Veritas Online

Finanzas y Administración

Fibra E, instrumentos para el financiamiento en el Mercado de Valores

Fibra E, instrumentos para el financiamiento en el Mercado de Valores
septiembre 01
2020

Ésta es la sexta parte de una serie de publicaciones sobre cómo las empresas pueden obtener financiamiento a través del mercado de valores. En la edición anterior se vieron los CKD, CBFI y CERPIS, ahora se describirá la fibra E y la normatividad bursátil aplicable.

En 2015, se crearon los Certifi­cados Bursátiles Fiduciarios de Inversión en Energía e Infraes­tructura (Fibra E) como un nuevo ve­hículo de inversión que permitirá a inversionistas estratégicos públicos y privados, monetizar sus activos cons­truyendo nueva infraestructura sin per­der el control operativo de su empresa, obteniendo capital a un costo más bajo que el de los financiamientos tradicionales.

La Circular Única de Emisoras (CUE), en su artículo 1, fracción V, de­fine a las Fibra E como “los certificados emitidos por fideicomisos de inversión en energía e infraestructura que sean constituidos de conformidad con las disposiciones fiscales aplicables, cu­yos recursos de la emisión se desti­nen a la inversión directa o indirecta en sociedades, proyectos o activos de energía o infraestructura”. Por ello, se puede decir que son instrumentos emitidos por un fiduciario y los recursos de la emisión se invierten en proyectos de energía e infraestructura, que cuenten con activos que deberán cumplir ciertos requisitos, para que, a su vez, generen flujos recurrentes estables.

El fideicomitente, que se conoce como patrocinador, es quien aporta su participación accionaria, parcial o total, de sociedades promovidas cons­tituidas en México que se dediquen a las actividades exclusivas para cumplir con los requisitos fiscales. A cambio el inversionista que aporta los recur­sos recibirá certificados bursátiles fiduciarios que le darán derecho a los flujos futuros que genere el proyecto de la Fibra E.

Como otros vehículos alternativos, requiere de un administrador que po­dría ser el mismo patrocinador o cual­quier otro que éste mismo controle, el cual gestionará los activos, de confor­midad con los términos y condiciones del Contrato de Administración res­pectivo y los documentos de la emi­sión y estará sujeto a lo previsto en el artículo 7, fracción VIII, inciso a), numeral 9, de la CUE.

Además, deberá considerar:

  • Los términos y condiciones a los que se ajustará en el ejercicio de sus facultades de actos de administra­ción y de dominio.
  • El esquema de compensación, comisiones e incentivos, el cual debe establecerse de manera que cuide en todo momento los intereses de los tenedores.
  • Su régimen de responsabilidad, in­cluyendo el pago de daños y perjuicios, salvo que se hayan pactado penas convencionales.
  • La obligación de entregar al comité técnico, al representante común y a los tenedores de certificados bursátiles fiduciarios de inversión en energía e infraestructura que lo soliciten, un informe trimestral sobre el desem­peño de sus labores, así como toda la documentación que se le pida en el cumplimiento de sus funciones, mismas que deberá desempeñar de forma diligente, actuando de buena fe y pensando en el mejor interés, tanto del fideicomiso como de los tenedores.

El gobierno corporativo es fundamental

En este tipo de estructuras, la figura de gobierno cor­porativo da transparencia a la información y confian­za al inversionista. En el artículo 7, fracción VIII, inciso a), numeral 1, se definen las funciones de la asamblea de tenedores que deberá reunirse, previa convocatoria que realice el fiduciario o representante común con al menos 10 días de anticipación, a través de las bolsas de valores donde coticen los certificados. Tendrá las facultades mínimas siguientes:

  • Resolver sobre los cambios en el régimen de inver­sión del patrimonio fideicomitido.
  • Definir las reglas para contratar cualquier crédito o préstamo con cargo al patrimonio del fideicomiso, por el fideicomitente, administrador del patrimonio del fideicomiso o a quien se le encomienden dichas funciones, o por el fiduciario. Estas reglas deberán establecer el límite máximo de endeudamiento e índice de cobertura de servicio de la deuda que pretendan asumir.
  • Realizar la remoción y sustitución del administrador del patrimonio del fideicomiso o a quien se le encomienden dichas funciones, de conformidad con las causas que para tal efecto se establezcan en el contrato del fideicomiso o en el contrato de administración, con el voto favorable de al menos 66% de los certificados bursátiles fiduciarios en circulación.

Derechos de los tenedores

En el inciso a), numeral 2 del artículo antes mencionado, se describen sus derechos:

  • Oponerse judicialmente a las resoluciones de las asambleas generales de tenedores, cuando en lo indi­vidual o en su conjunto representen 20% o más del nú­mero de certificados en circulación, y siempre que los reclamantes no hayan concurrido a la asamblea o hayan dado su voto en contra de la resolución de que se trate.
  • Ejercer acciones de responsabilidad en contra del administrador del patrimonio del fideicomiso o a quien se le encomienden las mencionadas funciones por el incumplimiento a sus obligaciones, cuando en lo individual o en su conjunto representen 15% o más del número de certificados en circulación.
  • En lo individual o en conjunto, de cada 10% del núme­ro total de certificados en circulación, podrán designar a un integrante del comité técnico. También, solicitar al representante común que convoque a una asamblea general de tenedores, así como que se aplace por una sola vez, durante tres días naturales y sin necesi­dad de nueva convocatoria, la votación de cualquier asunto respecto del cual no se consideren suficien­temente informados.
  • Tener a su disposición de forma gratuita y al me­nos 10 días naturales antes de la asamblea general de tenedores (en el domicilio que se indique en la convocatoria), la información y documentos relacionados con los puntos del orden del día. 

¿Cómo se integra el comité técnico?

Por último, en el numeral 3 se explica que el comité técnico deberá formarse con un máximo de 21 inte­grantes. La mayoría deberá ser independiente y tendrá estas facultades indelegables:

  • Verificar el desempeño del administrador del patri­monio del fideicomiso.
  • Revisar el informe trimestral que, al efecto, presente el administrador del patrimonio del fideicomiso.
  • Solicitar al administrador del patrimonio del fideico­miso, dentro de los plazos y en la forma que el comité técnico establezca, toda la información y documenta­ción necesaria para el cumplimiento de sus funciones.
  • Solicitar al fiduciario o representante común que convoque a una asamblea general de tenedores y pedir que se inserten en el orden del día de dichas asambleas, los puntos que estime pertinentes cuando detecte incumplimientos graves a las obligaciones del administrador del patrimonio del fideicomiso.

C.P. y P.C.P.L.D. Roberto Córdova Tamariz
Integrante del consejo editorial de la revista Veritas
Director de Listado en Bolsa Institucional de Valores
rcordova@biva.mx

Related Articles

Búsqueda