fuente de ingresos que tiene cualquier negocio, que es el cliente al tener una mala experiencia.

El daño al perder un cliente se puede prevenir al brindarle las herramientas que le permitan obtener soluciones y beneficios. Tomar en cuenta el valor, que es la razón por la que un cliente compra (calidad que percibe el cliente y el precio que paga por él) y la experiencia”, José Oropeza Valencia.

Segundo pilar: no perder por parte de la ejecución la eficiencia de los procesos y la falta de productividad, que no se no vaya el dinero de la empresa.

Una organización que está desenfocada con la estrategia, tiene resultados pobres. Una organización enfocada, llega a los objetivos superiores. El proceso que se necesita para determinar el rumbo competitivo de cualquier organización, no es la planeación, sino la estrategia, entendiéndose ésta como la que crea ajuste entre las actividades de la compañía y las oportunidades del entorno”, Heredia Viveros.

Tercer pilar: no perder por la parte del fraude, que dañe a la empresa en el aspecto económico y por la parte del daño patrimonial.

En un enfoque empresarial un daño patrimonial se puede mitigar implementando filtros de validaciones en la entrega de información como actividades preventivas durante el proceso de certificación y negociación que se tenga con los proveedores. Los daños patrimoniales se generan por la falta de control, falta de información y falta de tiempo”, Terán Solís

Cuarto pilar: no perder por la parte de la reputación, que daña a cualquier empresa o negocio al no cumplir regulatoriamente todo lo que la autoridad marca.

El daño a la reputación no sólo abarca la empresa como institución, sino también daña la imagen del capital humano relacionándolo a una mala imagen. La relevancia de la reputación como diferenciador competitivo que genera valor para las empresas es indiscutible, se ha demostrado que incrementa ventas, atrae y retiene inversionistas, contribuye a forjar alianzas y protege a compañías cuando se presenta una crisis”, Rión Frigolet.

Por último, los ponentes comentaron que, con base en este diseño de procesos, permitirá a las empresas tener una visión preventiva que ayudará a evitar cualquier riesgo de forma oportuna, pues cuando se conoce el desarrollo de forma integral, se tiene todo documentado y sustentado, los posibles riesgos están identificados, se pueden aplicar métodos que brinden transformación y automatización de procesos, generando en las empresas ahorro en horas hombre, mejoras en las experiencias del empleado y la satisfacción del cliente; asegurar un cumplimiento normativo que evita a la empresa sanciones o multas, aumento de la productividad y reducción de costos operativos.

Noemí García
Coordinación editorial
ngarcia@colegiocpmexico.org.mx

Related Articles

Búsqueda