Veritas Online

Ejercicio Profesional

Información Financiera: ¿Perdimos la capacidad de mejorarla?

Información Financiera: ¿Perdimos la capacidad de mejorarla?
junio 30
09:18 2014

Los problemas de información financiera ahora se tornan más difíciles y las soluciones deben repensarse, ¿cómo tener más éxito en la lucha de establecedores de normas y sus seguidores por resolverlos?

Es frustrante cómo, actualmente, pareciera desaparecer la capacidad de mejorar la información financiera corporativa. En particular, los procesos para establecer las normas de información financiera en Estados Unidos (EU) y en todo el mundo no parecen producir mejoras que sean importantes, oportunas. Un ejemplo es el proyecto de normas de contabilidad de arrendamientos que lleva a cabo el Consejo de Normas de Contabilidad Financiera (FASB, por sus siglas en inglés) y el Consejo de Normas Internacionales de Contabilidad (IASB, por sus siglas en inglés).

Las “mejoras” que propone el Consejo para las Normas de Contabilidad de arrendamientos producto, de casi siete años de esfuerzos conjuntos, han sido amplia y fuertemente criticadas.

¿Acaso hemos perdido nuestra capacidad de mejorar la información financiera? Después de hacer una reflexión, puedo decir que esa capacidad no ha empeorado, más bien, con el tiempo, lo que ha aumentado en forma importante es la dificultad de los problemas de información financiera.

En consecuencia, lo que ha bajado es el éxito en la resolución de esos problemas de información financiera, pero no porque haya disminuido nuestra capacidad para resolverlos. Nuestra capacidad simplemente no ha estado a tono con la creciente dificultad de los problemas que estamos tratando de resolver.

¿POR QUÉ ES MÁS DIFÍCIL?

Suelo decir a mis clientes y estudiantes, “si no entiendes el problema, no entenderás cómo resolverlo”. Desafortunadamente, es escaso el entendimiento personal de los problemas de información financiera que tratamos de resolver actualmente, y el entendimiento colectivo es incluso peor.

Este es un fenómeno natural, universal. En cada campo del esfuerzo humano, los problemas que son más fáciles de entender, y por tanto más fáciles de resolver, se solucionan más pronto que los problemas difíciles.

Sin embargo, hay una segunda razón de por qué muchos de nuestros problemas —incluyendo los problemas de información financiera— se han vuelto más difíciles de resolver. Con el tiempo, las sociedades desarrolladas y las que están en desarrollo han ido abrazando más el valor humanista de la inclusión en la gobernanza o mando. Al representarse mejor en los procesos de mando la diversidad de perspectivas, necesidades y capacidades de las personas, hemos logrado mejores soluciones a nuestros conflictos.

Al mismo tiempo, hemos encontrado más difícil lograr un entendimiento común de nuestros problemas y un consenso sobre las soluciones apropiadas. Esto no significa que debamos dar reversa hacia un mundo menos justo y de ideas menos iluminadas, simplemente significa que debiéramos recordar que una mejor conducta social suele requerir más reflexión y más esfuerzo de parte de todos los miembros de la sociedad.

Hay técnicas más sofisticadas de resolución de problemas que han demostrado ser efectivas contra problemas complejos

LA CAPACIDAD DE SOLUCIÓN

Aun cuando al pasar del tiempo enfrentamos naturalmente problemas más difíciles, no estamos necesariamente destinados a fracasar en nuestros intentos por resolverlos. Entonces, ¿por qué hemos tenido cada vez menos éxito?

Respecto de la información financiera, las técnicas de resolución de problemas que han sido efectivas contra problemas más fáciles del pasado han demostrado ser cada vez menos efectivas actualmente.

Esto es cierto de manera específica respecto de la forma como intentamos resolver problemas financieros mediante intentos por mejorar las Normas de Información Financiera. Por ejemplo, los procesos de establecimiento de normas que el FASB y el IASB utilizan dependen en gran parte de lo que podemos llamar el enfoque de “lluvia de ideas y votación” para la resolución de problemas. Este enfoque de uso común implica evaluar el sentir de las partes interesadas respecto de los cambios propuestos, opinión que tiende a ser de naturaleza azarosa. Su efectividad disminuye más y más al volverse los problemas más difíciles de entender y resolver.

Afortunadamente, hay técnicas más sofisticadas de resolución de problemas que han demostrado ser efectivas contra problemas complejos en muchas áreas y que pudieran hacerse aplicables a los complejos problemas de la información financiera.

Estar atorado en el pasado no es un problema exclusivo de los establecedores de normas. La mayoría de los usuarios de información financiera se quedan estancados en la manera tradicional de transmitir y consumir la información financiera y no logran, por ello, estimular a los establecedores de normas para que desarrollen soluciones verdaderamente innovadoras.

En particular, los usuarios y los establecedores de normas debieran adoptar ampliamente tecnologías como XBRL (eXtensible Business Reporting Language) por su alto potencial para superar la “sobrecarga de revelaciones” y otros problemas contemporáneos de información financiera.

En tanto los usuarios de información financiera y los establecedores de normas sigan enfocándose en tecnología de información del Siglo XV (por ejemplo, la producción masiva de páginas de textos y números estáticos que se presentan en secuencias rígidas), no hay mucha esperanza de cumplir con las necesidades de información de quienes toman las decisiones del Siglo XXI.

¿QUÉ PODEMOS HACER?

Para tener más éxito al acometer las mejoras a la información financiera, los establecedores de normas y los interesados deben reconocer que:

  • Con el tiempo, los problemas de información financiera se han vuelto más difíciles de entender y resolver.
  • Los procesos de resolución de problemas más incluyentes requieren más reflexión, tiempo, y esfuerzo que los procesos menos incluyentes.
  • Las técnicas y tecnologías tradicionales pueden no ser efectivas contra los problemas más difíciles.

Para solucionar los problemas de información financiera de hoy y del futuro, necesitaremos ajustar nuestras expectativas y asignar nuestros recursos de manera diferente.

Redacción Grupo Medios

veritas@colegiocpmexico.org.mx

>Este artículo es una reseña del original titulado “Have we lost our ability to improve financial reporting?”, publicado en la revista Strategic Finance, octubre de 2013. Traducción original para Veritas, del Colegio de Contadores Públicos de México, por Jorge Abenamar Suárez Arana.

AUTOR ORIGINAL: Bruce Pounder es Director de Programas Profesionales para Loscalzo Associates, Ltd. División de SmartPros Ltd.

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: