Veritas Online

Internacional

Fiscalización electrónica en comercio internacional

Fiscalización electrónica en comercio internacional
marzo 01
2020

Según las prácticas de comercio exterior, en México se deben usar medios electrónicos para realizar operaciones de compraventa. Aquí se presentan las consideraciones que dicta la legislación en la materia.

El comercio exterior en México representa una actividad de suma importancia para los diversos sectores económicos, ya sea para proveerse de mercancías del extranjero, para continuar con sus procesos productivos o comerciales o para vender sus productos a otros países, dentro de la dinámica creciente que demandan las operaciones de compraventa entre ellos.

En la actualidad, una transacción comercial internacional toma sólo minutos y la documentación resultante es transmitida por medios electrónicos, a diferencia de épocas pasadas cuando se entregaba o recibía por medio de empresas de mensajería.

En este sentido, la legislación mexicana indica en la Ley Aduanera, Reglamento y Reglas de Carácter General, así como de manera supletoria en el Código Fiscal de la Federación (CFF), las obligaciones que deben cumplir en la documentación, avisos, declaraciones, etcétera, que se presenten ante el Sistema Electrónico Aduanero (SEA), por el propio contribuyente o bien por medio de agencia aduanal o representante legal, para llevar a cabo las operaciones de comercio exterior por cuenta del importador o exportador.
Así, las facultades de comprobación de las autoridades fiscales incluyen la fiscalización por medios electrónicos de conformidad con las siguientes disposiciones:

  • Normatividad de comercio exterior (diciembre 2013). En los cambios establecidos por esta normatividad se indica que la documentación (datos o información) relativa a operaciones de comercio exterior deberá transmitirse a través del SEA mediante documento electrónico, digital o equivalente.

Esto obliga a los contribuyentes a trasmitir sus comprobantes fiscales o cualquier información que se haya generado en sus operaciones de comercio exterior por medio del SEA y conservarlos por los plazos establecidos en el CFF.

  • Pedimento electrónico (2018). A mediados de ese año surgió la figura del pedimento electrónico, el cual es el generado y transmitido de manera electrónica al Servicio de Administración Tributaria (SAT) y en el que se informa del objeto importado o exportado.
  • SAT. Tiene la facultad de practicar revisiones electrónicas a los contribuyentes que importen o exporten, efectuadas mediante el uso de las Tecnologías de Información (TI) para ejercer sus facultades de comprobación, así como para optimizarlas y ampliarlas, ya que genera perfiles con toda la información de los importadores, exportadores y agentes aduanales mediante la consulta remota de pedimentos y documentación anexa, al monitorear en tiempo real la información del flujo de las operaciones de comercio exterior para determinar el grado de riesgo que representa el contribuyente de acuerdo con estos criterios.

Asimismo, el documento transmitido al SEA tiene valor legal y probatorio, y debe conservarse en el formato en que se haya generado y en el archivo electrónico, en los lugares y por los plazos previstos en el CFF, como parte integrante de la contabilidad cuando las autoridades fiscales lo soliciten en el ejercicio de sus facultades de comprobación.

En caso de existir discrepancias entre la información del documento electrónico o digital recibido en el SEA, respecto del archivo electrónico, prevalecerá el primero, salvo prueba en contrario que los interesados puedan aportar en caso de requerimiento por parte de la autoridad aduanera.

Otra obligación de los importadores y exportadores es integrar sus expedientes electrónicos con la documentación de cada operación de comercio exterior y sus anexos y acuses de trámite generados, los cuales se deben conservar en la contabilidad de la empresa.

Si bien la obligación de contar con los expedientes electrónicos inició el 22 de diciembre de 2018, la de integrar los archivos documentales y digitales se da a partir del 10 de diciembre de 2013. Con base en lo anterior, se recomienda hacerlo desde el inicio de las operaciones de importación y exportación y, en caso de no conservarlos o de que se encuentren incompletos, es posible solicitarlos a los agentes aduanales.

Conclusiones

Es importante que los contribuyentes tengan la posibilidad de cumplir con cualquier requerimiento en materia de comercio exterior por medios electrónicos, ya que en la actualidad las autoridades fiscales los realizan por medio del buzón tributario, con sólo 10 días hábiles de plazo para dar respuesta a los mismos.

Cabe hacer mención de que el uso de medios electrónicos para realizar operaciones de compraventa a nivel internacional y su comprobación se han establecido en México para adecuarse a las prácticas comerciales que indican organismos internacionales, tales como la Organización Mundial del Comercio (OMC) y la Organización Mundial de Aduanas (OMA), que demanda la creciente dinámica del comercio internacional entre los países.

L.E. Ernesto Cervera Morales
Socio de Comercio Exterior en BHR ENW México Group, S.C.
ecervera@bhrewmx.com.mx

Facebook Comments

Related Articles

Búsqueda

Síguenos en Twitter

A %d blogueros les gusta esto: