Veritas Online

Ámbito Universitario

Formadores de la ética: El futuro de la profesión

Formadores de la ética: El futuro de la profesión
abril 01
2016

Los contadores públicos docentes tienen la tarea de formar profesionales con competencia, donde la ética debe estar incluida como parte de una formación integral para los universitarios y en la que el docente debe predicar con el ejemplo.

El proceso de formación de los nuevos contadores dentro de las instituciones de educación superior (universidades, institutos, tecnológicos, facultades, escuelas, etcétera) tiene que transitar por un importante componente ético, no solo por la existencia en los currículums, de asignaturas relacionadas con ética general o con la ética  profesional; sino, muy importante, con el ejemplo de quienes contribuimos en esa formación, en dos sentidos: primero, con relación a la forma en que actuamos en ese medio académico, y segundo, no menos importante, con el conocimiento del planteamiento normativo en la materia, en concordancia con el Principio Fundamental de Diligencia y Competencia Profesional que señala: “El mantenimiento de la competencia profesional requiere atención continua y el conocimiento de los avances técnicos, profesionales y de negocios. El desarrollo profesional continuo le permite al contador público desarrollar y mantener sus capacidades para desempeñarse de manera competente dentro del entorno profesional”.

Hoy, al hablar de educación, es común escuchar el término competencia; entendemos por competencia el conjunto de conocimientos (asociados con el saber), habilidades (relacionadas con el hacer) y actitudes (relacionadas con el ser); es decir, es un todo integrado. En general, el planteamiento del Código de Ética Profesional hace necesaria la competencia técnica del contador público, que implica contar con la capacidad de identificar las amenazas al cumplimiento a los principios fundamentales; de evaluar su nivel y de contar con la formación que permita aplicar salvaguardas para eliminar esas amenazas o reducirlas a un nivel aceptable.

A partir de ello, es necesario comprender que las competencias en materia de ética trascienden el nivel de conocimiento y se elevan al nivel de identificación y evaluación. Desarrollar estas habilidades a partir del conocimiento tiene que ser materia específica del curso de ética profesional, evidentemente, con un actuar profesional del titular del curso; eso sería congruencia traducida en enseñar con el ejemplo, como lo dice una frase popular: “las palabras mueven, el ejemplo arrastra”.

Las competencias del contador público en materia de ética trascienden el nivel de conocimiento y se elevan al de identificación y evaluación.”

Sin embargo, más allá de ese curso en particular y durante toda la formación de licenciatura hay una corresponsabilidad a cargo de todos los que somos formadores de colegas, en cualquiera de las disciplinas en que participamos (contabilidad, costos, finanzas, impuestos, auditoría, etcétera) estamos ligados a desempeñarnos en esta función bajo las siguientes guías establecidas en la parte D del Código de Ética Profesional; el contador público docente:

  • Debe orientar a sus alumnos para que en su futuro ejercicio profesional actúen con estricto apego a las normas de ética profesional.
  • Está obligado a mantenerse actualizado en las áreas de su ejercicio, a fin de transmitir al alumno los conocimientos más avanzados de la materia existentes en la teoría y práctica profesionales.
  • Debe dar a sus alumnos un trato digno y respetuoso, instándolos siempre a su constante superación.
  • Debe observar el principio fundamental de confidencialidad al abordar datos o información reales, a menos que sea información pública o que reciba autorización para ello.
  • En sus relaciones con los alumnos deberá abstenerse de hacer comentarios que perjudiquen la reputación o prestigio de alumnos, catedráticos, otros contadores públicos o de la profesión en general.

Con relación al principio fundamental de objetividad aplicado en la evaluación de los estudiantes, el contador público en el  ejercicio de la docencia debe dar a conocer al inicio del curso los elementos que formarán parte de la calificación final, procurando hacer un reconocimiento de los tres aspectos que forman la competencia. Durante el curso y al concluirlo deberá recoger elementos que le permitan hacer esa valoración alejada de la subjetividad, de los vínculos que se desarrollan por el trato, y nunca encontrando en la evaluación un mecanismo sancionador.

El desempeño del contador público docente debe ser el resultado del ejercicio de su actividad, observando los cinco principios fundamentales: integridad (que comprende honestidad, lealtad y veracidad), objetividad (actuación fundada en el juicio profesional), diligencia y competencia profesional (desempeño con oportunidad, observando normas técnicas, implica estar actualizado), confidencialidad (como se señaló anteriormente) y comportamiento profesional (evitando actitudes que afecten a la profesión y a quienes la ejercen, así como observar las disposiciones normativas relevantes).

Independientemente de la institución académica, la responsabilidad es inmensa, el prestigio de la profesión y la búsqueda por el servicio profesional alineado al interés público están directamente relacionados con nuestro desempeño y nos llaman a ejercer esta actividad con compromiso ético, el futuro de la profesión, en nuestras manos está.

L.C. y A.C. Héctor Torres Sánchez
Integrante de la Comisión de Docencia y Líder de la carrera de Contaduría Pública EBC Tlalnepantla
h.torres@ebc.edu.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Búsqueda

Twitter

Conoce la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, las actividades vulnerables a las que se refiere,así como el calendario para hacer las declaraciones correspondientes. https://t.co/fSKb3VsQgc
Vía: @VeritasOnlineMX

Para garantizar la relación entre los comités de auditoría, auditores externos y autoridades, se debe procurar la estabilidad de los sistemas financieros en protección de los ahorradores y el público inversionista. Un artículo de Eduardo Gómez Alcalá. Vía @VeritasOnlineMX.

Hoy Lunes 15 de Julio de 2019 el tipo de cambio promedio del dólar en México es de $18.81 Pesos vía https://t.co/zBzkkaqFN3

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: