Veritas Online

Control Interno

Firmas de Contadores Públicos: Enfoque en la calidad

Firmas de Contadores Públicos: Enfoque en la calidad
octubre 01
08:00 2015

Una estrategia eficaz para implementar un adecuado sistema de control interno es seguir las normas y procedimientos de auditoría; son una oportunidad para prevenir y corregir problemas en la calidad.

¿Hace cuánto fue la última vez que analizamos lo trascendental que es para nuestras firmas contar con un adecuado control interno? A pesar de tener una conciencia profesional sobre lo primordial que es en cualquier entidad, hemos observado la inexistencia de este en la estructura administrativa de la mayoría de las firmas pequeñas y medianas de Contadores; de ahí lo vital de tener claro que la ausencia de dichos procedimientos de control interno ocasiona problemas enfocados directamente a la calidad de los servicios que presta cada firma.

De acuerdo con las normas y procedimientos de auditoría, el control interno debe tener una estructura básica dentro de la organización, cuya finalidad, en el caso de las firmas de Contadores, sea el establecimiento de políticas y procedimientos que aseguren la prestación de un servicio de calidad que cumpla con la norma emitida por la profesión al respecto.

En 2009 el Instituto de Contadores Públicos de México (IMCP) emitió una nueva norma denominada Control de Calidad Aplicable a las Firmas de Contadores Públicos que desempeñan Auditorías y Revisiones de Información Financiera, Trabajos para Atestiguar y Otros Servicios Relacionados, cuyo objetivo principal es establecer el marco de referencia a la que deberá́ sujetarse la actuación del Contador Público cuando lleve a cabo los trabajos que se indican en la misma. Establece los requerimientos para que el desempeño del Contador Público, al llevar a cabo trabajos de auditoría y revisiones de información financiera o trabajos de atestiguamiento, sea bajo estándares internacionales, y que requiere el establecimiento de controles y programas que soporten la calidad de su trabajo.

Dicha norma en conjunto con el Boletín 3020, Control de calidad para trabajos de auditoría, comenzaron a tener vigencia a partir del 1 de enero de 2010. Desde su fecha de emisión, el IMCP en conjunto con el Colegio de Contadores Públicos de México se han dado a la tarea de ampliar su difusión y preparar al gremio para su adopción; sin embargo, como todo cambio hacia lo desconocido ha causado controversia. Por ello es importante identificar los beneficios que, bajo una correcta aplicación y supervisión de la misma, puede traer a nuestra firma, proporcionándonos una guía de evaluación de nuestro control interno.

Dentro de la estructura de la norma se hace referencia a varios factores que forman parte de los elementos del control interno como la planeación, organización y dirección del trabajo; plantea diferentes conceptos que involucran la correcta administración del recurso humano, abarcando desde la comunicación y validación del personal de la firma hasta el trato en la retención y aceptación de clientes.

Asimismo nos hace énfasis en estar apegados a la normatividad correspondiente, aplicando las Normas Internacionales de Auditoría y el Código de Ética Profesional desde el proceso de programación, elaboración y entrega de nuestro trabajo hasta la evaluación del proceso administrativo dentro de la firma. Finalmente nos indica que toda esta supervisión debe ser documentada y validada para que pueda ser sujeta de una revisión por personas capacitadas. Es por ello que si analizamos todo el contenido de la Norma de Control de Calidad (NCC) es sencillo dilucidar que su objetivo es hacer una evaluación al control interno de nuestra firma.

Esta nueva norma da una guía de cómo implementar los procedimientos adecuados que permitan documentar y validar el control interno. Es cierto que la misma norma obliga a tener un encargado del control de calidad y que en teoría es el responsable de observar el cumplimiento de la misma, quien debe estar evaluando permanente e independientemente del Sistema de Control Interno, verificando que se encuentre
operando efectiva y eficientemente; también es responsable ante los niveles de dirección de la organización de garantizar que los resultados de la revisión y las recomendaciones efectuadas sean objeto de consideración y decisiones adecuadas, recomendar cambios en las diferentes fases del despacho, corregir errores y revelar la ineficiencia. Sin embargo, ¿quién vigila el desempeño y resultado de este trabajo?

El control interno debe tener una estructura básica dentro de la organización, cuya finalidad sea establecer políticas y procedimientos que aseguren un servicio de calidad.”

La NCC habla también de las revisiones de calidad a las que estarán sujetas nuestras firmas de Contadores, así como los criterios a considerar en los trabajos en revisión como naturaleza del trabajo, identificación de circunstancias inusuales o de riesgo en el desarrollo del mismo, que dicho trabajo sea desempeñado de acuerdo con las normas profesionales vigentes, entre otros; es decir, evaluará todos los elementos considerados en la implementación de nuestro control interno ya enriquecido con la aplicación de la norma de control de calidad.

Es exactamente en este punto donde se resalta la importancia que cobra la revisión, la cual permitirá tener una opinión externa sobre dicho control interno y en su caso observaciones y sugerencias que podremos aplicar para obtener mejores resultados.

Cada día el marco regulatorio y legal al que está apegado la profesión va cambiando y evolucionando, obligándonos a cumplir diferentes exigencias, lo cual conlleva a que las políticas y procedimientos de cada una de nuestras firmas se tengan que adaptar para mantenernos en constante actualización con la información, para que siempre coincidan esos cambios con la adaptación que se deberá́ hacer al control interno.

 Si esta vez logramos ver con otros ojos la emisión y aplicación de esta nueva norma podremos vislumbrar que más allá de ser una nueva obligación a cumplir representa una oportunidad para nuestras firmas, ya que además de ayudarnos a evaluar si existe y es eficaz y eficiente nuestro Sistema de Control Interno, nos permite evitar, prevenir y corregir problemas en la calidad de nuestros servicios prestados, ayudándonos a ser una firma más competitiva, optimizando todos nuestros recursos financieros, materiales y humanos.

L.C. y E.A.D. Karla Castellanos González
Integrante de la Comisión de Auditoría del Colegio
karla.castellanos@gmail.com

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

A %d blogueros les gusta esto: