Veritas Online

Ejercicio Profesional

Impuesto sobre nóminas en la Ciudad de México: Naturaleza y recientes actos de fiscalización

Impuesto sobre nóminas en la Ciudad de México: Naturaleza y recientes actos de fiscalización
julio 01
2016

Este impuesto ha causado controversia entre el sector empresarial debido a la insistencia de los legisladores para agregar elementos ajenos a la naturaleza con la que fue creado, así como las dobles imposiciones.

Los impuestos indirectos, como el Impuesto Sobre Nóminas (ISN) previsto en el actual Código Fiscal del Distrito Federal (CFDF), desde su creación han sido seriamente criticados y combatidos judicialmente en más de una ocasión por el sector patronal y empresarial en nuestro país.

En el caso del ISN, la controversia es por la insistencia de los legisladores de los estados y de la Ciudad de México para agregar elementos a la base del impuesto que resultan totalmente ajenos a la naturaleza con la que fue creado, la cual tenía como primera finalidad gravar las erogaciones efectuadas por los patrones con motivo de la prestación de un servicio personal subordinado, es decir, gravar el salario pagado a los trabajadores, o cualquier otra remuneración recibida con motivo del desempeño de su trabajo.

La controversia también ha radicado en la doble imposición que se presume ha surgido en algunos casos.

ANTECEDENTES

De la constante asesoría que se otorga a los patrones en el tema en cuestión, se ha advertido la existencia de diversos actos de fiscalización de la Secretaría de Finanzas del Gobierno de la Ciudad de México, a través de las cuales se han generado créditos fiscales por concepto de diferencias y/u omisiones en el pago del ISN.

La constante en esas actuaciones, consiste en la revisión general de la nómina de los patrones, a efecto de determinar la totalidad de egresos generados con motivo del pago de salarios y demás prestaciones a la totalidad de los trabajadores, no importando en muchos casos el lugar o ciudad donde el trabajo se haya desarrollado.

FACULTADES DE FISCALIZACIÓN DE LAS AUTORIDADES

Es el CFDF el que en su contenido establece cuáles serán los procedimientos que la autoridad fiscal puede iniciar para efecto de ejercer facultades de fiscalización, precisando los siguientes:

[a] Visita domiciliarias.

[b] Revisión de información fuera de una visita domiciliaria (revisión de gabinete).

[c] Visitas de inspección y verificación.

[d] Revisión electrónica.
[e] Revisión secuencial de dictamen emitido por Contador Público Autorizado.

Debe señalarse que para el caso de aquellos patrones que dictaminan el cumplimiento de sus obligaciones fiscales, existe dentro del CFDF, disposición similar a la prevista en el Código Fiscal Federal, y a través de la cual se establece el beneficio para que estos patrones no puedan ser revisados directamente por la autoridad fiscal, sin que previamente se haya revisado el dictamen en cuestión, a excepción que este se haya presentado con abstención de opinión, opinión negativa, con salvedades que tengan implicaciones fiscales, o que dicho dictamen no reúna los requisitos establecidos en el citado Código.

Para el caso del ISN, el procedimiento más utilizado por la autoridad fiscal en la Ciudad de México ha consistido en la notificación de visitas domiciliarias, y desafortunadamente los actos de fiscalización se han realizado aún respecto de patrones dictaminados.

ISN Y SUS ELEMENTOS

A efecto de entender con exactitud el tema , y conocer la base sobre la causa el impuesto en cuestión, conviene en principio precisar el alcance y contenido de los artículos 156 y 158 del CFDF.

  • ARTÍCULO 156. Se encuentran obligadas al pago del Impuesto Sobre Nóminas, las personas físicas y morales que, en el Distrito Federal, realicen erogaciones en dinero o en especie por concepto de remuneración al trabajo personal subordinado, independientemente de la designación que se les otorgue.

Para los efectos de este impuesto, se considerarán erogaciones destinadas a remunerar el trabajo personal subordinado, las siguientes:

  • ARTÍCULO 158. El Impuesto Sobre Nóminas se determinará, aplicando la tasa de 3% sobre el monto total de las erogaciones realizadas por concepto de remuneraciones al trabajo personal subordinado.

Como se advierte en el contenido de los artículos, serán contribuyentes del ISN aquellas personas físicas o morales que en el Distrito Federal realicen erogaciones en dinero o en especie con motivo de remunerar el trabajo personal subordinado, siendo la base del impuesto el total de las erogaciones realizadas por concepto de remuneraciones al trabajo personal, y sobre las cuales se calculará 3% para la determinación del impuesto.

Como se ve, la parte fundamental de la generación del impuesto la constituyen las erogaciones que en dinero o en especie por concepto de remuneración al trabajo personal subordinado realicen los patrones en el Distrito Federal.

Ahora bien, es importante señalar que dicha disposición se encuentra dentro de una norma tributaria que rige en la Ciudad de México, antes Distrito Federal, y cuyos alcances en términos del artículo 121 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos solo tendrá efecto en su propio territorio, esto es, debe entenderse aplicable únicamente para los actos realizados en esta ciudad, y no así en territorio de otro estado.

En este sentido, debe entenderse entonces que las erogaciones a que hacen referencia dichas disposiciones, son aquellas que guardan absoluta relación con las actividades desarrolladas en la Ciudad de México, es decir, con el trabajo desarrollado en esta ciudad, y no así con la actividad que se realice en diverso Estado.

Lo anterior tienen razón de ser, ya que interpretar lo contrario llevaría a absurdos de recaudación sobre salarios pagados por actividades no desarrolladas en la Ciudad de México, pero que derivado de los avances de la Tecnología y la utilización de sistemas modernos de transmisión de datos, se han hecho desde cuentas bancarias abiertas en la Ciudad de México.

Bajo este tenor, es de gran ayuda atender al análisis realizado en la Jurisprudencia 2a. /J. 50/2014 (10a.), emitida por el más alto Tribunal, cuyo contenido rubro textual refiere: “Salario. el artículo 101, párrafo segundo, de la Ley Federal del Trabajo, al prever la posibilidad de que su pago se efectúe mediante depósito en cuenta bancaria, tarjeta de débito, transferencias o cualquier otro medio electrónico, no transgrede el numeral 123, Apartado a, Fracción x, de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos (Legislación vigente a partir del 1 de diciembre de 2012)”.

Conforme al criterio de Jurisprudencia que se precisa, el más alto Tribunal ha delimitado lo siguiente:

[1] Que resulta jurídicamente posible implementar como sistema de pago de salarios el depósito o la transferencia electrónica a una cuenta bancaria, dado que la norma constitucional no lo prohíbe.

[2] Que la introducción de los medios electrónicos como vía para el cumplimiento de las obligaciones a cargo de las empresas o contribuyentes solo tiene por finalidad simplificar a los contribuyentes tal cumplimiento, pero no modificar el criterio del domicilio fiscal como lugar de vinculación de los contribuyentes al cumplimiento de sus obligaciones.

En este sentido, y aunque la norma en cuestión resulta totalmente clara, en cuanto a generación de la base para el pago del impuesto, creemos que es necesario que los patrones delimiten de forma precisa en su contabilidad y registros los salarios pagados por concepto del trabajo generado en la Ciudad de México, y aquellos que aunque son pagados a través de una cuenta abierta en esta Ciudad, fueron prestados en diversa entidad federativa.

Lic. José Luis Sánchez García
Integrante de la Comisión Representativa ante Organismos de Seguridad Social
jlsanchez@mysa.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Sígueme en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: