Veritas Online

Ámbito Universitario

Formación para Contadores Públicos: Un modelo mixto

Formación para Contadores Públicos: Un modelo mixto
noviembre 01
00:05 2014

El nuevo mundo exige que los profesionales de la Contaduría encuentren un equilibrio entre la educación presencial y las nuevas herramientas tecnológicas que nos ofrece el método de e-learning.

Las tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) están tomando cada día más auge en nuestras vidas. La educación no está al margen de estos cambios. En esto estriba la importancia de la presencia del internet en nuestra sociedad, cada día más comprometida con estos cambios; es lógico que aprovechemos los recursos que nos ofrece para facilitar las cosas en ámbitos como la educación.

Estos cambios ya se pueden observar de manera notable. El número de estudiantes que han realizado un curso a distancia es cada vez mayor, y 66% de las universidades a nivel de América Latina y ofrecen online, también llamada “a distancia”.

¿ONLINE O PRESENCIAL?

La educación online o a distancia es aquella forma de enseñanza en la cual los estudiantes no requieren asistir físicamente al lugar de estudios. En este sistema, el alumno recibe el material de estudio, personalmente, por correo postal, correo electrónico u otras posibilidades que ofrece el internet.

Al aprendizaje desarrollado con las nuevas tecnologías de la comunicación se le llama aprendizaje electrónico. La plataforma más utilizada actualmente para estas modalidades es la llamada Moodle. En esta, el alumno ajusta su tiempo a sus necesidades, al igual que le permite estar en contacto directo y de manera continua con el uso de las herramientas tecnológicas, las cuales son necesarias para desempeñarse profesionalmente en esta sociedad.

De esta manera el alumno desarrolla una alta capacidad para autorregular su propio aprendizaje, favoreciendo sus actitudes y valores de responsabilidad, disciplina y compromiso para lograr ser autónomo, característica fundamental en el Contador Público. En esta modalidad, el alumno juega un rol activo, pues desarrolla estrategias intelectuales importantes para hacer tareas colaborativas, comunicarse efectivamente y ser creativo e innovador.

Es importante entender que esta modalidad también puede tener sus desventajas; al eliminarse la interacción social en presencia, la comunicación se reduce a un solo canal y resulta menos profunda. Ante esto, es necesaria una intervención activa del docente-tutor en el feedback para subsanar a tiempo posibles errores, y evitar posibles retardos en la retroalimentación que pueda generar desmotivación en el alumno e impida su aprendizaje.

Por otra parte se le llama educación presencial a aquella que es recibida por el alumno en el aula de clases, esta permite una interacción más “cercana” entre el instructor y los alumnos; sin embargo, condiciona la participación de algunos estudiantes, y no ofrece una flexibilidad de horarios ni una actualización de contenido de la misma manera que las modalidades de las tecnologías e-learning. Estas últimas se caracterizan por ser propuestas centradas en el alumno que promueven la interacción y la colaboración con el tutor y, entre pares, manipularse.

Otro aspecto que es necesario destacar es que la educación presencial tradicional hace uso de distintos elementos de investigación como libros, revistas, videos e internet. Debemos hacer una búsqueda in situ, en el aula para terminar nuestro trabajo. En el caso de la educación a distancia, básicamente la información la tenemos de manera inmediata gracias al internet.

Al aplicarse la modalidad presencial se promueve el aprendizaje significativo, pues al implementar estrategias didácticas teórico-prácticas, se encamina al significado de los contenidos, y a consultar dudas en el momento.

En la formación del Contador Público se debe incluir el término blended learning, pues contribuirá a mejorar sus procesos educativos

Otro aspecto considerado como fundamental es que se mantiene el contacto humano entre el docente y los alumnos, el cual le permite al profesor propiciar el pensamiento sistémico, y entre los alumnos el aprendizaje colaborativo, tan necesario hoy en día.

MODELO MIXTO: UN RETO

Actualmente en los países de América Latina, especialmente México y Venezuela, el sistema presencial de las instituciones universitarias de educación superior está enfrentando un gran reto: proporcionar experiencias de aprendizaje que atiendan las necesidades de la sociedad del siglo XXI, puesto que está cambiando, como resultado del surgimiento de la era de la sociedad del conocimiento y la interacción, en la cual las TIC tiene un rol preponderante.

Es una realidad entender que este fenómeno se venía vislumbrando años atrás, y que en estos nuevos escenarios es necesario que en la educación superior, especialmente donde exista la formación universitaria de los futuros Contadores Públicos, se deban incorporar procesos educativos de enseñanzaaprendizaje soportados por las TIC, y en la que se combinen la modalidad escrita, oral y audiovisual de la comunicación humana por medio de un hipertexto y un metalenguaje.

La nueva tendencia de la sociedad del conocimiento exige estrategias más allá del dictado y las conferencias magistrales en un salón de clase. En este sentido, las TIC proporcionan una gran variedad de servicios didácticos y pedagógicos.

En la formación universitaria del Contador Público es importante incluir el término blended learning o sistema mixto de aprendizaje, ya que contribuiría a mejorar tantos procesos educativos específicos de enseñanzaaprendizaje, como el soporte que se brindará a la docencia y a la investigación, lo que ocasionará un cambio en la cantidad y calidad de la información, así como en el modo en que se codificará y se accederá a ella.

Una verdadera innovación del sistema educativo en la formación del Contador Público implicaría necesariamente generar un modelo que esté compuesto por la instrucción presencial y que tenga la funcionabilidad del aprendizaje en línea, para que el docente pueda también ejercer su función en dos frentes: como asesor online (tutorías no presenciales) y como educador tradicional (cursos presenciales), y donde se aprovechen todos los recursos que ofrece la información y el internet para proporcionar al alumno una gran cantidad de herramientas didácticas.

En conclusión, es importante acotar la necesidad de unificar el aprendizaje (b-learning y en línea e-learning), pues sería un método pedagógico que respondería de manera efectiva a los retos emergentes que se plantea el egresado de Contaduría Pública, puesto que combinan la enseñanza presencial con la tecnología no presencial. La idea central sería seleccionar los medios y métodos tecnológicos adecuados.

Lic. Leisy Rumbos de Jiménez

Integrante de la Comisión de Docencia del Colegio

leisy_elena@hotmail.com

Facebook Comments

Related Articles

1 Comment

  1. Gisela Hernandez
    Gisela Hernandez noviembre 20, 01:24

    Muy completo y actual este artículo. Felicitaciones.

    Reply to this comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: