Veritas Online

Extensión del Ejercicio Profesional

Industria farmacéutica: Un sector prioritario con grandes retos

Industria farmacéutica: Un sector prioritario con grandes retos
marzo 01
07:15 2017

Es una de las principales industrias que tienen diversos desafíos para colocarse en la cima, uno de ellos es lanzar al mercado productos farmacéuticos que tienen años en procesos exhaustivos de investigación y que con dificultad pasan de esa fase.

Se entiende por salud el estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades, lo que representa entonces que el estado de salud favorable se traduce en individuos con una buena calidad de vida y una alta productividad en temas laborales. Para alcanzarla, intervienen múltiples factores personales, ambientales y sociales como los servicios de atención médica, cuyo impacto puede potencializarse con la habilidad de los profesionales en la materia para el diagnóstico oportuno y la prescripción correcta, así como el adecuado apego a tratamientos por parte del paciente. Todo ello nos lleva precisamente a la relevancia del rol de la industria farmacéutica en este sentido, pues es la responsable de fabricar y distribuir los medicamentos.

Además de ser una industria altamente especializada, la farmacéutica genera un impacto directo en 161 ramas de la actividad económica, de un total de 259 en que se clasifica la matriz de insumo- producto, tanto del sector primario como del secundario, comercio y servicios. Adicionalmente genera cerca de 74 mil empleos directos y poco más de 310 mil indirectos, de acuerdo con la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris), Gestión de la salud pública en México, y por su contribución a la salud de la población a través de la fabricación de medicamentos, genera un efecto multiplicador favorable, por ejemplo, entre 1993 y 2014 aportó en promedio poco más de 4% del Producto Interno Bruto (PIB) manufacturero, de acuerdo con cifras del Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi).

En México, la industria tiene enormes retos y oportunidades debido a que en el contexto local se están impulsando diversas iniciativas orientadas a fortalecerla. Las empresas que estén mejor preparadas podrán aprovechar dichas oportunidades, contribuyendo con una sociedad más saludable y a la vez hace crecer sus negocios y la industria.

El primer reto es el propio lanzamiento de un producto farmacéutico al mercado. Después de mucho tiempo en procesos exhaustivos de investigación donde muy pocas iniciativas superan las fases requeridas para convertirse en producto comercializable; en paralelo se llevan a cabo trámites para registrar la patente respectiva si así decide la empresa que la desarrolla. Posteriormente se define su precio de mercado, decisión que conviene fundamentarse en una metodología adecuada que integra sencillez, idoneidad en la atención médica y manejo de costos. En el caso de tratarse de un producto genérico se requiere validar la intercambiabilidad (especialidad farmacéutica con la misma sustancia activa y forma farmacéutica, concentración y vía de administración, entre otras características) ante la Cofepris.

Cuando se busca comercializar el producto en las múltiples instituciones del sector gobierno, que representa alrededor de 27% del valor del mercado, de acuerdo con datos de la Cámara Nacional de la Industria Farmacéutica (Canifirma), se requiere la obtención de clave del cuadro básico. Esto involucra a un gran número de actividades, servicios y procedimientos interrelacionados en los que intervienen científicos, ingenieros, contadores públicos, abogados, especialistas en mercadotecnia y economistas, entre otros profesionales.

Entre los productos farmacéuticos conocidos más comúnmente está el medicamento que es una sustancia o mezcla de ellas —de origen natural o sintético— con características físicas, químicas y biológicas, usado para efectos terapéuticos, preventivos o rehabilitatorios. De ahí identificamos un segundo reto, ya que para llegar a considerarse y registrarse como tales ante la autoridad se necesita invertir cerca de 2.5 mil millones de dólares a lo largo de los años, para realizar múltiples pruebas.

En tercer lugar, en paralelo al proceso de pruebas, se desarrollan diversas actividades integradas para poder sacarlo a la venta. Durante esta etapa, las empresas se apegan a buenas prácticas y criterios de ética, deben cumplir con requisitos en procesos licitatorios, rastrear el producto a través de sistemas de farmacovigilancia; entre otras muchas funciones para poner en el mercado un producto tan cercano al ser humano.

Otro reto en sí mismo es el requerimiento de diversos servicios profesionales, en aspectos contables, fiscales, tanto por su actividad dinámica en el comercio exterior como por los acuerdos laborales inherentes. Cabe señalar que poco menos de la mitad del valor de los componentes para la fabricación de productos farmacéuticos son importados y poco más de un tercio del personal ocupado se encuentra dentro de esquemas de outsourcing, de acuerdo con datos del Inegi. Por otro lado, el tamaño de las empresas en esta industria es más grande que el promedio en la manufacturera, con cerca de 116 personas ocupadas por unidad económica contra cerca de 10, respectivamente.

La relación comercial más estrecha para esta industria es con Estados Unidos de América, país del que, de acuerdo con cifras del Inegi, se importa poco más de una quinta parte de los productos y se exporta más de 26%. En este sentido, se vuelve muy importante y otro reto el futuro de la relación comercial con EUA que hoy a todos ocupa, pero también la apertura de nuevos lazos comerciales con naciones en el resto de América y Asia. El posicionamiento y reconocimiento regional de la Cofepris sienta bases fuertes para la expansión de la industria nacional y la habilitación para que la extranjera tenga a México como una plataforma de expansión para sus productos. Por otro lado, vale la pena aprovechar la estrategia de Zonas Económicas Especiales, a través de la ley que promulgó el Ejecutivo Federal para desarrollar la industria nacional, facilitar la dinámica de la extranjera y potencializar el efecto multiplicador de la industria farmacéutica. También se observa como de alto potencial consolidar los clústers de fabricación en la Ciudad de México, Estado de México y Jalisco, que según ProMéxico, concentran cerca de 60% de las unidades económicas para fabricación de medicamentos.

En materia de comercio exterior es de gran trascendencia poner especial atención a la posible negociación y evolución relacionada con tratados comerciales con América del Norte, en especial lo particular a las reglas de origen; así como aprovechar otras iniciativas que se han estado gestando como la Alianza del Pacífico y más de 50 tratados y acuerdos comerciales con países de todo el mundo. Contamos, entre otras fortalezas, con el capital humano capacitado, y con costos de producción competitivos. Adicionalmente, será fundamental identificar espacios para la colaboración efectiva, hacer más eficiente las cadenas de suministro, buscar mayor sincronía entre los fabricantes, distribuidores y pagadores de productos. Todos estos, temas en los que la profesión aporta amplia experiencia y especialización para apoyar a la industria.

En conclusión, la industria farmacéutica es un sector prioritario para el país y con retos muy relevantes como expusimos. La salud de la población requiere productos y servicios conexos que generen resultados confiables, innovadores, costos efectivos; empresas sólidas y flexibles para adaptarse a un entorno dinámico y volátil, que tengan bajo control sus procesos operativos y aseguren un control de riesgos de distinta índole, tanto regulatorios como de fraude, por ejemplo; y que puedan maximizar sus posiciones fiscales y estructuras, desde las administrativas hasta las de producción y comerciales.

Lic. en Economía y Mtro. en Ciencias Ignacio García-Téllez
Director del sector Salud de KPMG en México
igarciatellez@kpmg.com.mx

 

 

 

Related Articles

1 Comment

  1. Edith Ruiz
    Edith Ruiz abril 03, 15:24

    Es muy grato saber de La extensión del ejercicio profesional de pharmacia en México. Reconozco que el area de producción y manufactura de medicamentos, así como salud pública tiene muchas oportunidades de improvement. Es importante darle seguimiento a las tendencias actuales tanto en la industria pharmaceutica como en la actualización en las regulaciones internacionales para proteger y mejorar la salud pública. En lo personal, veo bunas proyecciones a futuro en este proyecto.

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: