Veritas Online

Comercio Exterior

Indicadores del Foro Económico Mundial: fortalezas y debilidades para México

Indicadores del Foro Económico Mundial: fortalezas y debilidades para México
noviembre 01
07:55 2017

Los informes que se emiten cada año aluden a asuntos de importancia estratégica en los campos de la competitividad, riesgos globales y planificación de escenarios. México es de los peores calificados en uno de los pilares.

El Foro Económico Mundial (WEF, por sus siglas en inglés) fue fundado el año de 1971 por el economista y empresario alemán Klaus Schwab. El Foro opera como una organización sin fines de lucro con sede en Ginebra, Suiza, y es financiado por más de 100 empresas de carácter global.

La Asamblea General que se realiza anualmente en la ciudad de Davos, Suiza, constituye su evento más representativo y en ella se dan cita alrededor de mil directores de las empresas más importantes del mundo, jefes de Estado, representantes del sector académico y también de algunas de las organizaciones no gubernamentales de relevancia a nivel global.

El Foro realiza, adicionalmente, Asambleas Regionales en África, Amé- rica Latina, Asia Oriental y el Oriente Medio. De acuerdo con lo expresado en múltiples documentos, el propósito principal del Foro consiste en “mejorar el estado del mundo” e influir en la conformación de agendas globales, regionales e individuales de los países.

En su esencia, la Asamblea anual del WEF constituye un evento de enorme relevancia a nivel global y guarda una estrecha relación con el destino de la economía mundial, además de que sus informes son aprovechados, en muchas ocasiones, para la elaboración de políticas públicas que impactan la vida de millones de personas, en la mayor parte de los países del mundo.

Los informes que se emiten anualmente aluden a asuntos de importancia estratégica en los campos de la competitividad, los riesgos globales y la planificación de escenarios o situaciones para los países.

El de mayor difusión es el Informe de Competitividad Global, que incorpora el Índice de Competitividad Global (ICG), que indica los factores que impulsan la productividad y el crecimiento en 138 países del mundo.

El informe define a la competitividad como el conjunto de instituciones, políticas y factores que determinan el nivel de productividad de una economía, lo que a su vez establece el nivel de prosperidad que el país puede lograr.

Para el periodo 2016-2017, los datos muestran que Suiza continúa siendo la economía más competitiva (1), seguida por Singapur (2) y Estados Unidos de América en tercer lugar (3). Holanda  (4) sitio, Alemania en (5), Suecia (6), Reino Unido (7), Japón (8), Hong Kong (9) y Finlandia en (10).

En lo que respecta a nuestro país, se nos ubica en el puesto (51) observándose una mejora respecto al año anterior de 6 posiciones dado que para 2016 México ocupó el lugar 57. En América Latina los países que están delante de México son Chile, que ocupa el número (35), y Panamá en el (42), como puede observarse en el cuadro, donde se muestran los primeros 15 lugares, los que ocupan la parte media y los correspondientes a América Latina.

Es importante destacar que el ICG se estructura a partir de 12 pilares, cuyo contenido refleja, con una estructura precisa, las particularidades que asume la competitividad en cada país. Al respecto, también podemos señalar que en respuesta a la metodología aplicada, los pilares antes mencionados se agrupan en tres subíndices que incluyen los rubros: Requerimientos Básicos, Factores de Eficiencia y Factores de Innovación.

El comportamiento de nuestro país a lo largo de los años, en materia de competitividad, ha observado una tendencia que puede caracterizarse como errática, tomando en cuenta que desciende y asciende posiciones sin un ritmo sostenido, donde el mejor lugar (48) fue ocupado por México en 2004-2005 y el peor (66) en 2011-2012, precisamente al final del Gobierno de Felipe Calderón.

MÉXICO: FORTALEZAS Y DEBILIDADES

Dentro de este informe, en el apartado correspondiente al diagnóstico de nuestro país, el resultado general apunta a que México sube al 51º lugar, impulsado principalmente por las ganancias en la eficiencia del mercado. La competencia nacional y extranjera en el mercado de bienes mejora significativamente, reflejando los resultados de la competencia y las reformas de la política comercial. Los mercados de trabajo han impulsado la flexibilidad y los incentivos, y los mercados financieros han mejorado la asequibilidad. La educación primaria continúa siendo una debilidad competitiva significativa comparada con los líderes regionales y globales, y la debilidad de la competitividad comparada con los líderes regionales y globales, y la calidad institucional está rezagada. La economía mexicana se ha visto afectada por la caída de los precios del petróleo, la debilidad del comercio mundial y la consiguiente caída de la producción industrial. También se afirma que nuestro país sigue siendo una de las economías más competitivas en la región de América Latina, y está avanzando en algunos de los motores fundamentales de la prosperidad.

En lo que respecta al resultado obtenido específicamente para cada uno de los 12 pilares, observamos que México registra una mejor calificación en lo que concierne al Tamaño de su mercado (11), El desarrollo del mercado financiero (35) y la Sofisticación empresarial (45), mientras que, en contraste, su peor posición se ubica en el rubro de Instituciones (116), la Eficiencia del mercado del trabajo (105) y en el pilar de Salud y educación primaria con (74).

El pilar de Instituciones donde nuestro país es uno de los peores calificados a nivel mundial, tiene una importancia estratégica, tomando en cuenta que comprende de acuerdo con lo definido en documento, que “El entorno institucional de un país depende de la eficiencia y el comportamiento de los actores públicos y privados. El marco jurídico y administrativo en el que interactúan los individuos, las empresas y los gobiernos determina la calidad de las instituciones públicas de un país y tiene una fuerte influencia sobre la competitividad y el crecimiento. Influye en las decisiones de inversión y en la organización de la producción y juega un papel clave en las formas en que las sociedades distribuyen los beneficios y soportan los costos de las estrategias y políticas de desarrollo. Las buenas instituciones privadas también son importantes para el desarrollo sano y sostenible de una economía. La crisis financiera mundial de 2007-2008, junto con numerosos escándalos corporativos, ha puesto de relieve la importancia de las normas contables y de presentación de informes y la transparencia para prevenir el fraude y la mala gestión, garantizar la buena gobernanza y mantener la confianza de los inversores y los consumidores”.

Nuestro país continua enfrentando como principal problema la falta de madurez y credibilidad de sus instituciones, que propicia una cultura de corrupción e impunidad en los tres niveles de gobierno, a la cual se suma gran parte del sector empresarial y por inercia propia algunos sectores de sociedad civil.

 

Lic. Enrique Joaquín Arce Bravo
Presidente del Consejo Directivo 2016-2018.
Academia Mexicana de Auditoría al Desempeño, A.C.
amdad.academia@gmail.com
earce@bargallo.com.mx

 

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment