Veritas Online

Entrevista

Rogerio Casas Alatriste, Presidente de la JAPDF. Permanencia, pertenencia y profesionalización

enero 03
11:07 2014
Por Elizabeth Monroy
Coordinadora Editorial
emonroy@colegiocpmexico.org.mx
Desde hace más de 100 años, la JAPDF trabaja para agrupar a las IAP. Su Presidente, el C.P.C. Rogerio Casas Alatriste, nos platica sobre su misión y el esfuerzo para hacer consciente a la sociedad sobre la importancia de ayudar al prójimo.
La Junta de Asistencia Privada del Distrito Federal (JAPDF) es el organismo creado hace 114 años con el objetivo inicial de supervisar y vigilar a las Instituciones de Asistencia Privada (IAP) dedicadas a actividades de tipo asistencial en favor de las personas o sectores de la población más desfavorecidos.
Hace tres años se modificó la Ley de Instituciones de Asistencia Privada (LIAP) y ahora la JAPDF es el órgano desconcentrado del gobierno capitalino que tiene como responsabilidad cuidar, fomentar, apoyar, vigilar, asesorar y coordinar a las IAP constituidas en la Ciudad de México, cuyo propósito consiste en garantizar el cumplimiento de sus obligaciones y preservar la voluntad fundacional, explicó el C.P.C. Rogerio Casas Alatriste Urquiza, Presidente de la JAPDF.
Casas Alatriste destacó que así como un Contador opta por ser colegiado, las Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) deciden si pertenecen o no a una JAP u Organismo Análogo: “Tanto una OSC como una IAP hacen lo mismo, la ventaja de ser una IAP es que su labor asistencial la realiza bajo un ámbito regulado, que es la LIAP, y bajo la supervisión de una Junta”.
“Las tres principales ventajas de incorporarse a la JAP derivan en las tres p: permanencia, pertenencia y profesionalización. Es como estar afiliado al Colegio. La permanencia consiste en cuidar que la labor perdure. Asimismo, es importante pertenecer a una junta u organismo que regule a otras instituciones con la misión de hacer la misma labor de asistencia. Al igual que pertenecer al Colegio de Contadores Públicos de México, la JAPDF garantiza que además de hacer un trabajo de buena voluntad sea con un alto nivel de profesionalización”, puntualizó el también Socio del Colegio.
La JAPDF nació por decreto del Presidente Porfirio Díaz para asegurarse de que las personas de aquella época que conformaban una IAP lo hicieran correctamente y cumplieran de manera efectiva con sus misión.
“Con el paso del tiempo la JAP ha evolucionado, pero esencialmente sigue teniendo esa misma misión, que es el aseguramiento de la voluntad de los fundadores y su permanencia en el tiempo”, subrayó el integrante de la Comisión de Desarrollo del Sector Empresa de Entidades con Propósitos no Lucrativos del Colegio.
La JAPDF se rige por un Consejo Directivo integrado equitativamente por representantes de las IAP y del Gobierno, relacionados con el sector social, encabezado por su Presidente e integrado por Representantes del Gobierno de Distrito Federal (Secretarías de Desarrollo Social, de Gobierno, de Finanzas y de Salud, así como el DIF) y del Gobierno Federal (Secretaría de Hacienda y Crédito Público) y Representantes de las IAP.
El Contador Casas Alatriste detalla que las OSC “son agrupaciones constituidas por individuos, fundamentalmente en lazos asociativos que pueden realizar actividades de defensa y respeto a los derechos humanos, de apoyo o asistencia a terceros sin fines de lucro”.
En este contexto, explica que el origen de las OSC responde al derecho de todo miembro de la sociedad de ejercer su participación ciudadana como la clave para la existencia de una mayor corresponsabilidad de los gobiernos y los ciudadanos. “No obstante, constituirse como IAP y pertenecer a la JAP significa lograr que la ayuda que se ofrece perdure, pues la Junta ofrece, por ejemplo, asesoría de expertos en temas fiscales, administrativos, operativos y legales”.
A nivel nacional son tres mil 225 IAP, que pertenecen a las 16 Juntas de Asistencia Privada del país u Organismos Análogos (porque en otros estados llevan un nombre diferente), los cuales constituyen la Coordinación Nacional de Juntas de Asistencia Privada y Organismos Análogos (Conajap).
Son tres mil 225 IAP las que pertenecen a las 16 Juntas de Asistencia Privada a nivel nacional; muy por debajo de los índices internacionales
Cabe destacar que de las casi 400 IAP que hay en el DF, 29 tienen más de 100 años. Por ejemplo, el Hospital de Jesús, fundado hace más de 400 años, y el Nacional Monte de Piedad, hace más de 200 años. “Son instituciones que han podido trascender por más de tres generaciones, tienen permanencia en el tiempo y fidelidad a sus fundadores y al objetivo por el cual fueron creadas”, enfatizó el Presidente de la JAPDF.
Asimismo, mencionó que la JAPDF cuenta con el Centro de Capacitación e Información del Sector Social (Cecapiss), donde se imparten cursos de liderazgo, recaudación de fondos, de conformación de patronatos y de mejores prácticas, “para que nuestras instituciones se preparen y hagan su trabajo de la mejor forma, no solo en términos de gusto, ganas y vocación, sino también en términos de profesionalización”.
En la actualidad, el gran reto de la JAPDF es “lograr que los mexicanos evolucionemos como sociedad, que todos nos preocupemos por participar de alguna manera en el bien común, en satisfacer las necesidades de toda la sociedad y no sólo pensar en el propio bienestar”.
“Los mexicanos somos muy participativos y solidarios en casos de emergencia, pero hay muchísimas necesidades que no son de emergencia. Aquí es cuando puedo decir que son pocos lo mexicanos que apoyan a las IAP. El reto es que existan más mexicanos que se constituyan en OSC o IAP de manera permanente y después que se comprometan, si no en la parte de aportar, como voluntarios o donantes”, manifiestó el C.P.C. Rogerio Casas Alatriste.
Es importante mencionar que de acuerdo con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), en México hay alrededor siete mil OSC registradas, en Argentina hay 30 mil, mientras que en Estados Unidos hay un millón, lo que significa que México está por debajo de los índices internacionales.
Por ello, el C.P.C. Casas Alatriste invitó a la sociedad a comprometerse formalmente con alguna organización: “La experiencia y conocimiento, por ejemplo de muchos Contadores de nuestro Colegio, son muy valiosos”. Un Contador Público puede asesorar y supervisar dentro de una IAP la correcta aplicación de las Normas Internacionales de Información Financiera, el cumplimiento de las obligaciones fiscales, en los trámites sobre la autorización para recibir donativos deducibles y apoyo en la agilización de trámites ante el SAT, entre otros.
Finalmente, el Presidente de la JAPDF exhortó a los mexicanos, en general, y a los Contadores Públicos, en particular, a que sean conscientes de que una manera de regresarle al país algo de lo mucho que han recibido es participando organizada y permanentemente en alguna IAP.
El gran reto de la JAPDF es lograr que los mexicanos evolucionemos como sociedad, que todos nos preocupemos por participar de alguna manera en el bien común, y no sólo pensar en el propio bienestar

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: