Veritas Online

Seguimos Contando

Índice global, equidad de género y excelencia empresarial

Índice global, equidad de género y excelencia empresarial
agosto 01
2019

De acuerdo con el informe del WEF, faltan 108 años para que la brecha global de género se cierre entre los países que participaron desde el primer estudio de 2006. De los cuatro subíndices, donde se registra la mayor disparidad de género es en el rubro de acceso al campo político.

El Índice Global de Brecha de Género, orientado a medir la desigualdad entre hombres y mujeres, se presentó por primera vez en 2006 durante el Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) y se encarga de estudiar específicamente aspectos relacionados con cuatro sectores:

  1. Salud
  2. Educación
  3. Economía
  4. Acceso al poder político

La importancia de este indicador, que anualmente es calculado para 142 países, radica en mostrar la evolución de la lucha por disminuir las diferencias de género en gran parte de las naciones, así como las perspectivas hacia los próximos años en cada una de las áreas señaladas.

El WEF realiza cada año su Asamblea General en la ciudad de Davos, Suiza. En ella se dan cita los directores de las empresas más importantes del mundo, jefes de Estado, representantes del sector académico y algunas Organizaciones No Gubernamentales (ONG)de relevancia a nivel global. Los informes y estadísticas que se presentan están relacionados de cierta manera con el destino de la economía mundial, ya que los datos aportados se utilizan en muchas ocasiones para la elaboración de políticas públicas que impactan la vida de millones de personas en gran parte del mundo. A su vez, los informes anuales aluden a temas relevantes como la propia brecha de género, la competitividad, los riesgos globales y la planificación de escenarios o situaciones para todo el mundo.

Un análisis de la evolución del indicador de brecha de género para México durante los últimos 13 años nos muestra los esfuerzos llevados a cabo para disminuir la desigualdad y que han impactado en todas las esferas de la vida política, económica, cultural y social. En 2018, los datos muestran que México ocupó el lugar 50 entre las 142 naciones, pero lo más importante consiste en que en 2017 ocupábamos el lugar 81; es decir, se observa un gran impulso para disminuir una brecha injusta e incomprensible, pero persistente en casi todas las naciones.

Con mayor razón, en la tercera versión revisada del Código de Principios y Mejores Prácticas de Gobierno Corporativo, publicado por el Consejo Coordinador Empresarial (CCE), se fundamenta la importancia de incorporar a las mujeres en los consejos de administración de las empresas, en virtud de que sus habilidades les permiten aportar ideas y puntos de vista distintos a los asuntos de la sociedad, lo que enriquece la diversidad de conocimientos y experiencias.

Es conveniente señalar que el reconocimiento otorgado a la igualdad de género en nuestro país no puede reducirse a la exigencia de una simple cuota, puesto que las mejores prácticas internacionales sobre el tema también reconocen como una prioridad la necesidad de impulsar el desarrollo, la capacitación y la especialización de la mujer en su proceso de inserción a los sectores productivos, con el fin de aprovechar al máximo su probada capacidad para mejorar el desempeño de las organizaciones privadas y públicas.

De esta manera, la igualdad de género se convierte en una gran área de oportunidad para el empresariado mexicano que busque alcanzar un desempeño de excelencia, con justicia y sustentabilidad.

C.P.C. y P.C.CA. José Carlos Cardoso C.
Socio Director de MGI Bargalló Cardoso y Asociados
jcardoso@bargallo.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: