Veritas Online

Affectio Societatis

Filosofía de las cuentas

Filosofía de las cuentas
mayo 01
2016

Don Ramón Cárdenas Coronado,  distinguido contador público mexicano y contador Benemérito de las Américas, escribió: “Los primeros indicios fehacientes de la escritura y de los números como medio de expresión de las ideas y de la cuenta de las cosas, antecedente forzoso de la contabilidad primitiva, han sido situados en la pintura rupestre, la primera manifestación artística del hombre, en las inscripciones en piedra y utensilios o tablillas de barro cocido, encontrándose en diversos lugares de Europa, Asia, África y aun de América, algunos de los cuales hacen suponer la existencia de culturas más o menos avanzadas hacia los 10,000 años antes de nuestra era”.

En el capítulo 9 del Génesis, primer libro de la Biblia, el Creador dice: “Al hombre le pediré cuentas de la vida de sus semejantes, y a esta expresión ha precedido a la encomienda de multiplicarse, llenar y cuidar la tierra”.

Podemos afirmar que en rendir cuentas el sentido es responder, y esta acción debe entenderse como contestar, satisfacer a quien te pidió hacer algo.”

El Diccionario de la lengua española explica que “el verbo rendir, junto con algunos nombres, toma la significación del que se añade, así en rendir gracias, el sentido es agradecer; en rendir obsequios, obsequiar.

¿Qué significación tomaría el verbo rendir junto con el sustantivo “cuentas?”. Pues tal y como se desprende del texto bíblico antes citado, podemos afirmar que en rendir cuentas el sentido es responder, y esta acción debe entenderse como contestar, satisfacer a quien te pidió hacer algo. Aquí surge el principio fundamental de todo individuo, por el que reconoce las consecuencias de su libre aceptación a cumplir un acto determinado. Es, pues, una verdad ontológica, que trata del ser en general y de sus propiedades trascendentales, es decir, de aquellas que revisten la mayor importancia y gravedad. Esto es filosofía pura, y el acto subyace en la ética.

Estas reflexiones han llevado a muchos investigadores y estudiosos de la gobernabilidad y de las ciencias políticas, económicas y jurídicas, además de los filósofos, a identificar la rendición de cuentas con el principio superior de la responsabilidad.

¿Y nosotros, los contadores públicos, qué tenemos que decir?

Ante la consideración expuesta  de que rendir cuentas es cumplir un mandato, es decir, alcanzar un objetivo, debemos recordar que el control interno es un proceso establecido con el fin de proporcionar una garantía razonable para el logro de objetivos; en consecuencia, se trata del instrumento necesario para rendir cuentas.

¿Tenemos presentes estas ideas al evaluar, como auditores, la efectividad del control interno?; cuando asesoramos a nuestros clientes en el diseño de un sistema o proceso de control interno, ¿consideramos el propósito superior de que ha de contribuir a satisfacer los mandatos del público? ¿Nos queda claro que un componente fundamental del proceso de control interno es la declaración de los valores y principios éticos de la organización… y de nosotros mismos?

C.P. Jorge Barajas Palomo
Expresidente del IMCP y Secretario Técnico del SUG
sarajab@prodigy.net.mx

Facebook Comments

Related Articles

0 Comments

No Comments Yet!

There are no comments at the moment, do you want to add one?

Write a comment

Write a Comment

Búsqueda

Twitter

Encontrar talento que permita a las organizaciones descifrar sus datos y cuyo costo es elevado y los resultados inciertos; sobre todo si se considera que la fuga de talento es un riesgo latente. Un artículo de Jorge Ponga vía @VeritasOnlieMX.

¿Qué es el "impuesto de la muerte? Se aplica cuando se tiene una propiedad o cuenta en EU pero el propietario no es ciudadano americano y se cobra con base en un análisis de quién fue el que aportó el recurso para la adquisición del activo https://t.co/skeYtrUF8P
@VeritasOnlineMX

Load More...
A %d blogueros les gusta esto: