Veritas Online

Información Financiera

Impuestos diferidos: ¿Cómo pueden reconocerse?

Impuestos diferidos: ¿Cómo pueden reconocerse?
junio 01
2016

Para hacer un reconocimiento adecuado de los estados financieros de una organización se requiere conocer las leyes y las Normas de Información Financiera; esto permitirá evaluar el desenvolvimiento de la entidad.

Los estados financieros presentan información que emana de la Contabilidad, y su objetivo principal es ser útiles al usuario general en la toma de decisiones económicas, permitiendo evaluar el desenvolvimiento de la entidad y contar con elementos de juicio para estimar su comportamiento futuro. Dichos estados deben incluir el reconocimiento contable de las transacciones que lleva a cabo una entidad con otras, las transformaciones internas y otros eventos que la afectan económicamente.

Una transacción es un tipo particular de evento, en que media la transferencia de un beneficio económico entre dos o más entidades. Debe reconocerse cuando una de las partes adquiere un  derecho y surge una obligación para la otra parte, independientemente de cuándo se realicen (es decir, se cobren o paguen). Por ejemplo, en una venta de mercancías, cuando sea en el lugar y términos pactados.

Las leyes fiscales no siempre coinciden con la normatividad contable en cuanto al momento en que se debe reconocer una transacción. En el caso de ventas, establecen que la transacción se debe reconocer y, consecuentemente, considerarse acumulable para el pago del  impuesto cuando suceda lo primero de:

[a] La expedición del comprobante fiscal que ampare el precio o contraprestación.

[b] La entrega de la mercancía o prestación del servicio.

[c] Se cobre o sea exigible total o parcialmente el precio de la contraprestación pactada, aunque provenga de anticipos.

Una transformación interna es un cambio en la estructura financiera de la entidad como consecuencia de decisiones internas que modifican sus recursos o las fuentes de los mismos. Deben reconocerse en el momento en que ocurren tales modificaciones. Por ejemplo, la decisión de abandonar una planta o una porción significativa de la misma.

Otra vez, las leyes fiscales difieren en el momento de reconocimiento, ya que no permiten reconocer el gasto que representa el abandono de la planta y, por tanto, tomar la deducción para efectos de determinar el resultado gravable (deducible) de la entidad, sino hasta el ejercicio en que dicho gasto se paga efectivamente o se termina de depreciar la planta en los plazos establecidos por la ley.

Un evento afecta económicamente a la entidad, pero es ajeno a las decisiones de su administración y está parcial o totalmente fuera de su control. Puede ser: (a) interno, por ejemplo, el deterioro de un activo, tal como una cuenta por cobrar o una partida de propiedades, planta y equipo, o (b) externo, por ejemplo, las fluctuaciones en el valor de una moneda extranjera, los cambios en el poder adquisitivo de la moneda o la modificación de las tasas impositivas. Se considera devengado cuando se conoce, considerando su naturaleza y la posibilidad de cuantificarlo razonablemente en términos monetarios, por lo que se debe reconocer en la información financiera cuando esto ocurre.

El momento de reconocimiento de los eventos puede ser diferente de acuerdo con las leyes fiscales. El deterioro del activo generalmente se reconoce, y puede deducirse para efectos fiscales cuando el activo realmente se liquida. La liquidación de activos o pasivos en moneda extranjera generalmente se reconoce cuando ocurre el cobro o pago, y la modificación en las tasas impositivas hasta la fecha en que la ley está promulgada (publicada en el Diario Oficial de la Federación) y entra en vigor.

De acuerdo con la Norma de Información Financiera, NIF D-4, la modificación de leyes o tasas impositivas se reconoce cuando la ley está promulgada o sustancialmente promulgada. Se entiende que una ley está sustancialmente promulgada a la fecha de los estados financieros cuando, a dicha fecha, está aprobada y se promulga a más tardar a la fecha de emisión de los estados financieros.

Estas diferencias en la época de reconocimiento y, en general, entre el valor de los activos y pasivos determinados de acuerdo con las Normas de Información Financiera (NIF) y los determinados de acuerdo con las leyes fiscales, se conocen como “diferencias temporales”, de acuerdo con la NIF D-4, Impuestos a la Utilidad. Como parte de las diferencias temporales deben considerarse partidas que, a pesar de no tener valor contable en el balance general, sí tienen un valor fiscal, como el caso de un activo totalmente depreciado para efectos contables, pero no fiscales.

El impuesto diferido es a cargo o a favor de la entidad, atribuible a la utilidad del periodo y surge de las diferencias temporales, las pérdidas y los créditos fiscales.”

Las diferencias temporales pueden ser de dos tipos: deducibles y acumulables. Son deducibles las que, en periodos futuros, disminuirán la utilidad fiscal o incrementarán la pérdida fiscal, por lo que generan un activo por impuesto diferido. Son acumulables las que, en periodos futuros, incrementarán la utilidad fiscal o disminuirán la pérdida fiscal, por lo que generan un pasivo por impuesto diferido. Las diferencias deducibles incluyen también el impuesto relacionado con pérdidas fiscales por amortizar, determinadas de acuerdo con las disposiciones de la ley, y los créditos fiscales que, para efectos de esta norma, son importes a favor de la entidad que se pueden recuperar contra el impuesto a la utilidad causado y siempre que la entidad tenga la intención de hacerlo así.

En consecuencia, el impuesto diferido es el impuesto a cargo o a favor de la entidad, atribuible a la utilidad del periodo y que surge de las diferencias temporales, las pérdidas y los créditos fiscales. Dicho impuesto se devenga en un periodo contable (en el que se conoce) y se realiza en otro, lo que ocurre cuando se revierten las diferencias temporales, se amortizan las pérdidas fiscales o se utilizan los créditos fiscales. Asimismo, incluye el efecto que tendrá la deducibilidad de la Participación de los Trabajadores en las Utilidades (PTU) en el ejercicio en que se pague.

De acuerdo con la NIF D-3, Beneficios a los Empleados, debe reconocerse la PTU diferida sobre las diferencias temporales entre los valores contables y fiscales (para efectos de PTU) de los activos y pasivos de la entidad, en la misma forma que los impuestos a la utilidad, por lo que normalmente se engloban en  el término de impuestos diferidos.

El objetivo de la NIF D-4 es establecer las normas particulares de valuación, presentación y revelación para el reconocimiento contable de los impuestos a la utilidad, causado y diferido, durante el periodo contable. El causado se deriva del reconocimiento, para efectos fiscales, de ciertas operaciones de la entidad, en tanto que el diferido corresponde a operaciones atribuibles al periodo contable actual, pero que fiscalmente se reconocen en periodos diferentes.

El impuesto diferido del periodo debe reconocerse como un gasto en los resultados del periodo, excepto cuando se origine por: (a) una transacción o suceso que se reconoce fuera del resultado del periodo (en otros resultados integrales o en un rubro del capital contable) o (b) una adquisición de negocios, cuyos efectos se reconocen en el crédito mercantil, según la NIF B-7, Adquisiciones de Negocios.

Un adecuado reconocimiento de los impuestos diferidos requiere conocimientos tanto de las leyes fiscales como del conjunto de las normas de información financiera, no solamente de la NIF D-4, para estar en posibilidad de definir en qué situaciones los valores contables y fiscales de los activos y pasivos son diferentes para uno y otro propósito, así como para incluir en dicho reconocimiento las pérdidas fiscales por amortizar y los créditos fiscales.

C.P.C. Francisco Antonio Castro y del Valle
Integrante de la Comisión de Investigación de Información Contable del Colegio
fantoniocastro@hotmail.com

Facebook Comments

Related Articles

2 Comments

  1. JUAN JOSE
    JUAN JOSE junio 29, 13:06

    mi pregunta es:
    para efectos de iva , un pent house
    en construcción es gravado para iva

    Reply to this comment

Write a Comment

Clic para cancelar respuesta.

Búsqueda

Twitter

Hoy Lunes 22 de Julio de 2019 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de $18.80 Pesos vía https://t.co/FV2iYDjN8l

Encontrar talento que permita a las organizaciones descifrar sus datos y cuyo costo es elevado y los resultados inciertos; sobre todo si se considera que la fuga de talento es un riesgo latente. Un artículo de Jorge Ponga vía @VeritasOnlieMX.

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: