Veritas Online

Auditoría

Índice de Percepción de la Corrupción 2016, más retrocesos que mejoras… y debemos hacer algo al respecto

Índice de Percepción de la Corrupción 2016, más retrocesos que mejoras… y debemos hacer algo al respecto
febrero 01
08:14 2017

El pasado 25 de enero, Transparencia Internacional (TI) publicó el Índice de Percepción de la Corrupción 2016 (Corruption Perceptions Index 2016) y los resultados son verdaderamente alarmantes. “Vayamos directo al grano. Ningún país se acerca a una calificación perfecta en el índice 2016” es como inicia el texto publicado por este organismo en su página de internet.

Los resultados de este índice muestran que dos tercios de los 176 países evaluados cayeron por debajo del punto medio en la escala de 0 (sin corrupción) a 100 (altamente corrupto). El promedio global es de 43, indicando una corrupción endémica en el sector público de los 176 países.

Debemos de hacer un alto y evaluar seriamente los resultados que este índice presenta. Si bien es cierto que lo que se mide es la percepción de la corrupción, ¿qué tan mal estamos a nivel global para ser los mismos ciudadanos los que perciben sus países como más corruptos?

Los resultados de este año sobresaltan una conexión entre la corrupción y la desigualdad, que se alimentan una a la otra para crear un círculo vicioso entre corrupción, distribución desigual del poder en la sociedad y distribución desigual en la riqueza.”

Jorge Ugaz, director de Transparencia Internacional comenta: “En muchos países, muchas personas están privadas de las necesidades más básicas y se quedan hambrientas cada noche debido a la corrupción, mientras que los poderosos y corruptos mantienen lujosos estilos de vida que disfrutan con impunidad.”

Según TI, la interacción de la corrupción y la desigualdad también alimenta el populismo. Cuando los líderes políticos tradicionales fallan en combatir la corrupción, las personas se vuelven más cínicas. Cada vez más personas voltean a ver a líderes populistas que prometen romper el ciclo de corrupción y privilegios. Sin embargo, esto es probable que agrave –en lugar de resolver– las tensiones que llevaron a la oleada populista en primer lugar.

Dinamarca y Nueva Zelanda muestran los mejores resultados, con puntuaciones de 90, seguidas por Filipinas con 89 puntos y Suecia con 88. Los peores resultados los obtienen por décimo año consecutivo Somalia con apenas 10 puntos. Sudán del Sur se ubica en el penúltimo puesto con 11 puntos, seguido de Corea del Norte con 12 y Siria con 13.

A continuación, se presentan dos gráficas con el top 10 de los mejores y peores países del índice:

10 países menos corruptos

Gráfico 1: Top 10 países menos corruptos. Fuente: Elaboración propia con datos del CPI 2016 de TI.

 

10 países más corruptos

Gráfico 2: Top 10 países más corruptos. Fuente: Elaboración propia con datos del CPI 2016 de TI.

Como podemos observar, los resultados son verdaderamente alarmantes. La diferencia que se presenta entre los primeros 10 países y los 10 últimos es abismal, considerando las situaciones políticas que rigen a dichos países, la calidad del nivel de vida de la población, la distribución de la riqueza, entre otros.

PONIENDO LOS RESULTADOS EN CONTEXTO

Según Transparencia Internacional, los países con las calificaciones más bajas se encuentran plagados de instituciones, tales como la policía y el poder judicial, no confiables y de mal funcionamiento. A pesar de contar con leyes anticorrupción, estas son frecuentemente saltadas o ignoradas. Las personas frecuentemente se enfrentan a situaciones de sobornos y extorsiones, que recaen en servicios básicos que han sido socavados por la apropiación indebida de fondos y se enfrentan a la indiferencia oficial cuando buscan ayuda por las autoridades.

Los países con mayor puntuación tienden a contar con libertad de prensa, acceso a la información sobre el gasto público, estándares de integridad más altos para sus oficiales públicos y sistemas judiciales independientes.

Lo anterior no es de extrañarnos. Durante el Segundo Foro sobre anticorrupción, organizado en el marco del día internacional contra la corrupción (9 de diciembre) por el Colegio de Contadores Públicos de México, durante la 3era. mesa redonda: Logros y retos de la sociedad civil, la Lic. Edna Jaime, Directora General de México Evalúa, destacó durante su participación la imperante necesidad de reforzar la libertad de prensa y el periodismo de investigación.

Tenemos dos problemas, una tentación muy fuerte a controlar a los medios de comunicación. A veces hay mecanismos mucho más efectivos, pero es una tentación del poder político que siempre está presente, entonces, poder romper la simbiosis entre medios de comunicación y la clase política es importantísima, por eso, cuando el presidente planteó un paquete de reformas, incluyó publicidad oficial. No hay mucho periodismo de investigación porque no les dan espacio a los periodistas para hacer investigación seria, entonces estamos en este círculo vicioso: una prensa libre y profesional es un componente de países que transitan con mucha corrupción y que pueden controlarla.

El anverso de la moneda es que ahora tenemos en medios casos de corrupción a los que les hace falta una investigación profunda y donde damos por culpables a los presuntos, sin que medie una investigación judicial que realmente pueda confirmar ciertos actos de corrupción.”, resaltó la Lic. Jaime al responder un cuestionamiento sobre la importancia de la libertad de prensa.

RESULTADOS POR REGIÓN: AMÉRICA

resultados por región

Una calificación promedio de 44 no es de extrañarse para el continente americano, sobre todo considerando los diversos escándalos en tema de corrupción de los que fueron protagonistas diversos países de la región en 2016.

Desde los polémicos y mal llamados Panama Papers, que relevaron una firma panameña que ayudó a constituir miles de Shell companies, pasando el acuerdo Odebrecht con el Departamento de Justicia de los EE.UU. que arrojó a una compañía que gastaba millones de dólares en sobornos políticos en América Latina, así como en dos países africanos para ganar contratos comerciales, continuando con la nuera del presidente chileno que fue acusada en un caso de corrupción y la ex presidenta argentina Cristina Fernández, quien está siendo investigada por cargos de corrupción, por mencionar algunos de los más grandes casos de corrupción de la región en el año.

El escándalo de Petrobras y la investigación trasnacional de la FIFA relevaron una creciente comunicación y cooperación entre los reguladores y políticas en toda la región, así como con sus contrapartes en Europa y EE.UU.

Y… ¿EN MÉXICO?

Nuestro país no finalizó nada bien, cayendo 28 lugares para ubicarnos del lugar 95 en 2015 al 123 para 2016, lo que también hizo caer nuestra calificación de 35 a 30 en la escala de 100 es el país menos corrupto y 0 el más corrupto.

Los resultados en específico para nuestro México son preocupantes al considerar que el gobierno federal ha hecho su mayor esfuerzo en combatir a este ilícito con la aprobación y publicación del Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) y sus leyes secundarias. Sin embargo, tal pereciera que los ciudadanos seguimos percibiendo al mismo gobierno corrupto de siempre.

Como se ha mencionado en artículos anteriores, el cambio deberá comenzar en nosotros mismos. Si efectivamente queremos subir de calificación en este índice, debemos de comenzar a tomar en serio las prácticas y leyes que el gobierno ha emitido en materia de anticorrupción. Debemos de solicitar más libertad de prensa y fomentarla. Debemos apoyar la denuncia como herramienta eficaz para el combate del ilícito y pedir cuentas a los organismos encargados de darlas.

México, ayúdame a ayudarte. Unámonos todos por ese cambio que queremos ver y comencémoslo a ser.

¿QUÉ SE DEBE DE HACER?

 Transparencia Internacional termina comentando: “No basta con realizar ajustes técnicos a las leyes específicas contra la corrupción. Se necesita implementar con urgencia reformas sistémicas profundas que puedan contrarrestar el creciente desequilibrio de poder y riqueza, empoderando a los ciudadanos para que pongan freno a la impunidad generalizada por la corrupción, exijan que los poderosos rindan cuentas y realmente tengan voz en las decisiones que afectan su vida diaria.”

Desde mi punto de vista, la creación del Comité de Participación Ciudadana dentro del SNA, nos dará una oportunidad única de estar hombro a hombro con ese gobierno al que seguimos percibiendo como corrupto y  tomar cartas en el asunto. Buscar ese empoderamiento del que habla TI lo podremos lograr con una correcta fusión de todos nosotros para dotar de fuerza a ese comité que será nuestra voz dentro de un sistema que no podemos dejar fracasar.

México, demostremos una vez que juntos podemos subir esta calificación que sirve como referencia para los inversionistas extranjeros que desean entrar a nuestro país, así como a muchas otras personas y entidades que nos mantienen en la mira.

L.F.B. Daniel Alberto Ortiz de Montellano Velázquez, CAMS, CFCS

Integrante de la Comisión de PLD del Colegio

daniel.omv@me.com

 

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: