Veritas Online

Ética de Negocios

Informantes: Necesitan incentivos, no obstáculos

Informantes: Necesitan incentivos, no obstáculos
junio 30
10:56 2014

Mientras las empresas tratan de impedir que sus empleados informen sobre irregularidades, la SEC los incentiva con dinero y protección para que se decidan a denunciar.

 

La Ley Dodd-Frank expandió los programas de informantes que proporcionan recompensas en efectivo por información importante que se proporcione a la Comisión de Valores y Cambio de Estados Unidos (SEC, por sus siglas en inglés). A pesar de estos esfuerzos para estimular las denuncias, las empresas están estableciendo límites sobre cuál sería el monto (o cuál sería el mínimo) por el que sus empleados pueden reportar un fraude.

Es bien entendido que un informante es la fuente más importante de la evidencia en la detección de fraudes y de otras faltas, así como para condenar a un delincuente, o para hacer cumplir un reglamento civil. El programa de informantes de la SEC ha permitido que muchas personas denuncien violaciones a las leyes de valores. Pero las empresas y sus consejos de administración están supuestamente bloqueando a posibles informantes de violaciones a la ley.

Además, las iniciativas de informantes del Servicio de Impuestos Internos (IRS, por sus siglas en inglés) y de la Comisión de Comercialización de Futuros sobre Activos no Financieros (CFTC, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos parecen requerir una modernización a fin de mejorar su efectividad.

La Ley Dodd-Frank permite a la SEC pagar cantidades en efectivo a los informantes que reportan conductas erróneas significativas (más de un millón de dólares en sanciones). En noviembre de 2012, la entonces Presidenta de la SEC, Mary L. Schapiro reportó que, en solo su primer año, el programa de informantes ya ha probado ser una herramienta valiosa para ayudarnos descubrir el fraude financiero. Cuando las personas de la misma empresa nos proporcionan mapas de ruta de alta calidad sobre conductas erróneas fraudulentas, se reduce el tiempo que pasamos investigando y se preservan los recursos sustanciales de la agencia.

La segunda recompensa en efectivo bajo el programa de informes de la SEC se anunció el 12 de junio de 2013. La SEC recompensará a tres informantes con 15% del total de la cantidad recuperada por el gobierno en reciprocidad por avisos oportunos e información que proporcionen para apoyar a la SEC y al Departamento de Justicia a detener un fondo de especulación falso. Se espera que la recompensa total ascienda a aproximadamente 125 mil dólares americanos. Los informantes son pagados por el Fondo de Protección de Inversiones de la SEC, que contaba con más de 453 millones de dólares al final del año fiscal 2012.

Se esperan recompensas adicionales y de mayor monto en el futuro. La Oficina del Informante de la SEC colocó 76 órdenes en 2013 (hasta agosto), cada una con sanciones monetarias que exceden de un millón de dólares americanos. Estas incluyeron a empresas demandadas bien conocidas como la compañía de tecnología IBM de EU, Dutch Bank, ABN AMRO, Swiss Bank UBS Securities, y la compañía petrolera francesa Total S.A. De acuerdo con el abogado de los informantes, Jordan Thomas: En los años siguientes, pronostico que muchos de los casos más significativos de la SEC serán el resultado de los informantes que reportan a la Agencia mediante sus avisos oportunos.

OBSTÁCULOS

Una decisión de la Corte en Houston, Texas, que involucra a General Electric (GE) puede causar confusión sobre los derechos de protección de los informantes que deben ser protegidos ante los actos de represalias de sus empleadores. El demandante fue un anterior ejecutivo de GE, quien alegó que fue despedido debido a que fue un informante. No obstante, GE alega que el ejecutivo nunca lo reportó a la SEC, confundiendo la definición de la SEC de un informante.

La Corte declaró que sin ninguna acusación de que él hubiera reportado una violación a la ley de valores ante la SEC, el demandante no es un informante bajo la Ley Dodd-Frank. GE declaró que su posición consistente ha sido que los empleados deberán reportar primero internamente, reservando las acciones legales y compensaciones para casos en los que una empresa no responda adecuadamente, obligando a los empleados a reportar a la SEC. El abogado del demandante está preparando una apelación ante la Suprema Corte de EU.

El caso gira en torno al tema de si la Ley Dodd-Frank protege a los informantes en general, o solo a aquellos que reportan delitos ante la SEC. Previamente, varias cortes han sostenido que todos los informantes han sido cubiertos bajo la Dodd-Frank y por lo tanto han estado protegidos de represalias. Parece que los informantes requieren de representación legal para ayudar a determinar la estrategia adecuada, según lo recomendado por el Instituto de Contadores Administrativos (IMA, por sus siglas en inglés) en su Declaración de la Práctica Ética Profesional.

Un informante es la fuente más importante de la evidencia en la detección de fraudes y de otras faltas, así como para condenar a un delincuente

Otro obstáculo potencial para la efectividad de la iniciativa de informantes de la SEC fue señalada en una carta dirigida a la misma Comisión el 8 de mayo de 2013, por los abogados de informantes de la SEC, David J. Marshall y Debra S. Katz. Ellos afirman que las compañías incluyen en forma rutinaria en los acuerdos de separación (restricciones) que menoscaban el objetivo del Congreso al crear el programa de recompensas a informantes de la SEC:

El requerimiento de que los informantes renuncien al derecho de recibir cualquier recompensa que la SEC pueda efectuar como resultado de una acción puesta en vigor en forma exitosa.

Los requerimientos de que un empleado revele a la compañía todas las comunicaciones pasadas o futuras con cualquier tercera parte, incluyendo a las agencias gubernamentales y/o que el empleado manifieste su acuerdo en cooperar con la empresa en cualquier investigación resultante que sea efectuada por la SEC.

De acuerdo con Marshall y Katz, las empresas continúan planificando formas de restringir a los informantes a pesar de las reglas de la SEC que establecen que ninguna persona puede tomar ninguna acción que impida a un individuo comunicarse directamente con el personal de la Comisión, acerca de una posible violación a la ley de valores.

En su carta a la SEC, Marshall y Katz observaron que los empleados pueden carecer de asesoría legal o de mucho tiempo para decidir si firman un acuerdo de separación favorable al empleador. En su opinión, dicha presión obstaculiza las protecciones de actos de represalias que el Congreso y la SEC han previsto para poder financiar la acción de los informantes. Ellos recomiendan que la SEC emita reglas de aclaración para detener el flujo de crecimiento de un esfuerzo claro que desalienta a los informantes a que proporcionen datos a la Comisión, que es el objetivo claro del programa de recompensas de informantes de la SEC.

SE REQUIEREN MÀS INCENTIVOS

El programa de informantes en el IRS reveló una actividad significativa en su reporte anual del año fiscal 2012. Hubo 332 casos presentados, involucrando a 671 contribuyentes que parecieron cumplir con el techo estatutario de dos millones de dólares de impuestos, multas e intereses en disputa.

Durante el año se pagaron recompensas por más de 125 millones de dólares americanos a 128 informantes. En el año fiscal 2013, la única recompensa anunciada públicamente bajo el estatuto revisado de 2006 fue un pago de 104 millones efectuado a un anterior banquero del Swiss UBS AG, el pago más grande que se haya realizado. El informante proporcionó datos que dieron como resultado que UBS entregara los nombres de miles de americanos de los que se sospechaba que eran defraudadores de impuestos.

El informe anual del IRS levantó preocupaciones que indican que se requiere atención para mejorar el programa de informantes:

-Protección de informantes frente a las represalias. No existen disposiciones semejantes a éstas en la Ley Dodd-Frank.

-Los medios para proporcionar protección adecuada de información confidencial de contribuyentes cuyos impuestos están en discusión.

Aclaración de la definición de cantidad en disputa y cómo determinar el monto del ingreso bruto. Asimismo, un observador puede preguntarse por qué el techo de interés del IRS es de 2 millones en lugar de 1 millón de dólares de la Ley Dodd-Frank.

La importancia de la acción de los informantes para todos los Contadores se enfatiza aún más en una revisión propuesta al Código Internacional de Ética

Adicionalmente, el 29 de agosto de 2013, el Fiscal General de EU, Eric Holder anunció un nuevo programa para alentar a los bancos suizos a cooperar con investigaciones en curso sobre el uso de las cuentas de bancos extranjeros para cometer evasión de impuestos. El gobierno suizo anunció que alentaría a los bancos suizos a cooperar. Este programa mejorará de manera significativa los esfuerzos en curso del Departamento de Justicia para perseguir en forma agresiva a quienes intentan evadir la ley ocultando sus activos fuera de EU, señaló Holder.

La CFTC también tiene un programa de informantes que se inició con la Dodd-Frank, pero no se han pagado recompensas todavía. Durante el año fiscal 2012, la oficina de informantes recibió 58 reclamos y 52 avisos oportunos adicionales que no procedían de informantes. La oficina de informantes ha creado un programa educativo para crear conciencia sobre su programa de informantes. Como la SEC, la CFTC tiene un Fondo de Protección de Clientes, que contaba aproximadamente con 100 millones de dólares americanos al final del año fiscal 2012.

La importancia de la acción de los informantes para todos los contadores profesionales se enfatiza aún más en una revisión propuesta al Código Internacional de Ética para Contadores Profesionales, publicado por el Consejo Internacional de Estándares de Ética para Contadores (IESBA, por sus siglas en inglés). En agosto de 2012 se comunicó una exposición preliminar titulada Cómo responder a la sospecha de un acto ilegal y ha originado 73 cartas de comentarios, incluyendo una del IMA. El objetivo del nuevo pronunciamiento es describir las circunstancias en las que se requiere o se espera que un contador profesional pase por encima de la confidencialidad y revele una acción a la autoridad correspondiente.

Dado que las empresas tratan de restringir a los informantes, al mismo tiempo que las agencias gubernamentales y las organizaciones tratan de alentarlos y protegerlos, parece cada vez más importante que los informantes sigan la guía contenida en la Declaración de la Práctica Ética Profesional del IMA. Esta recomienda que usted se enfrente con una resolución de un conflicto ético, consulte con su propio abogado en lo que se refiere a obligaciones y derechos legales relacionados con el conflicto ético.

 

Redacción Grupo Medios

veritas@colegiocpmexico.org.mx

>Este artículo es una reseña del original titulado “Whistleblowers need encouragement”, publicado en la revista Strategic Finance, octubre de 2013. Traducción original para Veritas, del Colegio de Contadores Públicos de México, por Pilar Vidal.

AUTOR ORIGINAL: Curtis C. Verschoor (curtisverschoor@sbcglobal.net) es Profesor Investigador Emérito Ledger & Quill, Escuela de Contabilidad y Sistemas de Información (MIS), y Miembro Honorario Senior Wicklander de investigación en el Instituto para Ética Profesional y de Negocios, ambos en la Universidad de DePaul, Chicago.

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: