Veritas Online

Económico y Financiero

Instituciones

Instituciones
marzo 01
2016

El fin último de cualquier gobierno es el bienestar de las familias, pero para conseguirlo es fundamental tener instituciones robustas, estas entendidas como las reglas del juego de una sociedad, según la visión de Douglass C. North, premio nobel de economía.

Las reglas del juego deben ser lo más transparentes y eficientes posible, de tal manera que permitan a todos los agentes económicos desarrollarse dentro de la legalidad, de tal manera que se establezca un ambiente de negocios que sea un verdadero estímulo para la inversión, la generación de empleo y por ende bienestar de los hogares.

Imagen1

Sin embargo, en México la corrupción se ha consolidado como la mayor institución, vista desde este ángulo, ubicándose como el principal factor que inhibe los negocios, de acuerdo con el Reporte Global sobre la Competitividad 2015-2016 elaborado por el Foro Económico Mundial.

En nuestro país se ha ido robusteciendo un ambiente en el que no necesariamente gana el que tiene la razón, sino el que tiene más dinero, es decir, el que tiene la mayor capacidad de corromper las instituciones que rigen la actividad económica, lo cual resulta ser altamente regresivo, puesto que serán los que menos tienen los que tengan la menor oportunidad de competir en esos términos.

Evidentemente el bienestar de las familias depende de su ingreso, el cual a su vez depende de un empleo bien remunerado, y que solo será posible si prevalece un entorno en el cual la inversión productiva tanto pública, que incentiva y complementa el flujo de capital privado, como la privada que es la principal generadora de empleos, fluya eficientemente.

En este entorno, en el que la mejora regulatoria es esencial para eliminar trabas y reducir costos a los agentes económicos para realizar sus actividades productivas, e incidir en la reducción de los niveles de corrupción y con ello contribuir a elevar la eficiencia y competitividad de nuestro país, entre 2013 y 2014 el CEESP realizó una encuesta para evaluar el marco regulatorio vigente, así como las condiciones de buen gobierno en 56 municipios del país.

Específicamente en el reactivo dirigido a evaluar los niveles de corrupción a través de conocer la situación en cuanto a la incidencia de los pagos extraoficiales que las empresas tiene que hacer en ocasiones para agilizar trámites o conseguir permisos, se aprecia que 22 de los 56 municipios sondeados se ubican por arriba del promedio de los municipios con mayor incidencia en este tema. En este caso es importante mencionar que las cuatro delegaciones (futuras alcaldías) que se tomaron en cuenta de la Ciudad de México, se ubican por arriba del promedio y entre las más corruptas, especialmente la Delegación Azcapotzalco, que ocupa el lugar 54. Nezahualcoyotl y la Delegación Venustiano Carranza ocuparon las posiciones 48 y 47, respectivamente, mientras que la Delegación Benito Juárez fue al número 43.

Imagen2

Esto es relevante sobre todo ahora que inicia el proceso de la elaboración de la Constitución de la Ciudad de México, que establecerá las bases de las reglas del juego, porque son estas las que deben cambiar, estar en línea con el objetivo de bienestar de las familias y desarrollo de la actividad productiva.

De no considerar esta situación seguiremos atrapados en un ambiente de corrupción e impunidad, con todos los costos que esto implica, dese altos niveles de inseguridad, bajos estándares educativos, que son limitantes de la inversión y por ende de la posibilidad de más empleos bien remunerados que propicien un mayor bienestar de los hogares mexicanos.

No hay que olvidar que actualmente la necesidad de empleos de tiempo completo es de 12.5 millones, y esto puede estar en parte, relacionado con los altos niveles delincuenciales debido a que al no conseguir un empleo que represente el suficiente ingreso para las familias, es obvio que las personas busquen alternativas que no siempre son legales.

Evidentemente, esto se relaciona con la falta de inversión, por lo que es fundamental establecer las reglas del juego que permitan impulsarla.

MÉXICO

El Banco de México informó que durante el 2015 la Cuenta Corriente reportó un déficit de 32,381 millones de dólares (md), 7,535 md por arriba del resultado del año previo, con lo que representó 3.0% del PIB, el porcentaje más alto desde 1998. Esto refleja en su mayoría, el efecto de la caída de los precios internacionales del petróleo, que propició que el déficit de la balanza de bienes aumentara de 2,170 md en 2014 a 14,375 md en 2015.

Imagen3

Por su parte, la cuenta financiera reportó un superávit de 33,826 md, suficiente para financiar el déficit en cuenta corriente. La principal fuente de estos recursos fue la inversión extranjera directa (IED), que durante el año sumo 28,382 (md), cifra superior en 10.7% a la del año previo. Una de las razones de este aumento se atribuye a la operación de adquisición de acciones de Iusacell y Unefon por parte de AT&T, equivalente a 2,037 md. Por tipo de fuente de financiamiento la IED se integró de 37.2% proveniente de nuevas inversiones, 32.1% por cuentas entre compañías y 30.7% por reinversión de utilidades. El 50% ((14,205 md) de los flujos de IED se canalizaron hacia el sector manufacturero, de los cuales el 40% (6,042 md) se destinaron a la fabricación de equipo de transporte. El origen principal de la IED en nuestro país siguió siendo la economía de los Estados Unidos, que durante el año canalizó el 53.1% de la inversión total, es decir, 15,078 md.

Imagen4

Cifras más actualizadas sobre el intercambio de mercancías, indican que en enero la balanza comercial reportó un déficit de 3,441 md, lo que representó el mayor desbalance para el mismo mes de los últimos cinco años. Este resultado respondió al constante debilitamiento que muestra la demanda mundial, lo cual llevó a que el valor de las exportaciones totales de nuestro país cayera a una tasa anual de 7.6%, como resultado de una disminución de 49.0% en las exportaciones petroleras y de una baja de 4.1% en las no petroleras. La importación de bienes mostró un mayor debilitamiento, al contraerse a una tasa anual de 6.2%, lo que pudo ser consecuencia del efecto del encarecimiento del tipo de cambio. La importación de bienes de consumo cayó 12.4%, la de bienes intermedios 4.1% y la de bienes de capital 11.3%, lo que es una mala señal para la inversión.

Imagen5

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA

En su segunda estimación, el Departamento de Comercio informó que durante el cuarto trimestre del 2015 el PIB creció a una tasa anualizada de 1.0%, superando las expectativas que anticipaban un avance de solo 0.4%, que incluso estuvo por debajo de las estimación preliminar. Este ajuste al alza se atribuye principalmente a la corrección en la inversión privada, ya que a pesar de que su incidencia siguió siendo negativa, esta se redujo en 0.29 puntos porcentuales, lo que se convirtió en una aportación positiva al PIB. En especial esto reflejó una menor incidencia en el cambio de inventarios, que propició una mejora de 0.31 puntos porcentuales. Las exportaciones netas también tuvieron una cambio positivo al ver reducida su incidencia negativa en 0.22 puntos porcentuales.

Imagen6

Buenas noticias fueron los resultados del Departamento de Comercio que indican que durante enero, tanto el ingreso como el gasto personal tuvieron un aumento mensual de 0.5%, con lo que en ambos casos se superó la expectativa del mercado. El aumento de los ingresos se dio en todas las variables, mostrando un ritmo de avance de 0.7% en los ingresos por rentas y de 0.6% en sueldos y salarios. El aumento en el gasto personal reflejó una alza de 0.4% en el destinado a la adquisición de benes y uno de 0.6% para servicios. El gasto en bienes duraderos creció 1.2%, mientras que el de no duraderos lo hizo en 0.4%, lo cual anticipa una incidencia favorable para el PIB del primer trimestre del año.

Imagen7

Por su parte, el Conference Board señaló que en febrero el indicador de confianza del consumidor se ubicó en 92.2 puntos, lo que significó una baja de 5 puntos respecto al dato previo, además de resultar 5.1 puntos menor a la estimación del mercado. Con esto, el nivel del indicador de confianza se ubicó en su nivel más bajo desde octubre del 2015. Este comportamiento respondió a la caída de 4.5 puntos en el índice de la situación actual, que se ubicó en 112.1 puntos. Asimismo, el índice de expectativas se redujo en 6.4 puntos para cerrar en 78.9 puntos.

Agenda Económica: Febrero

Imagen8

Indicadores financieros semanales

Imagen9

Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP)

www.ceesp.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: