Veritas Online

Seguridad Social

Infonavit: Un organismo fiscal autónomo

Infonavit: Un organismo fiscal autónomo
enero 01
2016

En la primera parte de este artículo se detallan las funciones y obligaciones del Infonavit, su papel como administrador y el carácter autónomo que la ley le confiere para hacer valer los derechos del trabajador.

El Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit) es un organismo de servicio social con personalidad jurídica y patrimonio propio, como lo señala el artículo 2 de su propia Ley. Tiene como principal objetivo administrar los recursos del Fondo Nacional de la Vivienda para establecer y operar un sistema de financiamiento que permita a los trabajadores obtener crédito barato y suficiente destinado a la adquisición de una vivienda en propiedad.

Para cumplir con ese fin, las empresas están obligadas a pagar al Infonavit por concepto de aportaciones 5% sobre el salario de los trabajadores a su servicio, para su abono en la Subcuenta de Vivienda de cada uno de ellos, así como hacer y enterar los descuentos correspondientes en sus salarios para cubrir préstamos otorgados por el Instituto.

Ante el incumplimiento de esta obligación constitucional, el Infonavit está dotado de facultades en materia fiscal, a efecto de llevar a cabo las acciones y competencias que salvaguarden los intereses jurídicos y patrimoniales de los trabajadores y del propio Instituto. En este sentido, es importante conocer el carácter fiscal de las aportaciones de Seguridad Social y la actividad tributaria que se le ha dado al Infonavit para hacer más fácil su cobro a través del procedimiento administrativo de ejecución.

APORTACIONES 

El Código Fiscal de la Federación (CFF) define las aportaciones de Seguridad Social como “las contribuciones establecidas en ley a cargo de personas que son sustituidas por el Estado en el cumplimiento de obligaciones fijadas por la ley en materia de Seguridad Social o a las personas que se beneficien en forma especial por servicios de Seguridad Social proporcionados por el mismo Estado”. Las aportaciones de Seguridad Social son consideradas como “parafiscales”, porque se refieren a una actividad financiera lateral a la del Estado, es decir, no es una actividad del Estado, pero tampoco privada, que cumple fines generales previstos en la Constitución.

Las aportaciones al Infonavit son consideradas de Seguridad Social por las siguientes razones:

[a] Son prestaciones en dinero, carácter que comparten con los tributos.

[b] Son contribuciones de derecho público, de origen gremial, pues efectivamente resultan de las relaciones de trabajo entre patrones y trabajadores.

[c] El carácter de aportaciones fiscales lo tienen en su aspecto de pago, para hacer más fácil su cobro.

[d] La Ley les ha dado el carácter de créditos fiscales para que puedan ser recaudados mediante el procedimiento administrativo de ejecución. Además, para conocer de las controversias que susciten estos créditos, tiene competencia el Tribunal Federal de Justicia Fiscal y Administrativa (TFJFA).

[e] Tienen fundamento constitucional diverso al que se le reconoce a los tributos. Las aportaciones al Infonavit cumplen con la obligación de los patrones que les impone la Constitución en su Artículo 123 Apartado “A”, fracción XII, de proporcionar viviendas a los trabajadores a su servicio.

[f] El acreedor, es decir, el Infonavit, es un organismo desconcentrado con personalidad jurídica y patrimonio propio, que recauda las aportaciones de los patrones, las cuales tienen el carácter de depósitos de dinero a favor de los trabajadores, a quienes se identifica individualmente y se les lleva una cuenta propia.

[g] En consecuencia, no tienen el fin de satisfacer los gastos públicos del Estado.

[h] Se manejan fuera del presupuesto directo de la Federación.

NATURALEZA DE LAS APORTACIONES

Las aportaciones de vivienda tienen una naturaleza dual: desde el punto de vista laboral son los pagos que deben efectuar los patrones por cada uno de los trabajadores a su servicio para dar cumplimiento a su obligación constitucional de proporcionarles habitaciones cómodas e higiénicas; asimismo, son obligaciones a cargo de los patrones y correlativamente derechos en favor de los trabajadores, en virtud de los cuales los primeros pagan en favor de los segundos el equivalente a 5% de sus salarios.

Las aportaciones de Seguridad Social son consideradas como “parafiscales”, porque se refieren a una actividad lateral a la del Estado.”

Desde el punto de vista fiscal (artículos 29, fracción II, y 30 de la Ley del Infonavit, y artículo 2°, fracción II, del CFF), las aportaciones patronales al Infonavit son contribuciones establecidas a cargo del patrón, mediante las cuales se da cumplimiento a la obligación de proporcionar a los trabajadores a su servicio habitaciones cómodas e higiénicas.

Si hablamos de una perspectiva laboral, las aportaciones habitacionales constituyen, correlativamente, tanto una obligación del patrón como un derecho de cada trabajador a su servicio, ya que al constituir los pagos respectivos, depósitos acreditables en su favor, estos se incorporarán a su patrimonio laboral. Esta prestación laboral se encuentra contemplada en el Título Cuarto, Capítulo III, de la Ley Federal del Trabajo.

AUTORIDAD FISCAL 

Las aportaciones de las empresas al Fondo Nacional de la Vivienda se destinan a la constitución de depósitos en favor de los trabajadores, lo cual sirve de base a un mecanismo institucional de financiamiento e inversión de carácter nacional, que satisface las demandas de vivienda de los trabajadores, les facilita su adquisición y les asegura el patrimonio familiar.

Con el objetivo de llevar una adecuada supervisión de lo anterior, el artículo 30 de la Ley del Infonavit confiere expresamente al Infonavit el carácter de Organismo Fiscal Autónomo y lo faculta en los términos del CFF para determinar, en caso de incumplimiento, el monto de las aportaciones y de los descuentos no cubiertos por los patrones para señalar las bases de su liquidación, fijarlos en cantidad líquida, requerir su pago y determinar los recargos que correspondan. Todo, con el propósito de facilitar a los empleadores el pago oportuno de los conceptos citados y garantizar el correcto cumplimiento de sus obligaciones.

Al atribuírsele la calidad de organismo fiscal autónomo, se le dotó al Infonavit de las facultades idóneas para asegurar de una manera expedita el cumplimiento de las obligaciones patronales, garantizando con ello la oportuna captación de los recursos necesarios para el eficiente cumplimiento de sus objetivos.

En esa tesitura, corresponde al Infonavit tutelar el cumplimiento de las obligaciones patronales en materia habitacional mientras persista la relación obrero patronal, por medio de la implantación de los mecanismos para una adecuada protección de las garantías en materia de vivienda de todos los trabajadores y vigilar su cumplimiento.

En la próxima entrega de este artículo hablaremos de sus facultades como organismo fiscal.

Lic. Jaime Jesús Saldaña Orozco
Gerente Sr. de lo Contencioso y Consultivo Fiscal del Infonavit
jsaldana@infonavit.org.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: