Veritas Online

Ámbito Universitario

La docencia en el área de auditoría de estados financieros

La docencia en el área de auditoría de estados financieros
diciembre 13
08:41 2017

La profesión de Contador Público ha sufrido transformaciones en los últimos 20 años debido a las diversas necesidades en las que el sector laboral ha hecho eco en las instituciones de educación superior. Esta respuesta en gran medida se ha dado hacia el sector empresarial y aparentemente no ha impactado en la misma medida a la alta demanda que sostienen las firmas de contadores en la república mexicana, cuya naturaleza de formadores finales de profesionistas se ha visto afectada por diversos factores, entre los que podemos mencionar la idea de que las firmas son extremadamente demandantes, la percepción por parte de las firmas de bajo nivel de conocimientos y de manera muy importante la falta de motivación de los jóvenes para con el ejercicio de la profesión en el sector independiente; este tipo de factores afectan a la profesión organizada y particularmente a las firmas de auditores que tienen una alta demanda de candidatos de manera permanente.

LA PROFESIÓN, PRE ESPECIALIZACIÓN Y LA AUDITORÍA

Pudiera pensarse que los jóvenes no están interesados en la profesión, sin embargo, de acuerdo a las cifras reportadas por el anuario estadístico[1] de la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), actualmente la matricula en Licenciaturas cuya área de conocimientos central es la Contaduría, asciende a 166 mil 577 alumnos matriculados a nivel nacional en el ciclo 2015-2016, lo cual es 5.3% mayor a la matricula consignada por el anuario Estadístico de ANUIES  en el ciclo 2010-2011 que era de 158 mil 114 alumnos matriculados. Evidentemente los jóvenes siguen interesados en la profesión. Un dato que es importante considerar es la diversidad de especialidades o preespecialidades que ofrecen  tanto instituciones públicas como privadas para licenciaturas relacionadas con la Contaduría; por mencionar solo algunas:

  • Licenciatura en Contabilidad y Alta Dirección
  • Licenciatura en Contabilidad y Administración Financiera
  • Contaduría y Gestión Empresarial
  • Licenciatura en Contaduría Fiscal
  • Licenciatura en Contaduría Pública y Comercio Exterior
  • Licenciatura en Contaduría Pública y Finanzas
  • Licenciatura en Contaduría y Finanzas Internacionales

Sin embargo, las que ofrecen alguna especialidad en auditoría son solo el 1.9%, lo cual se traduce en que de los 166 mil 577 alumnos que cursan una carrera cuya área de conocimientos central es la Contaduría, solo aproximadamente 3 mil 200 alumnos tienen como finalidad especializarse en la auditoría. A pesar de que los programas de estudios contemplan asignaturas básicas de auditoría, estas materias en mi opinión deben potenciarse para desarrollar en los alumnos las habilidades necesarias para su ejercicio profesional; sobre todo por la constante actualización y ampliación de los conceptos relativos a independencia, conflicto de interés y confidencialidad, considerados en el código de ética de la profesión vigente, que hacen que las actuaciones del Contador Público  como auditor, en su ejercicio profesional sea quizá el especialista con un mayor grado de conocimiento y especialización de todos aquellos profesionales  cuya área de conocimientos central es la Contaduría. A pesar de que el Código de Ética Profesional aplica a todos ellos, quien mayor disciplina y apego debe tener al citado Código es el Auditor.

TAREA DEL DOCENTE DE CONTADURÍA EN EL ÁMBITO ACADÉMICO

Los programas de estudios requieren que el Contador Público como docente revise y adecue los mismos a las necesidades de la práctica profesional actualizada, esto con la finalidad de garantizar que las necesidades de conocimiento evidentemente prácticas y de asimilación de experiencias, no se limiten con los conocimientos teóricos únicamente, ya que los jóvenes alumnos tienen al alcance de la palma de sus manos todo un acervo intelectual que refuerce sus conocimientos, solo que no tienen la experiencia para orientar su aplicación. Es bastante común la sensación de aburrimiento de los jóvenes estudiantes cuando se les pide realizar investigación basada en lectura y análisis de normatividad (lo cual les causa poco interés), sin embargo esa demanda disminuye cuando se les dan ejemplos de la aplicación práctica de los mismos a través de la experiencia profesional del docente y del diseño de prácticas en las que deban aplicar dicha normatividad, cambia sustancialmente el enfoque cuando se les explica como leer las Normas de Información Financiera (NIF), como las Normas Internacionales de Auditoría (NIA). Sin embargo, dicho esfuerzo debe ser realizado por el docente, un docente actualizado, un docente comprometido con transmitir el escepticismo profesional como parte del ADN del profesionista dedicado a la auditoría, ya que las responsabilidades que tiene que enfrentar están presentes en el desarrollo de su práctica cotidiana.

La docencia de la auditoría en las universidades, debe ser impartida por catedráticos experimentados en el ejercicio de la auditoría, para que se logre una adecuada transmisión de experiencia, basada en la práctica profesional de la auditoría de estados financieros, aplicando la normatividad vigente, y no solo el repaso a la normatividad, ya que los jóvenes estudiantes no optan por tomar la auditoría como especialidad, debido a que consideran que es una área aburrida, pues en sus cátedras solo les exhiben la normatividad y no les apoyan vinculándola con los problemas existentes en la actualidad en el ejercicio de la misma.

RETOS

Los docentes en el área de la auditoría de estados financieros, deben reconocer que es indispensable que el profesionista que ejerza esta tarea, transmita experiencia positiva y sobre todo la satisfacción del ejercicio independiente de la auditoría, que son los fundamentos señalados para la docencia conforme al Código de Ética Profesional.

Las instituciones de educación superior, tienen el reto de reconocer que las empresas requieren profesionistas con bases sólidas, así como un análisis de los elementos de formación que requieren  las firmas de contadores específicamente  de los auditores que albergaran a esos profesionistas.

C.P.C. y M.I. David Toriz Acosta
Miembro de la Comisión de Desarrollo Auditoría
Docente en la Universidad La Salle Ciudad de México y la Universidad Regional del Sureste Oaxaca
david.toriz@ghvg.com.mx

[1] http://www.anuies.mx/informacion-y-servicios/informacion-estadistica-de-educacion-superior/anuario-estadistico-de-educacion-superior/

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: