Veritas Online

Ámbito Universitario

Impacto positivo: el emprendimiento social es posible

Impacto positivo: el emprendimiento social es posible
enero 01
08:00 2018

Este tipo de emprendimiento es aún más complicado que el tradicional, pero si se tiene como componente principal a la comunidad y se conoce y entiende la necesidad que se cubrirá, se puede obtener un beneficio para la humanidad y una ganancia del negocio.

Ante las circunstancias económicas actuales donde prevalece un limitado crecimiento, altos niveles de desempleo e informalidad, se abren oportunidades para aprovechar la capacidad emprendedora, de trabajo y fuerza de voluntad que se tiene entre la población.

En general, se puede decir que todos somos emprendedores; emprendemos una licenciatura, un noviazgo o una familia, la diferencia es que no todos tienen la habilidad de ser emprendedores empresarios y mucho menos emprendedores empresarios sociales; casos de éxito de emprendimiento tradicional hay un número importante y poco a poco nacen y se consolidan aquellos con énfasis social.

Estos dos tipos de emprendimiento no se contraponen, por el contrario, se complementan, cuentan con características distintas que los hacen únicos en su concepción y consolidación.

¿Qué se entiende por emprendimiento social? Por mucho tiempo se ha limitado el concepto a donaciones y a erradicar la pobreza; lo que realmente hace significativo es utilizar las capacidades emprendedoras con el objetivo de beneficiar a la humanidad, obteniendo un beneficio del negocio.

Significados existen muchos y muy diversos, todos se entrelazan en la búsqueda de mejorar las condiciones de vida de la sociedad. Charles Best, fundador de DonorsChoose.org dice que “el emprendimiento social debe hacerse de manera inteligente, persiguiendo un fin social basado en prácticas comerciales y perspicacia empresarial. Un emprendedor social exitoso es alguien que es a la vez un fabricante y un vendedor, no solamente se debe concebir una buena idea y ayudar a construirla, sino también se debe persuadir a otros a apoyarla y unirse a su comunidad”.

Todo comienza con una “idea loca”, con algo que aparentemente a nadie se le ha ocurrido, la meta es lograr el mayor impacto posible, por lo que se deben utilizar herramientas empresariales que permitan alcanzar un desarrollo eficiente y sustentable en todos los ámbitos que componen al emprendimiento.

Para saber si la idea que se tiene beneficiará a la sociedad, se debe dar respuesta a tres preguntas esenciales:

[1] ¿Para el emprendimiento es prioritario el impacto social y hacer un cambio en la vida de las personas?

[2] ¿El emprendimiento puede generar soluciones innovadoras y disruptivas que permitan cambiar el sistema y crear nuevos mercados?

[3] ¿El negocio implementará prácticas empresariales inteligentes que permitan generar una sustentabilidad financiera?

El modelo de negocio que se genere debe tener como componente principal a la comunidad, si en la mente se tiene como prioridad hacer dinero, lo mejor será olvidar esa idea y enfocarse a un negocio tradicional.

Existen distintos tipos de modelos de negocios sociales, aquellos que no buscan ganancias, los que sí y los híbridos. Las empresas sociales deben crear estructuras que les permita generar ganancias, que provean productos y servicios de calidad, que los mismos sean de bajo precio para que sean accesibles a las personas de menores ingresos y lo más importante que se logre demostrar el beneficio social.

Es importante eliminar la idea de las donaciones, se debe regresar la dignidad al segmento más vulnerable de la población haciéndolas copartícipes del desarrollo y beneficios de la empresa social.

 Para la fundación de una empresa social se tienen dos tareas inmediatas: encontrar un problema que sea una preocupación real para el emprendedor y concentrarse en entenderlo profundamente. Ambas tareas deben realizarse considerando a las organizaciones, instituciones e individuos que trabajan en la eliminación del problema. Normalmente se identifica y entiende el problema de manera simultánea, principalmente cuando este surge de la experiencia personal.

Para entender el problema se puede trabajar como voluntario en una organización o institución ya establecida, de esta forma se pueden innovar procesos para resolverlo de una manera más eficiente o incluso resolver otros que no se contemplaban.

Otro camino para generar soluciones es platicar con gente con experiencia, a través de ellos el emprendedor puede acercarse a los posibles clientes, el acercamiento debe ser respetuoso y las preguntas orientadas hacia el aprendizaje de cómo resolver el problema; esto facilitará el posicionamiento de los bienes o servicios que se pretenden generar, ya que se tendrá con una aprobación previa por parte de los consumidores.

Un consejo que dan emprendedores sociales exitosos es vivir la experiencia por un día; se refieren a crear empatía a través de una vivencia de la problemática y de esta forma obtener experiencia real que ayude a entender los problemas a los que se enfrenta la población a la cual se pretende impactar socialmente. Con esta vivencia se logra conocer de manera directa al cliente y su situación, es una realidad que los emprendedores sociales resuelven el problema desde la perspectiva del cliente, no desde la comodidad de una casa u oficina, el contar con la visión y presencia en el lugar o lugares donde se pretende implementar la empresa social genera una viabilidad del negocio.

Se debe crear una teoría del cambio, logrando que el producto o servicio elimine el problema detectado. Es un proceso que incluye los siguientes elementos:

Entradas: Se refiere a los productos o servicios que se ofrecerán a los clientes, se deben suponer las actividades que se requieren para generar el producto o servicio deseado por la comunidad.

Salidas: Se consideran a los productos o servicios que son realmente consumidos por la comunidad, los supuestos deben contemplar los sucesos que se conviertan en impacto social, al mismo tiempo se debe considerar lo que puede salir mal.

Resultados: Es la consecuencia del beneficio monetario y no monetario de la adopción del producto o servicio por parte del mercado objetivo, es recomendable contar con mediciones objetivas.

 Impacto: Se refiere a los efectos de largo plazo en el bienestar social del mercado objetivo, esto es el número de personas a los que la vida les ha cambiado, de qué manera, qué consecuencias tendrían si no utilizan el producto o servicio, cuál es el nivel de pobreza al que se está dando atención.

Emprender no es una tarea sencilla, el emprendimiento social es aún más complicado, por lo que es indispensable conocer y entender la necesidad que se va a cubrir, así como el impacto en la estabilidad financiera del negocio, uno lleva a lo otro, no son independientes, el producto o servicio debe generar un beneficio directo en la vida del consumidor y debe crear el beneficio financiero suficiente para que la empresa subsista y se convierta en un modelo de negocio escalable.

México cuenta con negocios sociales exitosos: Mezcal Amores, Capeltic, Glatt Stove y Vitaluz, por ejemplo; la mayoría de iniciativas han encontrado terreno fértil en las universidades, el encuentro de ideas entre la comunidad estudiantil ha favorecido su desarrollo. Entre más prácticas empresariales inteligentes se implementen en el mundo del emprendimiento social, mayor impacto positivo se generará en el empoderamiento de la gente y en la generación de empleo, lo cual ayudará al crecimiento económico y sostenido.

Prof. Abraham Isaac Vergara Contreras
Coordinador de Contaduría y Gestión Empresarial
Departamento de Estudios Empresariales
abraham.vergara@ibero.mx

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: