Veritas Online

Recientes

IVA para los desarrolladores inmobiliarios y prestadores de servicios de construcción para casa habitación

IVA para los desarrolladores inmobiliarios y prestadores de servicios de construcción para casa habitación
mayo 30
14:47 2014

A diferencia de otras contribuciones, el Impuesto al Valor Agregado grava los actos o actividades realizadas y no los ingresos o utilidades obtenidas, es por ello que en muchas ocasiones se han generado diferencias de criterio entre la autoridad y el contribuyente, entre las cuales podemos mencionar el tratamiento en la venta de ciertos alimentos, medicamentos y en el caso que nos ocupa el presente, los servicios prestados por empresas auxiliares de la construcción de casa habitación.

De conformidad con la fracción II del artículo 9 de la Ley que regula el Impuesto al Valor Agregado, en concordancia con el 28 de su reglamento, la enajenación de casa de habitación, asilos y orfanatos, se encuentra exenta del impuesto, lo cual significa que el enajenante no deberá de trasladar el impuesto al adquirente y que además el primero no tendrá derecho al acreditamiento y, por lo tanto, recuperación del IVA que le hayan trasladado.

Esta situación puede generar distorsiones muy importantes entre grupo empresariales que se dedican a lo mismo, pero que tienen estructuras corporativas distintas; por ello, la autoridad a través del artículo 29 reglamentario de la ley del IVA, intentó poner en igualdad de circunstancias a quienes contraten directamente la mano de obra para realizar sus desarrollos inmobiliarios, de aquellos que lo hagan a través de contratistas que proporcionen además el material.

En relación con lo anterior, el mencionado artículo reglamentario, establece que para los efectos del artículo 9o., fracción II de la Ley, la prestación de los servicios de construcción de inmuebles destinados a casa habitación, ampliación de ésta, así como la instalación de casas prefabricadas que sean utilizadas para ese fin, se consideran comprendidos dentro de lo dispuesto por dicha fracción, siempre y cuando el prestador del servicio proporcione la mano de obra y materiales, lo cual de una lectura literal, implica una exención de IVA por la prestación de dichos servicios.

Dicho artículo, ha generado criterios divergentes entre autoridad y contribuyentes, por lo que la primera ha buscado acotar el tratamiento de dicha exención mediante la emisión de diversos criterios normativos para excluir, prácticamente, cualquier servicio aislado de construcción de casa habitación y pretender dar el beneficio de la exención a quienes realicen contratos de obra inmueble integral.

Por su parte, los contribuyentes en su intento por defender lo establecido en el reglamento de la Ley, han llevado el caso a los tribunales contenciosos y a la Suprema Corte de Justicia de la Nación, sin embargo, el órgano máximo ha emitido diversas tesis aislada y algunas de jurisprudencia, que más que dejar claro el tratamiento de estos servicios, genera aún más inseguridad jurídica para las empresas.

Durante 2008, el Tribunal Fiscal de Justicia Fiscal y Administrativa resolvió y emitió 2 tesis, en donde, la primera de ellas establece claramente que la exención comprende el suministro y colocación de ventanería, puertas, cancelería y demás bienes unidos a la construcción de manera fija, e inseparable; mientras que en la segunda se deja claro que la exención incluye tanto la construcción misma, como los servicios de instalación propios de ella, dentro de los cuales se encuentran los servicios de albañilería, cancelería, carpintería, plomería, herrería y todos aquellos de la misma índole. Con el contenido de estas tesis, parecía que se aclaraba el panorama para los contribuyentes.

Por su parte, la Suprema Corte de Justicia de la Nación emitió en el año 2010 dos tesis de jurisprudencia que en principio confirmaban lo anterior, mencionando que todos los trabajos accesorios, tendentes a convertir la casa habitación, en una vivienda digna, se encontraban dentro de la exención prevista en el artículo reglamentario, siempre y cuando se proporcionara conjuntamente el material y la mano de obra, sin embargo, el texto de las mismas, es confuso y sujeto a diversas interpretaciones.

Finalmente en abril 2012, nuevamente la Corte suprema emite tres tesis aisladas, mismas que nuevamente son sujetas a diversas interpretaciones, sin embargo, podemos resumir el contenido de cada una, de la siguiente manera: i) Se exenta, la enajenación de bienes destinados a casa habitación y servicios para la construcción de la misma cuando el prestador proporciona material y mano de obra, sin embargo, no se exenta del traslado por la mera prestación de servicios para la construcción, ii) para que proceda la exención, el contribuyente debe de realizar los actos de enajenación de casa habitación y en forma conexa prestar los servicios que incluyan materiales y mano de obra y; iii) la enajenación de construcciones destinadas a casa habitación en la que se provea mano de obra y materiales, tiene la misma finalidad que la venta de construcciones para vivienda en que no se suministren dichos servicios, sin embargo, son actos distintos, por lo que el artículo reglamentario no es inequitativo.

Como he venido mencionando, el contenido de las tesis es confuso y puede generar diversas interpretaciones, sin embargo, dicha falta de claridad puede hacer nugatorio el beneficio de la exención para este tipo de servicios, con lo cual se encarecería de forma muy importante el costo de obra para los desarrolladores inmobiliarios.

Aún más grave pudiera ser el escenario, para aquellos empresarios que decidan contratar estos servicios y no acepten el traslado del Impuesto, ya que la autoridad, además de exigir el pago del IVA al prestador del servicio, pudiera negar la deducibilidad para efectos de Impuesto sobre la Renta de dichas partidas, al contratante del mismo.

Si bien es cierto, las últimas tres tesis nos son obligatorias, pueden llegar a formar jurisprudencia en la primera sala de la Suprema Corte de Justicia y complicar el escenario de los desarrolladores inmobiliarios y prestadores de servicios de la construcción.

Finalmente, cabe mencionar que uno de los sectores más afectados con la reciente reforma fiscal propuesta por el Ejecutivo Federal y aprobada por el legislativo, fue el del desarrollo inmobiliario. Claro es ello, en virtud de que se acotó la aplicación de ciertos estímulos fiscales, se limitó la exención para efectos de ISR de los ingresos obtenidos en la enajenación de la casa habitación para las personas físicas, y se restringió de forma muy importante la posibilidad de deducir los intereses reales sobre créditos hipotecarios que los contribuyentes contraten para adquirir su vivienda.

Afortunadamente, en materia de IVA, no prosperó la intención del ejecutivo de gravar con el Impuesto, la enajenación o arrendamiento de bienes inmuebles cuyo uso sea habitacional, ni la pretensión de gravar los intereses sobre créditos hipotecarios. Si bien es cierto, en caso de que dichas modificaciones hubiesen sido aceptadas, la discusión y controversia planteada en este documento hubiera terminado, pero la afectación generada a la industria hubiera resultado mucho más grave, de lo que ya de por sí, está siendo.

 

Por C.P.C. y P.C.FI. Ernest Haiat Khabie

Secretario de la Comisión Investigación Fiscal del Colegio

ehaiat@haiat.net

Facebook Comments

Related Articles

4 Comments

  1. MONSERRAT
    MONSERRAT marzo 12, 17:11

    Muchas gracias por la información.

    Reply to this comment
  2. MALE
    MALE noviembre 11, 13:02

    Somos una desarrolladora de vivienda de interés social, contratamos mano de obra únicamente de una persona que esta dada de alta con Actividad Empresaria, nos debe cobrar el IVA?

    Reply to this comment
  3. juan
    juan mayo 18, 21:35

    dato inmobiliario

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: