Veritas Online

Ejercicio Profesional

Jornadas de normas internacionales: Diferencias y similitudes

Jornadas de normas internacionales: Diferencias y similitudes
noviembre 29
2013

Por C.P. y M.F. Blanca Esthela Landeros Olascoaga

Integrante de la Comisión de Investigación e Información Contable del Colegio

vianca2802@prodigy.net.mx

Las discusiones en estas reuniones se centran en analizar las variantes entre las IFRS, las NIC y las NIF mexicanas, para llegar a una mejor comprensión y aplicación.

En los últimos años, el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB) ha emitido varias Normas Internacionales de Información Financiera (IFRS, por sus siglas en inglés), cuyo antecedente son las Normas Internacionales de Contabilidad (NIC), que una vez revisadas por el IASB se convierten en IFRS.

En las Jornadas de Normas Internacionales se abordaron diferentes puntos sobre las Normas de Información Financiera (NIF) mexicanas. Con respecto a la IFRS 3 Combinación de Negocios, esta indica que si se paga de menos del valor de la empresa adquirida, se considera como una utilidad, y sin embargo para México la NIF B-7, el valor de la empresa es el valor pagado, es decir, no existe ninguna utilidad.

Con relación a la NIC 38 Activos Intangibles, tanto para las NIF mexicanas NIF C-8, como para la NIC 38, no se pueden capitalizar los activos intangibles internos, como son marcas y crédito mercantil, por eso hay que destacar que en estos activos intangibles no se permite su avalúo cuando aún se encuentran en la empresa. Tales activos solo se pueden considerar como activos intangibles cuando se adquiera la empresa y la empresa adquirente, si los puede identificar claramente, los reconocerá en su Contabilidad. En el caso de los activos desarrollados internamente considerados primero como investigación y luego como desarrollo, es importante que se identifiquen claramente los gastos de investigación de los de desarrollo para que se puedan capitalizar.

En la NIC 12: Impuesto a la Utilidad, una de las diferencias importantes con respecto a la norma mexicana es que para las IFRS no existe la PTU diferida.

Tanto la NIF D-4: Impuesto a la Utilidad, como la NIC 12, señalan que los activos y pasivos diferidos deben reconocerse en el largo plazo.

La IFRS 13: Medición del Valor Razonable o Fair Value es una norma que impacta a todas las NIIF que requieren o permiten la medición y revelación a valor razonable (VR), asimismo introduce nuevas guías y cambios de algunas guías existentes para la medición del VR y los requerimientos relacionados con la revelación. Por su parte, el valor razonable se define como el valor de salida, este impacta tanto a los activos y pasivos financieros, destacándose que para los activos no financieros la valuación debe ser el mayor y mejor uso del activo.

Las técnicas de valuación que señala la IFRS 13 tienen tres enfoques: de mercado, del costo y del ingreso, que dependiendo las circunstancias deberá aplicarse la más apropiada. Asimismo marca jerarquía del valor razonable en:

[1] Precios cotizados (sin ajustar) en mercados activos para activos o pasivos idénticos a los que la entidad puede acceder en la fecha de la medición.

[2] Datos de entrada de Nivel 2 son distintos de los precios cotizados incluidos en el Nivel 1, que son observables para los activos o pasivos, directa o indirectamente.

[3] Los datos de entrada de Nivel 3 son datos de entrada no observables para el activo o pasivo.

La NIC 36: Deterioro del Valor de los Activos considera que la pérdida por deterioro del valor es la cantidad en que excede el importe en libros de un activo o unidad generadora de efectivo a su importe recuperable y que el importe recuperable de un activo o de una unidad generadora de efectivo es el mayor entre su valor razonable, menos los costos de disposición y su valor en uso, siendo este último el valor presente de los flujos futuros de efectivo estimados que se espera obtener de un activo o unidad generadora de efectivo.

Para estimar el valor de uso se debe considerar: a) la estimación de las entradas y salidas futuras de efectivo derivadas de la utilización continuada del activo y de su disposición final (la proyección no será mayor a un período de cinco años y no deberá incluir el pago de impuestos), y b) aplicar la tasa de descuento adecuada a estos flujos de efectivo futuros (sin impactarla con los impuestos).

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: