Veritas Online

Ejercicio Profesional

Inversiones permanentes y activos no monetarios

Inversiones permanentes y activos no monetarios
octubre 11
07:51 2016

La Comisión de Investigación de Información Contable del Colegio de Contadores Públicos de México se ha encargado de divulgar la cultura contable y, considerando que las inversiones permanentes y los activos no monetarios son dos temas de suma relevancia para las empresas, en esta ocasión damos a conocer sus aspectos.

Las Normas de Información Financiera (NIF) que se agrupan bajo este tema, son: a) NIF C-7, Inversiones en Asociadas, negocios conjuntos y otras inversiones permanentes, b) NIF C-6, Propiedades, planta y equipo, c) NIF C-8, Activos intangibles, d) NIF C-15, Deterioro en el valor de los activos de larga duración y su disposición, e) NIF C-18, Obligaciones asociadas con el retiro de propiedades, planta y equipo y f) NIF D-6, Capitalización del resultado integral de financiamiento.

En el presente artículo se considerarán tres conceptos fundamentales en el tratamiento contable de los activos no monetarios: depreciación, vida útil y deterioro.

La NIF C-6 indica que antes de iniciar la depreciación de un activo se debe determinar la base depreciable, la cual considera el valor de desecho o valor residual, que se entiende como aquel monto de efectivo o equivalente que la entidad podría obtener actualmente por la disposición de un componente, como si el activo ya hubiera alcanzado la antigüedad y demás condiciones esperadas al término de su vida útil, por lo que la base depreciable será el costo del equipo menos el valor de desecho. Por ejemplo, si el equipo cuesta $100 y su valor de desecho es $10, la base depreciable o sobre la que se debe calcular la depreciación será $90.

Otro concepto muy importante es la vida útil. La NIF C-6 indica que es:

  1. El periodo durante el cual se espera que un activo esté disponible para su uso y pueda generar ingresos para la entidad; o
  2. El periodo en el que se espera obtener del activo por su funcionamiento cierto número de unidades de producción o similares para la entidad.

En la práctica a la mayoría de los casos se aplican las tasas que marca la Ley del Impuesto Sobre la Renta (LISR) por lo que, si la misma indica que un activo debe ser depreciado al 10%, este se deprecia a diez años pero con ello no se cumple con las NIF ni con los objetivos de la contabilidad financiera.

Al respecto, vamos a suponer que determinada empresa obtiene una franquicia que dura 15 años. El proveedor dice que la vida útil de su activo es de 22 años y se tiene un contrato de renta de cinco años renovable. Por su parte, la Secretaría de Economía (SE) indica que cada diez años debe reponerse ese equipo.

La pregunta es: ¿cuál es la vida útil de ese activo? Algunos dirían inmediatamente que serán los 15 años de duración de la franquicia; otros, que el tiempo del contrato de arrendamiento. Sin embargo, en tanto que es renovable este dato es irrelevante y la mayoría puede decir que son los 20 años que son los que indica la LISR.

La respuesta correcta, en términos financieros, es diez años, debido a que la SE no toma en cuenta la vida útil que dicte el proveedor o la duración de la franquicia, dado que su principal interés estriba en cuidar el medio ambiente y dicta instrucciones precisas: cada diez años se sustituye el activo.

Hand catch money. Money rain. Falling money. Cash flow. Business

Como quedó señalado anteriormente, en la mayor parte de los casos se toman las depreciaciones de la LISR sin considerar lo que establece la Normatividad Financiera cuando se definen las vidas útiles de los activos.

En el caso de activos arrendados es importante preparar una matriz de los contratos que tiene la empresa con un concentrado de las obligaciones, sanciones, penalidades y riesgos que se deriven de los mismos.

Por ejemplo: se tiene un contrato de arrendamiento y una de las cláusulas especifica que, cuando se termine el contrato, se deberá dejar el local en las condiciones originales. ¿Qué implicaciones tiene esto para la empresa? En primer lugar, representa un costo de desmantelamiento por lo que debe conocerse el importe del mismo. En seguida deberán calcularse los flujos futuros, traerlos a valor presente, realizar el registro contable con cargo a una cuenta de activo que se amortiza de acuerdo con la vida del contrato de arrendamiento y crear un pasivo por la obligación ya contraída por un desmantelamiento futuro e ir actualizándolo año con año hasta liquidarlo al término de la vida útil del contrato de arrendamiento.

A continuación se presenta otro ejemplo similar: una maquinaria que al retirarla origine un costo de desmantelamiento por el cual se deba registrar la obligación futura y su correspondiente cargo al activo, maquinaria por desmantelamiento y respectiva depreciación. La NIF C-15 disminuye el valor de los activos si se considera que su potencial de generar beneficios económicos en el futuro ha disminuido. Establece que si el valor de uso (este valor se determina con base en la metodología indicada en esta misma norma) es mayor que el valor en libros del activo, no existe deterioro y, si es menor que el valor libro del activo, entonces sí lo hay.

Aunque la propia NIF C-15 indica que se debe calcular cuando hay indicio de deterioro de los activos de larga duración, no sucede así para el crédito mercantil, ya que para este rubro es obligatorio hacer el estudio correspondiente año con año.

Para determinar el valor en libros de los activos sujetos a depreciación está el siguiente procedimiento: se inicia con la base depreciable, a la que se disminuye la depreciación acumulada. Después se suma el costo de desmantelamiento menos la depreciación acumulada del mismo. Finalmente se le resta el deterioro en caso de que exista.

Las NIF referentes al tratamiento integral de los activos no monetarios han cambiado radicalmente por lo que es necesario entender que utilizar las reglas fiscales establecidas en la LISR, lo cual ha sido la práctica más utilizada, nos aleja por completo de una valuación financiera correcta de los mismos.

C.P. y P.C.F. Blanca Estela Landeros Olascoaga

Integrante de la Comisión de Investigación de Información Contable y Auditora Independiente

vianca2802@prodigy.net.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: